Compartir
Publicidad

Never Alone (Kisima Innitchuna): análisis

Never Alone (Kisima Innitchuna): análisis
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tenía muchas ganas por adentrarme en el particular mundo de 'Never Alone (Kisima Innitchuna)'. No ha contado con una promoción rimbombante, tan solo un escueto tráiler que dejaba claro que nos encontrábamos ante una aventura con toques de plataformeo de lo más espiritual, al basar su historia en los relatos culturales del pueblo Iñupiat del Ártico. En concreto, en la llamada Kunnuksaayuka, una historia transmitida de generación en generación desde hace miles de años.

No es, por lo tanto, un mero videojuego, sino una experiencia que traspasa la barrera jugable al incorporar, de por sí, la propia historia sobre los indígenas de Alaska aderezada con un documental para lograr empatizar con Nuna y su acompañante, el zorro ártico. Pasemos, por lo tanto, a analizar este 'Never Alone (Kisima Innitchuna)' y descubrir si ha sabido estar a la altura.

Para ponernos un poco en antecedentes sin destripar su historia, basta con saber la premisa inicial de esta ópera prima del estudio Upper One Games: nuestro pueblo está sufriendo por culpa de una ventisca que no cesa y una valiente niña, llamada Nuna, saldrá de su casa para descubrir a qué se debe este efecto de la naturaleza tan devastador y sin miras a que pare. Suerte que en su periplo, muy al inicio, se verá acompañada de un zorro ártico, y tal y como cuentan los iñupiat, es un aliado que siempre se preocupará por nosotros, ofreciéndonos su inestimable e infatigable ayuda.

La unión hace la fuerza

Never Alone (Kisima Innitchuna)

Resulta muy bonito ver cómo se estrechan esos lazos y cómo uno puede ayudar al otro, y viceversa. Y no solamente eso, sino el ir descubriendo, poco a poco, a medida que progresamos en la aventura, que todo lo que presenciamos tiene sentido. Está ahí por algo. Por la peculiar forma de ver las cosas de los Iñupiat, de ese respeto por la naturaleza, de cómo le dan sentido a todo lo que les rodea.

La leyenda del Matahombres, qué significado le dan a las auroras boreales, tan mágicas y a la vez (para ellos y para el juego) tan peligrosas sin ven nuestra cabeza... Todo lo desbloquearemos en forma de documentales la mar de interesantes que merecen mucho la pena para ver con calma, puesto que resultan el complemento perfecto, a modo de extra, para un juego de este estilo.

Vale, pero ¿cómo es? Por buscarle alguna comparación, me ha recordado a una mezcla entre 'Limbo' y 'Brothers: a Tale of Two Sons'. Sobre el primero, en cuanto a la perspectiva de scroll lateral y a ese minimalismo a la hora de afrontar una aventura, completamente indefensos. Mientras que de 'Brothers: a Tale of Two Sons', esa carga emotiva y a la cooperación entre dos seres.

Hay que dejar claro un concepto que juega muy en su contra. Si vamos a jugar solos a esta aventura encontraremos muchas imperfecciones en su control que lastran mucho la experiencia debido a fallos imperdonables en la Inteligencia Artificial del acompañante. Al principio no se notan ni molestan demasiado, como que se atranque en una parte por no tomar bien el recorrido. Sin embargo de cara a la parte final frustrará hasta al más pintado al fallecer incontables veces por no seguirnos correctamente o hacer justamente lo que no debería. Así una y otra vez. Es muy molesto.

Porque aunque podamos controlar a los dos personajes (no a la vez, sino alternando entre ellos), aquí lo ideal es jugarlo con un acompañante en modo local, eliminando de un plumazo estos fallos. Así sí que se disfruta plenamente la aventura y nos podemos centrar en su historia.

Never Alone (Kisima Innitchuna), un interesante viaje espiritual por la cultura del pueblo Iñupiat

Never Alone (isima Innitchuna)

También hay que ser francos, 'Never Alone (Kisima Innitchuna)' no es una maravilla. Tiene muy buenas intenciones y parte de un origen humilde, pero resulta ser una experiencia excesivamente corta que nos podremos ventilar en una tarde sin ninguna dificultad. Es más, el primer tercio de la aventura es un paseo, teniendo que preocuparnos tan solo de correr y saltar, sin mirar atrás, y controlar bien la ventisca para agacharnos y agarrarnos bien al suelo para no salir despedidos.

Por la mitad de la historia ya se pone muy interesante al ofrecernos diveros rompecabezas en los que se aprovecha la habilidad espiritual del zorro ártico, rematando la faena con una conclusión final de proporciones épicas. Ahora bien, no nos tendremos que devanar los sesos, y salvo que juguemos en solitario, en donde moriremos muchas veces por culpa de la IA, será un verdadero paseo.

Un paseo que, por otro lado, merece la pena disfrutar por lo que transmite, sin estridencias de ningún tipo. Sí, estaría bien que el control con la boladora fuese mejor a la hora de apuntar, por ponerle otro pero, aunque también va un poco acorde con el control rústico, heredado de los clásicos como 'Prince of Persia' o 'Another World', sin embargo en el fondo lo que importa es vivir esta aventura Iñupiat y que algún día podamos ser nosotros los que contemos esta clase de relatos.

6,0

Never Alone (Kisima Innitchuna)

Never Alone (Kisima Innitchuna)

Plataformas Steam (PC), Playstation Network (PS4) y Tienda Xbox One (Xbox One; versión analizada)
Multijugador Sí (dos jugadores en modo local)
Desarrollador Upper One Games
Compañía E-Line Media
Lanzamiento 18 de noviembre de 2014 (Steam), 19 (Tienda Xbox One) y 26 (Playstation Network, PS4)
Precio 14,99 euros

Lo mejor

  • Su emotiva historia
  • El documental que desbloqueamos
  • El vínculo entre la niña y el zorro

Lo peor

  • Pésima IA jugando en solitario
  • Es excesivamente corto
  • Demasiado fácil

Sitio oficial | Never Alone (Kisima Innitchuna)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio