Compartir
Publicidad
Publicidad

'Rhythm Thief y El Misterio del Emperador': análisis

'Rhythm Thief y El Misterio del Emperador': análisis
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Comentábamos el otro día en el análisis de ‘Theatrhythm Final Fantasy’ que los juegos musicales parecen estar viviendo una segunda juventud. Tanto las consolas portátiles como los smartphones y tablets están colaborando a hacer crecer el género, y el resultado son obras como ‘Rhythm Thief y El Misterio del Emperador’ que enaltecen las características de este tipo de juegos y se postulan como alternativas muy a tener en cuenta por los jugadores.

Rhythm Thief

Rhythm Thief y El Misterio del Emperador, otro juego musical que se queda cerca de la excelencia

Sega no ha creado el juego musical perfecto con ‘Rhythm Thief y El Misterio del Emperador’, ese es un logro que sólo he experimentado con juegos como ‘Rhythm Paradise’, sin grandes alardes de factura técnica pero excelente en su apartado sonoro y de mecánicas. En realidad podríamos hablar de justo lo contrario.

Donde más destaca ‘Rhythm Thief y El Misterio del Emperador’ es en su puesta en escena, situándonos en el París actual a base de imágenes estáticas muy bien paridas que sirven como escenarios y vídeos de animación que nada tienen que envidiar a las últimas producciones niponas de anime. Para que nos entendamos, imaginad una nueva entrega del ‘Profesor Layton’ en la que en vez de puzles de ingenio debemos hacer pruebas musicales, eso es, con sus más y sus menos, lo que ofrece el título de Sega.

Lamentablemente el resto de sus características acostumbran a quedar siempre un punto por debajo, lo que acaba suponiendo que ‘Rhythm Thief y El Misterio del Emperador’ sea una buena carta de presentación pero no llegue al nivel que todos podríamos desear los minutos previos a empezar el juego.

Rhythm Thief

La historia y mecánicas de Rhythm Thief y El Misterio del Emperador

Con un argumento interesante que se torna lento y aburrido en algunas partes del juego, nos ponemos en la piel de Phantom R, un huérfano en busca de su padre que acaba convirtiéndose en un prodigioso ladrón que deberá luchar contra un resucitado Napoleón. Surrealista a más no poder, sí, pero efectivo al fin y al cabo.

El problema es que la historia se disfruta con los vídeos, pero cuando toca ponerse a leer los diálogos acaban cansando, provocando que tus ganas de saltar el texto aumenten para llegar lo antes posible a la próxima prueba. Es una situación que se repite a la hora de afrontar las secciones de tutorial, que como imaginaréis al tener el público infantil como uno de sus objetivos, es más frecuente de lo que nos gustaría.

Ese citado objetivo provoca también que la dificultad del juego sea bastante simple, ofreciendo unas cinco horas de juego que se intentan ampliar con coleccionables y la siempre recurrida y lamentable opción de obligarnos a pulsar cada elemento del escenario en busca de nuevos objetos o pistas.

Con la idea de los niños en mente se incluye, y en este caso no sólo se agradece sino que se aplaude, información sobre cada uno de los emplazamientos emblemáticos de la ciudad de París. Una especie de guía didáctica introducida en conversaciones y textos que da a conocer monumentos como el Sagrado Corazón, Notre Dame o el Louvre.

Rhythm Thief

Necesita mejorar, pero va por muy buen camino

Entre sección y sección tenemos el verdadero espíritu del juego, la música, que se presenta en originales y efectivos minijuegos como encontrar teclas desafinadas de un piano o tocar las cuerdas de un violín en el orden correcto, así como en niveles en los que el ritmo sirve de engranaje para hacer avanzar la historia:

Una lucha de balones que se realizará tocando sobre la pantalla en el momento justo, la huida tras un robo que nos lleva a recorrer los tejados de París valiéndonos de los botones para evitar obstáculos, zonas de sigilo en la que debemos pulsar el color correcto para escondernos de los guardias…

Funcionan tremendamente bien y, aunque no todas las canciones están igual de bien inspiradas, el resultado es sobresaliente. Tal vez se habría agradecido algo más de variedad en las pruebas, pero seguro que es un punto que tendrán en cuenta para futuras entregas. Siguiendo ese esquema y ampliando la vida del juego ofreciendo otras alternativas en las secciones de aventura gráfica, la secuela de ‘Rhythm Thief y El Misterio del Emperador’ será un título redondo.

Rhythm Thief y El Misterio del Emperador | Nintendo 3DS

Rhythm Thief y El Misterio del Emperador
  • Plataformas: Nintendo 3DS
  • Desarrollador: Sega
  • Distribuidor: Sega
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 44,95 euros

Rhythm Thief y El Misterio del Emperador es un juego musical a medio camino entre Rhythm Paradise y las aventuras del Profesor Layton. Un título correcto con un apartado técnico deslumbrante al que le falta variedad y dificultad para convertirse en una joya de Nintendo 3DS.

Vídeo | Youtube

Más en VidaExtra | ‘Rhythm Thief & The Emperor’s Treasure’, el nuevo juego musical de SEGA para Nintendo 3DS

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos