Publicidad

'Remember Me': análisis

'Remember Me': análisis
24 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

‘Remember Me’, lo diré ya para ir dejando las cosas claras desde un principio, es un juegazo. Un juegazo con sus fallos, pero juegazo al fin y al cabo. Porque amigos, incluso los videojuegos considerados como perfectos tienen cosas a mejorar. Los juegos considerados como perfectos, además, no son lo habitual. La perfección perdería toda su gracia si fuera la norma. ‘Remember Me' no es perfecto, pero es jodidamente bueno.

Creo que el problema con ‘Remember Me’, tras haber leído lo que se está diciendo en algunos análisis, es que muchos buscan en él lo que no es. Y ahí es cuando uno se pega el hostión. ‘Remember Me’ no es un juego de exploración, por lo tanto es inútil pedirle exploración (y un poquito de nada, así como de regalo, sí tiene); ‘Remember Me’ no es un juego de plataformas puro y duro, así que no busquéis plataformeo puro y duro. ‘Remember Me’ es un juego de acción con un carácter marcadamente cinematográfico que coge elementos de aquí y de allá. Si te gusta el género, si te van los juegos con una buena historia capaces de ofrecer un ritmo rápido, si te va la ciencia ficción, ‘Remember Me’ es una maravilla.

Dontnod entra por la puerta grande de la ciencia ficción

Remember Me
En general estoy viendo demasiada crueldad injusta hacia este juego y creo que corre el peligro de pasar algo desapercibido, cuando en realidad es capaz de ofrecer lo mismo o más que otros muchos títulos de acción actuales: una historia completamente nueva y absorbente, un universo propio, nuevos personajes, nuevas ideas, una duración más que correcta (12 horas me ha llevado finalizarlo en dificultad media y con un 81% completado por no haber recogido todos los ítems repartidos por la ciudad), un apartado visual muy potente, una banda sonora excelente... ¿sigo?

Contestad a estas preguntas: ¿os gustó ‘Origen’, la película de Christopher Nolan? ¿Y ‘Matrix’? ¿Recordáis las aventuras de Harrison Ford en ‘Blade Runner’ con cariño? Si las respuesta es sí en alguno de los casos os puedo asegurar que ‘Remember Me’ os encantará. El juego bebe de todas esas influencias y de algunas más para crear una historia de ciencia ficción compleja y repleta de giros (aunque es cierto que algunos son demasiado previsibles). A partir de cierto punto llegaremos a dudar de todos los personajes. De todos.

‘Remember Me’ es el primer juego del estudio francés Dontnod Entertainment, y además lo ha desarrollado para Capcom. Ya querría cualquier nuevo estudio poder lanzar al mercado un primer juego tan arriesgado como este junto a una compañía de renombre. Porque ‘Remember Me’ es como lanzarse al vacío. Tanto Dontnod como Capcom sabían que sacar un juego como este iba a ser una apuesta muy arriesgada, pero lo han hecho. El producto es muy bueno y me da rabia que no se esté valorando en su justa medida ni como juego ni por lo que significa lanzar un título como este.

Sobre la historia no me voy a extender. ‘Remember Me’ está ambientado en el futuro, concretamente en el año 2084. La acción nos lleva hasta Neo-París y nos pone en la piel de Nilin, una cazadora de recuerdos que sufre un borrado de memoria por parte de Memorize, la típica megacorporación que lo controla todo. En este caso la compañía de marras ofrece a las personas la posibilidad de compartir sus recuerdos. Y lo dejo aquí. Es un punto de partida muy sugerente y el argumento se desenvuelve muy bien a medida que vamos avanzando.

El laboratorio de combos y los enfrentamientos. Bien, pero podría ser mejor

Remember Me

Lo decía al principio, ‘Remember Me’ es un juegazo, pero tiene sus fallos como todos los juegos. El principal de ellos es el sistema de cámaras, que afecta tanto a las fases de plataformeo como a los combates.

Si estamos escalando por cornisas, tuberías y demás, la cámara siempre mostrará el mejor ángulo, no hay reproches posibles en este sentido, pero cuando avanzamos por calles, pasillos, escaleras, etc., la cámara tiende a situarse en un ángulo incómodo, forzándonos a centrarla de nuevo (moviendo R o pulsando R3). En algunos saltos, además, nos jugará malas pasadas. En todo caso donde la cámara molesta más es en los combates. Los combates son frenéticos y es muy importante que la cámara sepa qué tiene que mostrarnos, pero la realidad es que se mueve de forma torpe y las primeras veces se torna todo un poco caótico. Uno se acaba acostumbrando, pero creo que solucionando este tema obtendríamos un producto mucho más sólido.

La principal novedad aportada por Dontnod es el Laboratorio de Combos. Tenemos que pensar en los enfrentamientos de ‘Remember Me’ como si fueran los de un juego tipo ‘Street Fighter’, por ejemplo, sólo que Nilin se enfrenta a varios oponentes a la vez. Son cerrados, además, y tendremos que acabar con todos los enemigos para poder continuar, como sucede en otros muchos títulos.

Remember Me

Hay cuatro combos a nuestro alcance —dos iniciales y dos más que desbloquearemos—, que no son más que secuencias a llevar a cabo con los botones X e Y. El secreto es que seremos nosotros los que decidamos qué efectos tiene cada golpe (excepto el inicial, que sólo sirve para dar comienzo al combo) eligiendo los Pressens: daño, curación, recuperación (para acortar el tiempo de espera para los ataques especiales) y un multiplicador. Dentro de cada categoría de Pressens hay varios movimientos distintos para darle forma a nuestro combo.

Además de los Pressens están los S-Pressens —los ataques especiales que comentaba antes—, que llevaremos a cabo gracias a un dispositivo que Nilin lleva en el brazo. Los podemos seleccionar de una rueda que desplegamos en pantalla y cada uno tiene sus efectos, aunque no todos los enemigos son vulnerables a todos. Esto, sumado a la posibilidad de configurar los combos, introduce cierto elemento estratégico en los combates que da como resultado algunos enfrentamientos realmente brillantes y espectaculares (si el sistema de cámaras funcionara mejor sería una verdadera salvajada). Además, esto permite a los desarrolladores introducir enemigos que nos quitan puntos de salud al ser golpeados, por ejemplo. Es decir, tenemos que golpearlos para acabar con ellos, pero al hacerlo dañamos también a Nilin. Tocará configurar bien los combos para equilibrar la balanza: pierdo salud con el primer golpe, pero gano salud con los dos siguientes, por ejemplo. Los primeros combates nos pueden parecer algo sosos, pero cuando tengamos todos los combos y los ataques especiales veremos realmente el potencial que esconde este sistema en ‘Remember Me’.

Por cierto, la BSO, además de ser excelente, es dinámica y se adapta siempre a la acción. En los combates, además, se hace mucho más evidente y directamente cobra vida, sonando de una forma u otra en función de cómo lo estemos haciendo, de si golpeamos o nos golpean, etc. Esa mezcla de banda sonora épica de película de acción mezclada con electrónica para darle ese toque futurista funciona de fábula.

‘Remember Me’ es lineal, sí, ¿y qué?

Remember Me

‘Remember Me’ cuenta con una historia muy interesante que los desarrolladores quieren explicarnos de una forma concreta y con unos tiempos marcados para conseguir el efecto dramático deseado. Esto sucede en infinidad de juegos, y como resultado obtenemos esa sensación de linealidad y de juego pasillero. Pero volvamos al principio, ¿no habíamos quedado que el juego en ningún momento nos vende exploración? Mientras lo jugaba recordaba una y otra vez esa maravilla llamada ‘Enslaved’. En su momento fue muy criticado —no por mí, aclaro— por la extrema sencillez de su sistema de plataformas, y a ‘Remember Me’ le sucede exactamente lo mismo. En todo momento sabemos a qué cornisa o tubería saltar, porque incluso llevan una marca para saber que es hacia allí a donde tenemos que ir, pero vuelvo a repetir que si está todo tan calculado es porque lo que nos quiere contar Dontnod es algo muy concreto. Al final el tema plataformero sirve para crear determinadas situaciones de peligro y secuencias espectaculares, no para que Nilin le haga la competencia a Lara Croft o Nathan Drake.

Por último me gustaría comentar otro de los grandes aciertos del juego: las fases en las que debemos remezclar la memoria de alguien. Aquí es donde el juego nos hace conectar mentalmente con ‘Origen’ y nos permite ver que Dontnod se ha tomado el juego muy en serio. Son pocas las fases de este tipo, pero están realmente bien realizadas y, en el fondo, no son más que puzzles a resolver. A nivel técnico son una delicia de principio a fin, y hay una en concreto que es un pedazo de mindfuck impresionante. De alguna forma es como viajar al pasado y modificar algo, con la diferencia de que, en realidad, todo sigue igual y es la mente de la persona a la que le hemos remezclado la memoria la que se cree esos cambios. Este sistema da para pensar un rato acerca de los puzzles en los juegos y, además, le permite a Dontnod introducir una serie de trampas más que interesantes.

Conclusiones

‘Remember Me’ es un comienzo excelente no sólo para Dontnod, sino como franquicia. Hay un par de detalles, como hemos visto, que le impiden ser un juego totalmente redondo, pero es un juego bueno, muy bueno. Tiene además algo que no he comentado antes y que creo que va a ser una tendencia en la nueva generación: la conexión emocional con los personajes. Más allá de la potencia gráfica, el poso que deja un juego en nuestro recuerdo una vez finalizado, esa unión o simpatía por los personajes que lo hacen difícil de olvidar durante días, está presente en ‘Remember Me’ y estoy seguro de que lo vamos a ver en muchos más títulos futuros de lo que lo hemos visto hasta ahora.

La BSO, como decía, es excelente y las voces en castellano también (aunque aquí he de decir que la sincronización labial es realmente horrible y no encaja casi nunca). El apartado gráfico está a altura de lo que cabe esperar en el tramo final de la actual generación de consolas y la historia es interesante y compleja, llena de matices, críticas al sistema y más. El desenlace podrá gustar más o menos, pero el argumento tiene sentido y el juego avanza a buen ritmo.

‘Remember Me’ no es un juego para dejarlo pasar así como así ni para mirarle por encima del hombro. ‘Remember Me’ está a la altura de otras grandes producciones, es un título al que hay que jugar y una franquicia a tener muy en cuenta de cara al futuro. Yo me apunto el nombre de Dontnod en la lista de desarrolladoras que no puedo perder de vista.

  • Plataforma: PC, PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
  • Desarrollador: Dontnod Entertainment
  • Distribuidor: Capcom
  • Lanzamiento: ya disponible (07 de junio de 2013)
  • Precio: 59,95 euros en consola y 39,95 euros en PC
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir