Publicidad

Neon Abyss: huevos a lo Yoshi y sinergias en un roguelike que me ha ido ganando poco a poco con su demo en Steam
Análisis

Neon Abyss: huevos a lo Yoshi y sinergias en un roguelike que me ha ido ganando poco a poco con su demo en Steam

Publicidad

Publicidad

Un roguelike tiene mucho ganado de entrada para que me guste gracias a esa aleatoriedad de sus salas y las distintas mejoras pasivas o activas que podemos desbloquear en cada recorrido, haciendo que cada partida sea diferente. Puede ser con vista desde arriba, como The Binding of Isaac, o bien plataformas de acción, a lo Rogue Legacy, las alternativas (y mezclas) no dejan de sucederse.

De los que están por llegar, el que espero con más ganas es ScourgeBringer, que se confirmó recientemente para Nintendo Switch, sumándose a PC y Xbox One, mientras que varios peldaños por debajo estaría el simpático Going Under. Con lo que no contaba a estas alturas es que Neon Abyss se fuese a abrir un hueco a base de perseverancia tras ver el potencial de esta obra de Veewo Games.

Aparentemente, parece un roguelike más...

Neon Abyss

Allá por verano del año pasado fue cuando vi por primera vez la presentación de Neon Abyss, llamándome la atención por su estética para los artworks, más que por el propio videojuego en acción, pese a vislumbrar cierto punto de locura.

Me preocupaba que fuese algo lento, principalmente, porque no daba la sensación de ser demasiado frenético a la hora de moverse y la única forma de esquivar las balas era saltando. Y esto, en un plataformas de acción con algunas partes a lo bullet hell, se antoja de lo más complicado. Es lo que más me chocó de inicio.

No se distanciaba de otros juegos de corte similar, pero estaba muy lejos del vertiginoso ScourgeBringer, donde se pueden hacer auténticas diabluras a la hora de esquivar o realizar combos aéreos. En Neon Abyss todo es más pausado, incluso con la pistola inicial, de una cadencia bastante más lenta. Y ya podemos tener suerte con las sinergias que vamos desbloqueando o lo tenemos crudo...

El diseño de las mazmorras es bastante austero en comparación al detallado bar de inicio, antes de tirarse al vacío de este abismo con luces de neón. Y en más de una ocasión nos toparemos sin los objetos necesarios para romper un muro (granadas), abrir la puerta de la tienda (cristales) o ciertos cofres (llaves), aparte de no alcanzar ciertas plataformas por no poder volar. Es cuestión de suerte.

... hasta que Neon Abyss "te toca los huevos"

Neon Abyss

Además, para ser un roguelike lo encontré más fácil que de costumbre en el modo estándar (que viene de serie), llegando sin problemas hasta el final de la primera región tras cargarme a los cuatro jefes anteriores. Sin embargo, la demo de Steam está capada (lógicamente) y hay muchas cosas bloqueadas, entre ellas el resto de fases y todas las mejoras pasivas que se van mostrando desde el bar inicial.

Neon Abyss cambia bastante en el Challenge Mode, con una cuenta atrás de 20 minutos para superar la primera región (que para colmo, cuenta con jefes extra) y una mayor dureza para todos los enemigos. Ahí se torna esencial tener mucho cuidado con los disparos sobre cada mazmorra para, por ejemplo, no "romper" las cápsulas con cristales, porque nos quitarían medio punto de vida al tocarlas.

El factor suerte cobra un nuevo sentido, porque todo dependerá de las sinergias que vayan modificando el comportamiento del personaje y sus disparos, con algunas que hacen que se multipliquen y sea todo un festín de balas por doquier. Aunque sin duda el punto diferenciador son los huevos al aportar más color.

Como si de Yoshi's Island se tratase, si nos sale un huevo nos seguirá a pocos metros suspendido en el aire, hasta que llegue el momento de eclosionar y desvelar (o no) la sorpresa. Aquí habrá un sinfín de criaturas, cada una con sus propias características, como recoger las monedas y darnos regalos, o "pinchar" a los enemigos. Y hablamos de llevar en torno a una docena de huevos a la vez si hacemos una buena partida... Es más, hasta habrá ciertas armas que soltarán huevos si soltamos 25 monedas. Imaginad las combinaciones que pueden salir.

Para más inri, contará con minijuegos variados para aliviar tensiones entre cada región, por lo que puede ser una alternativa interesante para los fans del género. Y falta poco, ojo: saldrá el 14 de julio en Nintendo Switch, PS4, Steam y Xbox One.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios