Compartir
Publicidad
Análisis de Red Faction Guerrilla Re-Mars-Tered, un regreso al Planeta Rojo que ya no cuenta con el mismo impacto
Análisis

Análisis de Red Faction Guerrilla Re-Mars-Tered, un regreso al Planeta Rojo que ya no cuenta con el mismo impacto

Publicidad
Publicidad

Siempre que recordamos el nombre de 'Red Faction Guerrilla', lo hacemos para decir que fue un sandbox de Volition muy reivindicable del año 2009.

Sin embargo, el tiempo suele ser un arma de doble filo, especialmente cuando toca revisionar, por medio de una remasterización, un juego con el que lo pasamos pipa antaño. Es lo que me ha sucedido con 'Red Faction Guerrilla Re-Mars-Tered', una puesta al día que más allá de sus retoques estéticos, me ha demostrado que lo que nos gustó mucho en el pasado no siempre nos va a gustar de la misma manera en la actualidad. Todo con matices.

Red Faction Guerilla, ese gran juego

020718 Guerilla Review 01

Recuerdo mucho lo que me impactó el nivel de destrucción del primer 'Red Faction'. Estábamos en pleno 2001 y Volition se había sacado de la chistera el potente motor Geo-Mod, capad de modificar a placer el entorno. De esa manera desaparecían las escenas scriptadas al poder destruir paredes o casi cualquier cosa con explosivos, lo cuál abría todo un mundo de posibilidades.

Esto también supo explotarlo su secuela, hasta que llegó 'Red Faction Guerrilla', donde aparte de cambiar la visión a una perspectiva en tercera persona, se estrenó el motor Geo-Mod 2.0, más espectacular de cara a la destrucción de los edificios, pero sin posibilidad de modificar el suelo como sus antecesores.

Esa capacidad de destrucción gustó mucho, hasta la salida de 'Just Cause 2' un año más tarde. Pero esa es otra historia. Lo importante es que se nos planteaba, por primera vez en la saga, un sandbox ambientado en Marte. Y las dimensiones del planeta rojo no eran pequeñas, precisamente, con un mapa que se dividía en seis regiones de distinto tamaño y entornos tímidamente variados.

Su historia transcurría 50 años después del original, en la piel de Alec Mason, un minero que se veía envuelto en una revolución contra la EDF (Earth Defence Force). Armado con su inseparable pico-martillo, el cuál nos servía tanto para matar, picar minerales o destruir estructuras, teníamos que liberar cada zona de la presencia de la EDF hasta el punto de que Marte volviese a ser un planeta libre.

Ahora el Planeta Rojo luce mejor que nunca

020718 Guerilla Review 02

Entrando de lleno en esta remasterización, 'Red Faction Guerrilla Re-Mars-Tered' (un juego de palabras muy mío, la verdad), hay que destacar su mejora a nivel de texturas e iluminación. El original no destacó precisamente en este apartado (tampoco ayuda el monocromismo de Marte), y debido a ello esta revisión no puede ocultar esa base de 2009. Porque se ve más bonito, sí, pero se nota viejuno.

Aparte de ir más fluido (cosa que se agradece) y con posibilidad de las 4K en PS4 Pro, Xbox One X y PC, por supuesto, hay que mencionar un detalle que nos ha extrañado bastante: esa congelación puntual en ciertos momentos de las cinemáticas. Vídeos que, por otro lado, es donde más quedará patente que estamos ante una remasterización de un juego de hace casi diez años.

Pero yendo a lo verdaderamente importante, 'Red Faction Guerrilla' ya no nos parece tan divertido como antes. Dejando a un lado esa historia sin personalidad alguna, el impacto de sus explosiones palidece con lo conseguido en el más reciente 'Just Cause 3', y el control de Alec Mason con los saltos sigue siendo bastante mejorable (al menos en el modo online tenemos un jetpack de serie).

También estamos ante un sandbox que peca de poca variedad de misiones: desde las que van de destruir ciertas estructuras clave de la EDF, hasta otras de rescate y escolta o de conseguir vehículos. Pero nadie puede resistirse a crear el caos con algún tipo de Walker, una estructura mecanizada de grandes dimensiones.

¿A quién va dirigida esta remasterización?

020718 Guerilla Review 03

Llegados a este punto, lo normal es preguntarse si merece la pena esta remasterización para el que disfrutó del original de 2009. Aquí ya dependerá de cada uno, pero al menos en Steam llega como actualización gratuita para los que dispongan del 'Red Faction Guerrilla' clásico, actualmente por 19,99 euros.

Pero por lo menos en consolas llega a precio reducido (no supera los 30 euros, por suerte), y en ambos casos se trata de la edición completa, con los tres DLC que se publicaron en su día, como Demonios de las Badlands (que actúa a modo de precuela). Y sí, con su variado multijugador online intacto, que dio mucho juego.

Aunque en el fondo no deje de ser una remasterización que ha retocado únicamente la parte visual, sin alardes. Y con ausencia total de extras. Es lo que suelen tener, en cualquier caso, este tipo de ediciones, rácanas en novedades.

Pese al ineludible paso del tiempo, 'Red Faction Guerrilla Re-Mars-Tered' puede venir bien a los que no tuvieron ocasión de catar esa obra de Volition, sobre todo por cómo recrea el Planeta Rojo, que no es, desde luego, el paraje habitual en un sandbox, aunque ahora prefiramos el desierto de 'Mad Max', las cosas como son.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, 'Red Faction Guerrilla Re-Mars-Tered' no es, ni mucho menos, la panacea de las remasterizaciones, aparte que tiene que lidiar con el salto de calidad que han experimentado los sandbox desde entonces. Pero sigue siendo un título reivindicable, a su manera, y mucho más exigente que la mayoría del género.

Red Faction Guerrilla

Red Faction Guerrilla

Plataformas PS4 (versión analizada), Steam y Xbox One
Multijugador Sí, online
Desarrollador Volition / Kaiko Games
Compañía THQ Nordic
Lanzamiento 3 de julio de 2018
Precio 26,90 euros

Lo mejor

  • Volver a Marte usando el pico-martillo de Alec
  • Gráficamente se nota cierta mejoría. Y ahora a 4K
  • El caos que podemos causar en las estructuras

Lo peor

  • El salto de Alec Mason sigue haciendo aguas
  • Sus destrucciones han perdido mucho impacto
  • Como sandbox, peca de falta de variedad

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio