Compartir
Publicidad

'Pokémon X' y 'Pokémon Y': primer contacto

'Pokémon X' y 'Pokémon Y': primer contacto
66 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevaba mucho tiempo esperando que la saga 'Pokémon' me volviese a ilusionar. Puede que la edad ya no case con el concepto, pero sigue siendo una de esas franquicias memorables que esperas con paciencia que te vuelvan a enamorar. Mario, Sonic, personajes que de una forma u otra formaron parte de nuestra infancia y aún siguen enganchándonos al mando. 'Pokémon X' y 'Pokémon Y' parecen saber mucho de ese factor nostalgia.

Mis primeras horas con 'Pokémon X' servirán para ilustrar este primer contacto, a la espera de un análisis en el que pueda hablar largo y tendido sobre lo que tienen entre manos en Nintendo. Si como yo abandonásteis la saga por dejadez, aburrimiento o la sensación de que no avanzaba, parece que ha llegado el momento de reconciliarnos con ella.

Pokémon X Y

Pokémon X y Pokémon Y: primeros pasos

Tras la presentación de rigor toca elegir género y nombre para nuestro personaje, y a partir de ahí seguir los primeros pasos de la aventura como ya lo hemos hecho tantas otras veces. Ser un habitual de la saga obliga a echar un vistazo a nuestro cuarto y el clásico detalle de la consola que tiene el protagonista. Por descontado toca Wii U.

Una vez pasado el umbral de casa conoceremos a nuestros nuevos amigos, que además de ofrecernos nuestro primer Pokémon nos guiarán en nuestro camino hacia el gimnasio de tipo bicho que dará inicio a nuestra carrera para convertirnos en entrenador.

Como veis, aunque ligeros, poco a poco se van introduciendo cambios en la historia, todo enfocado a que las partidas sean más amenas y podamos recorrer el mundo más a nuestro ritmo. Te ganas unos patines para andar más rápido a los pocos minutos, es más fácil esquivar entrenadores rivales cuando estás bajo mínimos, las conversaciones y tutoriales van al grano... Se agradece muchísimo, sobre todo si ya has pasado por una captura o un Centro Pokémon en infinidad de ocasiones.

Pokémon X y Pokémon Y: el cambio gráfico

Sin embargo, tal y como se ha encargado de demostrar Nintendo durante los últimos meses, el gran cambio impuesto por esta nueva entrega de la saga está en su aspecto gráfico. Sigue sin llegar al límite que podría ofrecer la franquicia en sobremesa, pero hay que reconocer que las nuevas 3D le sientan de maravilla a personajes, escenarios y combates.

Especialmente a estos últimos, que con animaciones para cada ataque nos trasladan a la época actual en vez de seguir anclados en las luchas de hace diez años. No es que sean excesivamente lustrosos y la variedad de animaciones no parece suficiente como para empezar a tirar cohetes, así que habrá que esperar a contar con más bichos en mi Pokédex para comprobar si ahí cabe o no un hachazo.

Más controvertida será la decisión de limitar la visión en 3D de 3DS a algunas escenas y la totalidad de los combates. Para que nos entendamos, cuando paseemos por los pueblos y ciudades la pantalla desactivará la visión 3D, que se volverá a conectar al iniciar una lucha o visualizar un evento (presentación de entrenador, vídeo, Pokédex). A algunos a lo mejor les molesta la decisión, pero es mucho más cómodo para la vista y sólo obliga a estar pendientes de la colocación de la consola y nuestros ojos en momentos puntuales.

Pokémon X

Empieza la aventura

Tras conseguir mi primera medalla toca seguir descubriendo nuevos Pokémon, de momento feliz e ilusionado por el trabajo de Nintendo con esta prometedora aventura y por contar ya con un Pikachu y algún que otro viejo conocido en mi equipo. Atentos porque muy pronto os mostraremos nuestro análisis sobre 'Pokémon X' y 'Pokémon Y'. Por ahora, los que lo esperáis con ganas, podéis estar tranquilos. Parece que estará a la altura de lo esperado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio