Nabucodonosor, los jardines de Babilonia y licantropía: la increíble historia detrás de la única carta de Magic basada en una persona real
Análisis

Nabucodonosor, los jardines de Babilonia y licantropía: la increíble historia detrás de la única carta de Magic basada en una persona real

Esta es una iniciativa en colaboración con Wizards of the Coast.

Ningún miércoles sin su ración de historias sorprendentes. Hoy, en nuestras Crónicas Magic, hablamos sobre una de las cartas más especiales que se han impreso hasta la fecha. El único personaje real que ha llegado hasta una carta oficial de Magic: The Gathering.

Pero no sólo es interesante cómo Nebuchadnezzar consiguió superar la norma de no incluir personas reales en las cartas de Magic. La propia historia del rey babilónico es en sí misma una colección de leyendas y hazañas que merece la pena conocer.

El origen de las cartas legendarias

Estamos en 1994 y en las oficinas de Magic siguen trabajando en hacer crecer el juego que en menos de un año ya se ha convertido en todo un fenómeno.

La cuarta edición ya está en las calles junto a las expansiones de Arabian Nights y Antiquities, pero Magic se prepara para su set de expansión más grandes hasta la fecha: las 310 cartas de Legends.

Tras su creación están dos entusiastas de Magic, Steve Conard y Robin Herbert. Dos compañeros estudiantes a los que Richard Garfield introdujo en su grupo de testeo del juego antes del lanzamiento y que, tras aficionarse al juego, llevan los últimos meses inventando sus propias cartas por mero disfrute.

De la mezcla entre sus partidas a Magic y Dragones y Mazmorras nace la idea de crear un grupo de cartas distinto. Uno basado en héroes poderosísimos capaces de darle la vuelta a la partida gracias a sus mitológicas habilidades.

Magic The Gathering

Aquellos héroes serían tan únicos y poderosos que sólo podría haber uno de ellos en mesa a la vez. Como ya habréis imaginado, esa idea acabaría convirtiéndose en el germen de las cartas legendarias, pero no es la única locura que se les ocurrió.

El personaje real que se convirtió en Leyenda

Siguiendo la estela de lo marcado con Arabian Nights, al equipo detrás de Legends se le ocurrió que el broche de oro para aquella combinación de héroes debía ser acudir a auténticas leyendas de nuestra historia, tanto mitológicas como reales.

Así, siguiendo la corriente de agarrarse a mitos como el de Aladino o Simbad, se asomarían a héroes reales y mitológicos como los que tenéis a continuación.

  • Aquiles, el legendario héroe griego de la Ilíada.
  • Beowulf, el guerrero del poema épico que luchó contra monstruos y dragones.
  • Circe, la hechicera de La Odiosea que convertía a los hombres en cerdos.
  • Gilgamesh, el mítico rey de la mitología mesopotámica.
  • Hiawatha, el legendario líder de los indios americanos.
  • Jasón, el capitán del mítico barco Argo.
  • Lancelot, el legendario buscador del Santo Grial y mano derecha del rey Arturo.
Legends

Una demencial colección de mitos, leyendas y héroes históricos reales destinado a catapultar aún más el nombre de la expansión, pero una estrategia que, sin embargo, no terminó de cuajar a la hora de dar por confirmado el set para su lanzamiento.

Los nombres reales podían traer problemas y, ante la regla de agarrarse a la creación de un ecosistema de identidades propios del multiverso Magic: The Gathering, las ideas para aquellos héroes legendarios se quedaron, pero sus nombres fueron descartados por otros.

Todos salvo uno. Un nombre lo suficientemente extraño para que en aquél momento nadie se diese cuenta de que su origen no pertenecía a uno de los planos de Magic: Nebuchadnezzar. Nabucodonosor II para los amigos.

Latest

La alucinante historia de Nabucodonosor el Grande

Especialmente conocido por aquellos que se hayan asomado a la Biblia en alguna ocasión, la historia de Nabucodonosor está especialmente marcada por sus campañas militares contra Jerusalén, ciudad que asedió en dos ocasiones hasta hacerse con su control y, tras volver a perderlo por la alianza de los judíos con Egipto, ordenó arrasar la ciudad.

Tras demostrar su poderío militar contra los egipcios, el resto de su vida lo pasó reconstruyendo Babilonia y dando forma a algunas de las construcciones más míticas de la ciudad. Pasajes subterráneos, canales, acueductos, una tercera muralla, enormes edificaciones en las que no escasearon materiales y piedras preciosas y, por descontado, también la reconstrucción del Templo de Marduk y su Zigurat.

El templo, un edificio mesopotámico con forma de pirámide, es el mítico edificio que el resto de los mortales conocemos bajo un nombre aún más famoso, el de la Torre de Babel. De entre todos los ciudadanos llevados hasta Babilonia tras sus conquistas, y todos los trabajadores que se sumaron a la reconstrucción de la ciudad, crecería aún más el mito de una torre capaz de aglutinar todas las lenguas del mundo.

Hanging Gardens Of Babylon

A Nabucodonosor también se le atribuye la creación de los jardines colgantes de Babilonia, considerada una de las grandes maravillas del mundo antiguo. Sin embargo, lo que parecía ser un regalo para su esposa en forma de grandes jardines creados en balcones y murallas, bien podría ser mérito de un palacio cercano debido a la falta de registros y a la representación de una idea similar en un relieve de la ciudad de Nínive.

Pero por si todo eso fuera poco, a Nabucodonosor, o a la demonización de su figura en la Biblia, también le debemos en gran medida el mito de la licantropía y los hombres lobos.

De la misma forma que ocurría en la leyenda griega de Licaón, rey de Arcadia, según se relata Nabucodonosor habría pasado sus últimos años con un tipo de demencia que le habría llevado a desarrollar algún caso de zoantropía, un delirio capaz de hacerte creer que eres un animal.

William Blake

Ligado a la creencia de que Nabucodonosor había sido castigado por dios por la destrucción de Jerusalén, en realidad bien podría haberse tratado de un tipo de demencia bastante común en la que, frente al abandono de los enfermos en mitad de los bosques, el crecimiento del pelo y las uñas, sumado al hecho de vivir como animales, habrían dado forma al mito de los hombres lobo.

Temas
Inicio