Compartir
Publicidad
Ori and the Will of the Wisps tiene lo necesario para ser una de las mejores exclusivas y más bellas de Microsoft en 2019
Análisis

Ori and the Will of the Wisps tiene lo necesario para ser una de las mejores exclusivas y más bellas de Microsoft en 2019

Publicidad
Publicidad

Durante estos últimos días os hemos hablado de videojuegos que hemos probado y que llegarán en exclusiva a PS4 o a Nintendo Switch, pero no quiere decir que nos hayamos olvidado de Xbox One. La Madrid Games Week ha sido el lugar perfecto para probar de primera mano uno de los juegos más esperados que recibirá próximamente y se tratará de Ori and the Will of the Wisps.

Moon Studios ya nos sorprendió muy gratamente hace tres años cuando lanzó Ori and the Blind Forest y ahora a vuelto a la carga con esta secuela que promete mejorar en todo a su predecesor, que ya es decir. Hemos tenido ocasión de probar en la feria de videojuegos de la capital una completa demo que principalmente ha logrado que nos entren más ganas todavía de que llegue esta secuela.

Todavía quedan unos cuantos meses por delante porque no será hasta 2019 cuando salga a la venta en Xbox One y PC, así que vamos a contaros los motivos por los que no podéis perder de vista a este prometedor metroidvania.

Más bonito, más completo, más Ori

Ori And The Will Of The Wisps 03

El dicho de que las segundas partes nunca fueron buenas no se aplica en absoluto a este juego. Ori and the Will of the Wisps ha recogido todo lo que hizo grande a su predecesor y lo mejorado para lograr una segunda parte a la altura, por lo que, si os encantó el anterior título, podéis tener seguro que adoraréis esta nueva aventura en cuanto tengáis el mando en vuestras manos.

Para esta demo tan solo probamos uno de sus niveles que nos llevaba a un escenario desértico, con un apartado visual que, por sus tonos o los elementos que aparecían en pantalla, incluso la enorme cantidad de detalles que podíamos ver al fondo en un segundo plano, resultaba toda una preciosidad para la vista.

Se nota que el juego tiene un gran toque de plataformas al tener que ir saltando entre diferentes salientes y moviéndonos por los orbes que desprendían los árboles deshojados, todo esto con numerosas trampas con pinchos que debíamos de esquivar. Para ello nuestro personaje disponía de un látigo que le permitía desplazarse al instante por estos orbes, pero lo mejor es que el sistema control es tan sencillo e intuitivo que en seguida nos acostumbraremos a él.

Ori And The Will Of The Wisps 02

Donde quizás encontramos el cambio más grande es en los combates, porque nuestro protagonista ahora se defenderá con uñas y dientes de los enemigos que se encuentre. En este sentido tendrá a su disposición varias habilidades en forma de armas que podrá emplear, como una espada o un arco para atacar cuerpo a cuerpo o a distancia, respectivamente. A su vez también disponía de otra habilidad con la que podría emplear una especie de barra de magia para curar su barra de salud.

La combinación de plataformas con estos combates son una mezcla que le sienta de maravilla al juego para hacerlo bastante más entretenido y variado. Volviendo al propio escenario, en momentos nos encontrábamos con montañas de arena, además de paredes y otras plataformas que con solo tocarlas se deshacían, teniendo que tener reflejos para saltar de un lado a otro.

Esto nos ha dejado con ganas de ver cómo serán el resto de niveles para comprobar cómo Moon Studio jugará con ellos para introducir elementos que encajen con su temática, pero al menos el que jugamos tenía un diseño formidable y resultaba una auténtica delicia recorrerlo mientras nos acompañaba de fondo una banda sonora relajante que casaba perfectamente con la mágica aventura que estábamos viviendo.

Mejorando a nuestro protagonista

Ori And The Will Of The Wisps 04

Mientras recorríamos el escenario, como buen metroidvania que es, nos encontramos con zonas por las que no podíamos acceder y que iban a requerir que obtuviésemos primero alguna habilidad nueva. En el caso de esta demo nos hicimos con una que permitía a nuestro entrañable protagonista transformarse en una especie de taladro para así atravesar y recorrer a gran velocidad la arena del suelo, lo que le permitía alcanzar nuevas zonas o incluso salir disparado por los aires.

Por lo tanto, esto nos obliga constantemente a tener que recorrer los escenarios de arriba a abajo para así alcanzar nuevos caminos y descubrir de paso más zonas y secretos y así agenciarnos más esferas de luz, como la moneda interna del juego, o encontrarnos con NPCs con los que podíamos interactuar o que hacían las veces de tenderos.

Gracias a estas esferas de luz podíamos mejorar nuestras habilidades u obtener otras nuevas, aunque algunos personajes nos vendían objetos que podían resultarnos de ayuda, sobre todo uno que nos ofrecía el mapa del escenario en el que estábamos. Sin duda el mapa acaba siendo vital para tener más en cuenta por dónde no hemos pasado o qué zonas nos hemos dejado por si acaso se nos ha pasado por alto algo importante y tenemos que volver atrás.

Ori And The Will Of The Wisps 05

Además, los NPCs también nos podían asignar misiones secundarias con las que la duración del juego tiene pinta de que se alargará más todavía y le ofrecerá una mayor rejugabilidad hasta completarlo al 100%. Por otra parte, también probamos un modo llamado Spirit Trials con el que teníamos que recorrer el mismo escenario que ya habíamos jugado, aunque esta vez era una especie de speedrun en el que teníamos que llegar hasta la meta en el menor tiempo posible.

Este modo de juego proporcionará un gran pique entre los usuarios, porque mientras nos movemos iremos viendo de fondo a los fantasmas de otras personas para así tener en cuenta qué estrategias han seguido para desplazarse más rápido que nosotros. Al final el tiempo que logremos se verá reflejado en unas tablas de clasificación que nos invitarán a mejorar nuestro tiempo hasta conseguir el mejor posible.

Por todo esto tenemos claro que Ori and the Will of the Wisps apunta a ser un juego realmente imprescindible y que no deberá faltar en la biblioteca de nadie que tenga una Xbox One o que prefiera jugar en PC. Una demo de uno de sus niveles ha sido más que suficiente para conquistarnos y desear jugar en profundidad a este prometedor metroidvania con tantos toques de plataformas, acción y exploración con un sobresaliente apartado artístico.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio