Crítica de Sonic 2, La película: diversión y fanservice en la gran pantalla con extra de amor hacia la Mega Drive
Análisis

Crítica de Sonic 2, La película: diversión y fanservice en la gran pantalla con extra de amor hacia la Mega Drive

Si tuviste la Mega Drive en su día, Sonic 2, La película te va a dibujar una sonrisa de oreja a oreja. Si vas con niños pequeños, éstos se lo van a pasar bomba viendo al Sonic más infantil y juguetón haciendo travesuras durante dos horas seguidas. Y si te consideras fan de Jim Carrey, prepárate para ver la película en la que el comediante está más desatado e inspirado en décadas: ni ese bigotón que le tapa media cara impide que el canadiense iguale y supere en desparpajo a los dibujos animados a los que se enfrenta durante el filme.

La secuela y continuación directa de Sonic, La Película toma buena nota de todos los aciertos y de las ausencias del filme de 2020, pero no pierde la perspectiva en ningún minuto: se trata de una comedia familiar. Una película que combina metraje real con animación digital y que, como Space Jam (la buena, claro) Sabe funcionar a dos velocidades constantemente al dar diversión colorida a los más pequeños y extra de fanservice para sus acompañantes y todos aquellos con edad para comprar entradas. Lo cual no quita que haya muchos motivos muy bien repartidos a lo largo del metraje para ir a verla en la gran pantalla.

Y es que si te gustó Sonic, La película la nueva travesura del erizo supersónico te va a alucinar: hay más acción, más aventura, más humor y una cantidad de referencias directas o convenientemente escondidas a los videojuegos que redondean y hacen muchísimo más disfrutable la película de Jeff Fowler. Y pese a que el Dr. Robotnik de Carrey hace de contrapunto, su personaje logra sostener el peso de la película abrazando con descaro todos los clichés imaginables del científico chalado. Metiéndose al espectador en el bolsillo en cada escena en la que aparece.

Eso sí, Sonic 2, La película es mucho más que una excusa para reunir a los iconos de la mejor SEGA con la superestrella de La Mascara o El Show de Truman: picotea con acierto contenidos y escenas míticas de los cartuchos de Mega Drive y de los cómics. Mezcla con tino elementos de películas de comedia familiar y sabe parodiar los blockbusters de acción; e incluso introduce momentos concretos que son puro anime llevado a la gran pantalla.

Screenshot 7311
¿Alucinaste con Sonic 2 en Mega Drive? La nueva película del erizo supersónico te va a encantar

Tal y como ocurrió hace treinta años en la 16 bits de SEGA, lo cual se dice rápido, Sonic 2, La película supera en todos los aspectos al original. No solo apostando por el clásico recurso de más es mejor, sino encontrando el tono perfecto para encauzar lo que ya es oficialmente una franquicia cinematográfica. Y, en el proceso, presentando al gran público a dos pequeños héroes que le chiflarán a los fans más pequeños de Sonic: el tímido y alegre Tails y un Knuckles muy bruto, pero con un corazón de oro.

¿La mejor adaptación cinematográfica de un videojuego? Si bien, como veremos, Sonic 2, La película logra entender y plasmar en la gran pantalla todo lo que hizo que el icono de SEGA fuese tan especial y querido, lo cierto es que también encuentra su propio camino como franquicia. Anteponiendo siempre la diversión a todo lo demás y encauzando su trama a un final que demuestra la devoción de Fowler y sus guionistas a los cartuchos de Mega Drive. Lo cual, por cierto, tiene un mérito especial.

De la justicia azul al caos color esmeralda

Diapositiva4

Sonic lo tiene todo para ser un gran superhéroe. Más allá de su increíble velocidad supersónica, el pequeño erizo de zapatillas coloradas posee una valentía genuina y está más que determinado a ayudar al prójimo y detener a los villanos sin perder la sonrisa. Sin embargo, de su corta trayectoria como la Justicia Azul, el enigmático y algo desastroso defensor del bien, ha sacado una conclusión muy clara: su gran momento no ha llegado. Al menos, todavía.

Durante años, Sonic ha estado solo en el mundo intentando pasar desapercibido. Gracias a los portales creados a partir de unos anillos dorados, logró escapar de su planeta natal a la Tierra, encontrando en el pequeño pueblecito de Green Hills un hogar en el que desatar su hiperactividad y esa velocidad innata. Era cuestión de tiempo que llamase la atención lo suficiente como para que el Dr. Robotnik (Jim Carrey), un científico chalado con un generoso bigote, intentase echarle el guante a sus púas azuladas.

Por suerte, antes de que fuese demasiado tarde y la situación se descontrolase, Sonic encontró la amistad de Tom (James Marsden) y Maddie Wachowski (interpretada por Tika Sumpter), una joven pareja del pueblo, y gracias a su ayuda y esa centelleante habilidad para moverse de manera vertiginosa, enviaron a Robotnik al aburrido Planeta de los Champiñones. Un lugar del que en teoría jamás podría escapar. ¿O sí?

Screenshot 7307
La Justicia Azul a punto de entrar en acción

Que el Dr. Robotnik no tenga buenas intenciones no significa que posea un intelecto privilegiado. Al menos, lo suficiente como para encontrar la manera de escapar de aquel mundo desolado y solitario mientras se dejaba crecer felizmente el mostacho. Urdiendo su venganza contra el erizo entre zumos de champiñón.

Pero, ¿qué hará una vez regrese a la Tierra? Bueno, lo cierto es que este pintoresco hombre de ciencias no ha llegado solo al tercer planeta contando desde el Sol: una robusta silueta lo acompaña dispuesta a hacer que Sonic muerda el polvo. Un equidna gruñón con una fuerza colosal llamado Knuckles.

Robotnik ha logrado persuadir a Knuckles para aliarse contra el erizo azulado. Y no solo por devolverle la jugarreta, que también, sino porque en juego hay una fuente todavía mayor: una misteriosa joya llamada la Esmeralda Maestra. Los bigotes se le rizan solo de pensar en lo que podría hacer con ella y su tecnología.

Screenshot 7314
Jim Carrey a veces es más dibujo animado que el propio Knuckles

Ahora bien, Robotnik y Knuckles no son los únicos visitantes llegados a la Tierra: inspirado por los actos heroicos de Sonic, el alegre zorrito anaranjado Tails se sumará a la aventura del erizo, iniciándose así una doble búsqueda por la misteriosa esmeralda que los llevará por todo el mundo, de la gélida Rusia o las cálidas costas de Hawai. Con suficiente margen para hacer snowboarding, participar en coloridos concursos de baile y sembrar el caos y la destrucción.

Sonic 2, La película continúa los acontecimientos del primer filme justo dónde los dejó, da más peso, presencia y minutos de metraje al material de los videojuegos y no pierde en ningún momento la perspectiva de que se trata de una comedia familiar. El propio Sonic es muy infantil, juguetón e hiperactivo desde el comienzo de la película, pero también se desarrolla como personaje. Encauzándose poco a poco hacia el carismático héroe que conocimos en los videojuegos tras entablar una divertida amistad con Tails y establecerse la anunciada y muy esperada rivalidad con Knuckles.

Eso sí, un filme para todos los públicos generosamente regado de homenajes y brillantes referencias a la celebradísima trilogía de Sonic The Hedgehog de Mega Drive. Siendo el mayor homenaje a estos cartuchos desde Sonic Mania.

Screenshot 7318

De hecho, y pese a que la trama ha sido creada para la ocasión, veremos que en las mejores partes de la película se busca combinar constantemente elementos argumentales de Sonic The Hedgehog 2, Sonic The Hedgehog 3 y Sonic & Knuckles a través de situaciones, localizaciones, escenas y hasta un par de réplicas de localizaciones que harán las delicias de los fans de entonces.

Y lo mejor de todo: esos elementos están tan bien integrados que no eclipsan el desarrollo de los acontecimientos de la cinta. De modo que los más pequeños se van a encontrar con un espectáculo de aventuras y diversión protagonizado por pequeños héroes de vivos colores, mientras que para quienes dedicaron tardes enteras a la 16 bits de SEGA supone todo un festín de nostalgia. Una adaptación muy libre de los videojuegos y los cómics, pero en la que las decisiones están muy bien encauzadas.

Y en mitad de este torbellino, un Jim Carrey que se vuelve a encontrar en su salsa, retomando y dando nuevos y mejores matices a un Dr. Robotnik que ha pasado a ser uno de los mejores papeles de su dilatada carrera. Convirtiéndose con un sencillo bigote y su magistral habilidad para el humor físico en un dibujo animado más del film mientras derrocha talento y humor en cada fotograma en el que asoma.

Screenshot 7304
Sonic es máxima velocidad. Knuckles es pura fuerza

Las dos horas de Sonic 2, La película se pasan volando salvo una prolongada escena en la que, incomprensiblemente, la disparatada búsqueda de la Esmeralda Maestra queda suspendida en el aire para darle demasiados minutos a un lío de bodas con sorpresa incluida. Una trama añadida que -siendo justos- no aporta ni comedia al pequeño público ni entretenimiento a los fans del erizo.

Con todo, se puede entender que Paramount haya querido darle más margen y peso a los personajes que aportan un rol paternal a la cinta de cara a su acto final y, ya de paso, recuperar y darle minutos a todos esos personajes secundarios presentados en la primera película. Contrastando el despegue de la verdadera aventura de Sonic y Tails con pinceladas extras de comedia pensada para esos acompañantes de los pequeños fans del erizo supersónico y no saben muy bien qué es lo que han ido a ver.

Diversión y fanservice en la gran pantalla con extra de amor hacia la Mega Drive

Diapositiva2

Como comentamos, en esta nueva aventura cinematográfica de Sonic hay dos películas que suceden a la vez:

  • Por un lado tenemos esa película de aventuras por todo el mundo con personajes coloridos y creados digitalmente.
  • Por otro, ese canto en la gran pantalla a la gloriosa edad dorada de la Mega Drive.

El gran hito de Jeff Fowler es su acertada manera de mezclar ambas llevando al espectador de la comedia infantil a la aventura y desembocando en una verdadera tormenta de emociones. Intercalando influencias del cine de los ochenta, referencias al actual cine de superhéroes y momentos épicos descaradamente sacados del anime.

Y pese a que en Sonic 2, la película verás planos, secuencias y escenarios directamente extraídos de los videojuegos; se trata de un homenaje a Sonic como icono universal. Al personaje creado para los videojuegos pero que ha crecido y fue desarrollado en paralelo a través de los cómics, las diferentes series de televisión o esa interminable línea de merchandising que, con apenas una pose, ya denota el carisma y la actitud del abanderado de SEGA.

Screenshot 7324
Ojo al guiño a Risky Business

Eso no quiere decir que Sonic 2, la película no peque de ser demasiado infantil en sus compases iniciales. Pero a partir de aquí toca hacer una reflexión: la película sabe acertar con quienes conocieron al personaje en Mega Drive, Game Gear, DreamCast o tras el cambio de milenio, pero también es una revalidación del personaje de cara a una nueva generación de fans. Muchos de ellos, posiblemente, jamás han tocado el mando de una consola.

La manera de introducir nuevos personajes de gran peso en los videojuegos, conservar los presentados en la película anterior y, a la vez, dar más presencia y libertad a Sonic y el Robotnik de Carrey es un desafío que Fowler y su equipo de guionistas han superado con muy buena nota. Estableciendo un tono universal para una película que se enfrenta al complicado reto de gustar a todo el mundo mientras busca y consigue ser respetuosa con un personaje que ha trascendido al videojuego.

Screenshot 7317

Además, y como ya comentamos, Sonic 2, la película es plenamente consciente de los aciertos y errores de la primera cinta. Se aproxima lo suficiente a lo visto en los videojuegos sin llegar a cruzar la línea de ser una adaptación directa de estos, pero también sabe retiene el tono de humor de las series de dibujos animados. Logrando que el acto final sea verdaderamente espectacular y, a la vez, sorprender dando aquello que todos los fans de Sonic, pequeños y grandes, quieren ver en la gran pantalla.

Y, en última instancia, dejando convenientemente abierta la puerta a nuevas aventuras que Paramount no ha tardado en anunciar. Tanto a través de una nueva película como mediante una nueva serie protagonizada por Knuckles. Y no lo vamos a negar: el equidna de SEGA sabe aprovechar muy bien sus minutos en pantalla.

Screenshot 7320

Y es que a SEGA y sus personajes siempre se le han dado de escándalo las secuelas, y Sonic 2, la película no es la excepción. Revalidando que es posible hacer cine basado en personajes de videojuego entretenido y con devoción a la obra original y, a su vez, encontrar su propia identidad como película. Que se puede encontrar un tono con el que llegar a conectar con todo el mundo. Reteniendo esa Sonicmanía que obsesionó a los fans de SEGA durante los años 90 y transmitirla a una nueva generación.

Quizás, Sonic 2, la película no sea perfecta. Tampoco lo necesita. Pero sus numerosos aciertos demuestran que todo lo logrado en la primera incursión de Sonic en la gran pantalla no fue por casualidad. Y su manera de dibujar un horizonte más prometedor e interesante para las grandes adaptaciones cinematográficas de los videojuegos ya es su mayor logro.

Temas
Inicio