Compartir
Publicidad

Pokémon Omega Rubí y Pokémon Zafiro Alfa: análisis

Pokémon Omega Rubí y Pokémon Zafiro Alfa: análisis
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En una época en la que las reediciones en HD se cuentan por decenas, recuperar un juego de hace 12 años y conseguir que parezca no sólo algo nuevo, sino también una experiencia ampliada, no debería suponer una sorpresa. Sin embargo estamos hablando de Nintendo, y de una forma u otra eso conlleva una dosis de mimo hacia jugador y juego pocas veces habituales en esta industria.

Sí, ya sé, es otro de esos casos en los que parece que estemos dorando la píldora a los nipones, pero basta con echar un vistazo a lo perpetrado por Gamefreak con el lanzamiento de 'Pokémon Rubí Omega' y 'Pokémon Zafiro Alfa' (en adelante 'Pokémon RO/ZA') para entender cómo han conseguido que tanto los viejos jugadores como los nuevos se sientan atraídos por estas nuevas entregas.

Me parece especialmente importante eso último, lo de convencer a los jugadores de que, por enésima vez, merece la pena entregarse a 'Pokémon RO/ZA', una nueva edición de una saga que no ha tenido descanso y, sin embargo, aún guarda hueco para las sorpresas.

Una historia que ya conoces

Omega2

No negaré que empecé la aventura con algo de tedio. El lanzamiento de 'Pokémon X/Y' se produjo hace un año marcando una revolución en la saga y enfrentarme a una versión mejorada de la historia de Godzilla con Pokémon con ese motor y aspecto no era ni de lejos mi pasatiempo favorito para la pasada semana.

Entró por los ojos por bonito, por mejorar ese 3D al que ya le llovieron palos por nuestra parte en la última entrega, pero no tuve que esperar mucho más para tener que comerme mis palabras.

Como en todo juego de la saga llegas a tu nueva casa, conoces al profesor de turno, eliges tu bicho y te embarcas en una aventura diciéndole adiós a tu madre.

Otra vez combate de iniciación, otra vez tutorial de caza de engendros kawaii y... sorpresa ¿en serio se han atrevido a cambiar el sistema de caza?

Que no empiecen a temblar los puristas, estamos ante una mejora, no un cambio radical, y aunque el juego permite seguir las mismas conductas a las que llevamos habituados casi 20 años, en 'Pokémon RO/ZA' el jugador cazador, el completista aficionado a replicar aquello de “hazte con todos”, tiene una nueva lección por aprender.

Aún hay hueco para mejoras y sorpresas

Viene de la mano de la posibilidad de acercarte a los Pokémon salvajes por la espalda, aproximándote a ellos sigilosamente cuando veas su cola moviéndose entre la hierba, y sobre todo la interesante premisa de conseguir la máxima información posible sobre cada especie y utilizar el PokeNav para buscar versiones únicas de Pokémon ya capturados, por ejemplo con ataques especiales que no podrían conseguir por otro medio, todo de cara a mejorar el panorama competitivo.

Omega4

Por fin la pantalla inferior se convierte en una herramienta imprescindible, con acceso a todas las opciones a golpe de botón sin tener que perderte por menús. Esa intención de simplificar las cosas se palpa también en detalles como poder transferir Pokémon desde el PC a otros usuarios, que ya tocaba, pero siguen echándose en falta opciones como cerrar el equipo para que el próximo bicho capturado no se sume a ese elenco que estás entrenando con repartir experiencia, que vuelve y estamos tremendamente agradecidos por ello.

Son ese tipo de detalles que están más cerca de querer sacarle punta al lápiz que de formular una queja con los brazos en jarra, nada que ver con la decisión de estar viendo los mismos bichos durante toda la aventura pese al centenar de especies incluidas, ahí sí que la lógica brilla completamente por su ausencia.

Vuelven los campamentos base de Rubí y Omega, convertidos aquí en la herramienta social de 'Pokémon RO/ZA' acercándonos a la idea de crear nuestro propio gimnasio en vez de una mera habitación con cuatro peluches y un póster, otro de esos pequeños añadidos que, junto al Pikachu que acepta trajecitos a modo de cosplay para potenciar ataques y facilitar la victoria en los campeonatos de belleza, carisma y demás, añaden algo más de variedad a la mezcla.

Omega3

Otro Pokémon, otro imprescindible

Hablar de más sería chafar sorpresas, así que me limitaré a animar a aquellos que esperen algo tras la finalización de la campaña porque lo que llega después, además de una nueva forma de enfocar la saga, algo más allá de entrenadores y gimnasios que promete bastante para futuras entregas, es todo un espectáculo más propio del lado anime de Pokémon que de su vertiente original.

Es curioso cómo hemos pasado de reclamar una evolución realmente destacable en la saga, la que llegó con el cambio de dimensiones de 'X/Y' y sus mejoras a nivel jugable, a tener dos cambios especialmente notables en apenas un par de años. Por mi parte perfecto, como decía antes son juegos que empiezo con la pereza pesando sobre mi cabeza pero luego no puedo soltar hasta que supero la “campaña”, y aunque tenía miedo de que este no fuese el caso, 'Pokémon RO/ZA' sigue siendo una idea perfecta que consigue escapar del agotamiento. Es, una vez más, el mejor Pokémon al que puedes enfrentarte.

8,0

Pokémon RO/ZA

Pokémon RO/ZA

Plataformas Nintendo 3DS
Multijugador
Desarrollador Nintendo
Compañía Nintendo
Lanzamiento 28 de noviembre
Precio 44,95 euros

Lo mejor

  • La mejora de aspecto le sienta genial
  • Los Pokémon "especiales" prometen más horas de vicio a los completistas
  • Arreglos deseados que poco a poco van llegando

Lo peor

  • Poca variedad de Pokémon durante el transcurso de la campaña
  • Faltan opciones y mejoras que llevamos pidiendo demasiado tiempo
  • La dificultad ha bajado demasiado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio