Compartir
Publicidad

Keep Out F90: análisis

Keep Out F90: análisis
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras darle un buen repaso al ratón X9 de Keep Out llega el momento de hacer lo propio con otro de sus productos bandera para jugadores, el teclado F90. Como en el caso del otro periférico, aquí encontramos un producto muy completo que cumple con lo prometido pero al que no se le puede pedir mucho más.

Estamos ante una opción asequible para aquellos que quieren darse un pequeño lujo, pero lejos de ser el teclado definitivo sí es una buena opción para jugar más cómodos y acceder a más opciones tras darle puerta al teclado que nos regalaron con el PC. Vamos a conocerlo en profundidad.

F90

Un teclado asequible para los que buscan algo más

Lo más destacado del diseño del teclado F90 es lo grande que llega a ser, entre las teclas laterales y las superiores se va hasta los casi cincuenta centímetros de ancho y 20 de largo, un monstruo que sin embargo refleja el precio de coste de los materiales en el peso, tremendamente ligero.

Cuatro barras antideslizantes evitan que dicha ligereza haga resbalar al teclado cuando estamos en mitad de la acción de un juego, pero las dos patas extraíbles, de apariencia bastante frágil, restan algo de estabilidad sobre la mesa.

Es cómodo tanto para jugar como para escribir, pero los compañeros de Cataluña tendrán que tener cuidado al verse desplazada la tecla cedilla para hacer más accesible que el meñique llegue a un intro más alargado de lo habitual.

El resto sin problemas más allá de algunas teclas cuya pintura ha saltado dejando hueco al plástico inferior. Podéis verlo en la imagen que hay a continuación, ese punto que está justo al lado del logo no es una mota de polvo.

F90

Jugando con el teclado F90

El teclado F90 cuenta con un cable de nylon con conexión USB y en la caja también encontramos ocho teclas intercambiables que brillan en la oscuridad, para alcanzar el WASD lo más rápido posible si jugamos por la noche. Lo más interesante resultan ser las teclas de acceso directo que podemos encontrar en la parte superior, con una zona dedicada a los atajos multimedia y otra que nos servirá para movernos cómodamente con accesos directos al escritorio y cambiar entre los tres perfiles programables.

El programa incluido con el teclado nos permitirá configurar al milímetro todas las teclas, incluidos los seis macros que encontramos en la parte izquierda, principales culpables de las dimensiones del teclado.

Entre su resto de bondades, más allá de la retroiluminación configurable y la promesa de una durabilidad de hasta 20 millones de pulsaciones, encontramos la posibilidad de ajustar su polling rate hasta los 1000 Hz, pero su ajustado precio se lleva por el camino otra aún más interesante para los jugadores.

El gran culpable de que podamos hacernos con un F90 es que estamos ante un teclado de membrana, no mecánico, y aunque algunos podrían preferir esa opción por ser notablemente más silenciosos, lo cierto es que el multijugador a nivel de competición en PC no se entiende sin esa opción.

Sea como sea estamos ante una propuesta interesante para aquellos que quiere jubilar su viejo teclado pero buscan una alternativa por debajo de los 40 euros. Teniendo en cuenta lo que te llevas, no me parece una opción en absoluto descabellada.

El ratón X9 ha sido cedidos para la prueba por parte de Keep Out. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Página oficial | Teclado F90

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio