Publicidad

Análisis de Spider-Man Miles Morales en PS5: espectáculo loco y emoción a partes iguales
Análisis

Análisis de Spider-Man Miles Morales en PS5: espectáculo loco y emoción a partes iguales

Entrar en la nueva generación de PlayStation con Spider-Man: Miles Morales es hacerlo a lo grande. No es una secuela ni tampoco una entrega que venga a revolucionar lo que ya vimos en Marvel’s Spider-Man. Digamos que estaría a medio camino entre una expansión y una secuela, algo similar a lo que hizo Naughty Dog con Uncharted: El Legado Perdido.

Esto significa que se vende por separado y que no es necesario contar con el original, pero a su vez ofrece una historia más contenida que conserva lo mejor del original y lo mejora, dejando atrás, de paso, algunos de los elementos menos acertados de Marvel’s Spider-Man.

Como seguramente muchos os estáis preguntando cuánto dura este Spider-Man: Miles Morales, os lo digo ya y nos quitamos eso de encima. A mí me ha llevado alrededor de 10 horas completar la historia con un 70% de todo lo que ofrece el juego. Mi acercamiento ha sido el de ir siempre a por la misión principal, con lo cual sólo le he dedicado unos pocos minutos a recoger algún que otro coleccionable para poder crear artilugios, desbloquear trajes o aplicar mejoras al equipo. En todo caso, tras una misión principal, el juego suele obligarte a hacer una misión secundaria o alguna actividad antes de activar la siguiente. Lo bueno es que las misiones secundarias están bien planteadas y no se hacen pesadas, con lo cual es todo bastante directo.

Spider-Man: Miles Morales: como en las películas, con un villano basta

Hay una cosa que me ha gustado mucho: a diferencia del anterior título, donde aparecían un montón de enemigos clásicos de Spider-Man para generar grandes enfrentamientos, en Spider-Man: Miles Morales sólo hay un único villano. Hay giros y cameos que obviamente ni quiero ni puedo desvelar, pero en este sentido el juego se acerca más al planteamiento de cualquiera de las películas que tenemos a nuestro alcance.

Spider Man Miles Morales Capturado en PS5, modo Fidelidad

En ellas, tanto en las dirigidas por Sam Rimi como por Marc Webb, así como en las últimas entregas protagonizadas por Tom Holland, Spider-Man suele enfrentarse a un único enemigo. Salvo en un caso donde hay un par de malotes dando la brasa, siempre está claro quién es el villano y no hay muchas distracciones en ese sentido.

Spider-Man: Miles Morales apuesta por eso, lo cual hace que desde el primer momento la historia vaya en una dirección y le permite a Insomniac explayarse a nivel narrativo por otro lado. Sin tener que estar pendientes de varias amenazas locas, el juego nos permite vivir la vida de Miles Morales de una forma mucho más íntima. Me atrevería a decir que hay un par de momentos en el juego muy a lo Naughty Dog.

Se nota que el estudio ha querido aprovechar la ocasión para contar las cosas de una forma más pausada y profunda que en el anterior, lo cual nos permite conocer mucho mejor a Miles y cogerle cariño desde muy temprano. Es un juego muy emotivo que consigue algo que pocos juegos consiguen: que nos importen sus personajes y lo que les sucede.

Por cierto, no quiero dejar pasar la ocasión de decir esto: la primera media hora de Spider-Man: Miles Morales es probablemente uno de los mejores arranques que he visto y diría que está al nivel de lo que podemos ver en cualquiera de las películas del superhéroe. Puro espectáculo.

Mecánicas y mamporros conocidos

Se agradece ese mayor peso en lo narrativo, ya que a nivel de mecánicas es donde menos salto hay entre Marvel’s Spider-Man y Spider-Man: Miles Morales. Los combos, los movimientos, las esquivas y los balanceos son prácticamente los mismos. Miles tiene un nuevo poder llamado Veneno que le permite dar descargas eléctricas, lo cual, ahora sí, da para un nuevo set de movimientos (y para resolver puzzles), pero por lo demás el que haya jugado al anterior podrá empezar a lanzar telarañas y repartir mamporros en este con los ojos cerrados.

Spider Man Miles Morales Capturado en PS5, modo Fidelidad (4K, 30fps, ray tracing)

Cruzar Nueva York de punta a punta balanceándonos sigue siendo una experiencia fabulosa. La ciudad luce de maravilla y, dado que en PS5 ofrece un modo a 4K y 30fps con ray tracing, dan ganas de pararse en cada azotea para contemplarlo todo con calma. Y sí, hay viaje rápido mediante las estaciones de metro, pero en PS5 es tan rápido que, en realidad, es inmediato, con lo cual el metro ni lo olemos.

Los puzzles son lo menos inspirado del juego. En el transcurso de la historia no hay que resolver de forma obligatoria puzzles excesivamente tontos y pesados como los que en la entrega anterior nos pedían conectar circuitos, por ejemplo, pero los que sí debemos resolver, prácticamente todos relacionados con la electricidad, son demasiado sencillotes. Nada grave, pero merece la pena comentarlo porque el fuerte del juego está en otro lado.

Los combates, por otro lado, son extremadamente satisfactorios, como ya lo eran en el anterior, pero es cierto que los movimientos finales para rematar enemigos han subido varios puntos de espectacularidad. Es muy fácil llevar a cabo larguísimas coreografías para acabar con grupos numerosos de enemigos: esquivar, desarmar, lanzarlos al aire, paralizarlos con las telarañas y más se ejecuta con gran velocidad, sencillez y espectacularidad.

Como decía, durante el juego iremos consiguiendo una serie de materiales que nos permitirán desbloquear trajes y artilugios, así como realizar mejoras de todo tipo. También hay un árbol de habilidades con tres ramas distintas que podremos ir subiendo con los puntos de habilidad ganados. Muchos trajes incluyen ventajas y los artilugios se pueden mejorar de diversas formas. Al final se trata de tener a nuestro alcance el  mayor número de posibilidades y montar las builds que mejor se ajusten a nuestro estilo de juego.

Spider Man Miles Morales Capturado en PS5, modo Fidelidad

En todo caso, y esto ya sucedía en el anterior juego, no es necesario mejorarlo todo al máximo ni volverse loco con este tema para disfrutar, ya que con los sets básicos de movimientos del personaje es suficiente como para salir airoso de cualquier situación. Lo cual no quita que a nivel más visual y de espectacularidad nos interese desbloquearlo todo. En mi caso, como decía al principio, he ido a por las misiones principales sin detenerme en recoger coleccionables para obtener materiales y aún así he acabado desbloqueando las tres ramas del árbol de habilidades casi al completo, además de varios trajes y mejoras.

Para los completistas, el mapa se irá llenando poco a poco de más y más iconos de todo tipo con objetos a recoger o desafíos a llevar a cabo. Si la historia me ha llevado unas 10 horas, creo que completarlo todo al 100% podría estar, así a ojo, alrededor de las 13 o 14 horas. Con juegos de mundo abierto es difícil ajustar mucho con los tiempos, cada cual decidirá cuánto quiere dedicarle a cada cosa y a qué ritmo avanzar.

La opinión de VidaExtra

Spider-Man: Miles Morales luce verdaderamente espectacular, al menos en la versión para PS5 que hemos probado. Ofrece un modo Fidelidad que va a 4K y 30fps con ray tracing, que es el que viene por defecto y el que he usado, y otro modo llamado Rendimiento que llega a los 60fps con resolución 4K partiendo de una menor y sin ray tracing ni efectos de luz adicionales. No hay pantallas de carga y todo funciona a la velocidad del rayo, lo cual hace que todas las partes del juego, tanto las de acción como las más calmadas de corte narrativo, queden perfectamente enlazadas y fluyan de forma orgánica.

Spider Man Miles Morales02 Capturado en PS5, modo Fidelidad

El juego es muy continuista en sus mecánicas y en la forma de afrontar la acción, lo cual no tiene nada malo precisamente porque sabemos de antemano que no es una secuela, sino una forma de expandir el anterior con un nuevo protagonista y un pequeño arco argumental muy emocionante y con varios giros interesantes.

Puedo asegurar con tranquilidad que no sólo es una buena forma de estrenarse en PS5, sino que es un juego que encantará a los fans de Spider-Man en general. Y creo que, en realidad, es un juego con una importancia mayor de la que parece tener en un principio, sobre todo a nivel de inclusividad. Mucha gente que no se ve habitualmente representada en los juegos va a encontrar aquí su sitio. Y de qué forma.

Spider-Man: Miles Morales

Spider-Man: Miles Morales

Plataformas PS4, PS5 (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador Insomniac Games
Compañía Sony Interactive Entertainment
Lanzamiento 12 de noviembre de 2020 (PS4) y 19 de noviembre de 2020 (PS5)
Precio 59,90 euros

Lo mejor

  • Volver a sentirte como Spider-Man
  • En PS5 luce verdaderamente espectacular
  • La historia es interesante y tiene giros chulos

Lo peor

  • Los puzzles no están demasiado inspirados

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios