Compartir
Publicidad

The Settlers: Kingdoms of Anteria: primeras impresiones

The Settlers: Kingdoms of Anteria: primeras impresiones
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como amiguero que soy conozco la saga 'The Settlers' desde sus inicios y soy de los que piensan que sus mejores entregas, indudablemente, fueron las primeras, en especial la segunda. Desde hace muchos años he notado que la saga ha perdido el norte, olvidando parte de su personalidad, y salvo el último 'The Settlers 7: los Caminos del Reino' (obviando el 'The Settlers Online', que salió un año después), las valoraciones de cada nueva iteración han dejado mucho que desear.

Por lo tanto, guardaba pocas esperanzas en torno a 'The Settlers: Kingdoms of Anteria', máxime teniendo en cuenta ese cambio tan radical para las batallas acercándose a lo que supuso en su día 'Warcraft III: Reign of Chaos'. Es, sin lugar a dudas, lo que más nos llamó la atención desde que Ubisoft presentó este nuevo trabajo de Blue Byte el pasado mes de junio. Pero, ¿es bueno?

A empezar de cero... otra vez

The Settlers: Kingdoms of Anteria

Tras todas las horas que le hemos dedicado, no se puede decir que sea ni bueno ni malo, en cuanto a la saga 'The Settlers' se refiere, sino diferente. Toca acostumbrarse al nuevo planteamiento, y aunque algunas decisiones de diseño no nos hayan parecido las más correctas, a poco que nos guste la estrategia de gestión nos mantendrá pegados a la pantalla hasta montar nuestro reino.

Vale, ¿pero a qué cambios nos referimos? Para empezar, el mismo hecho de montar nuestro reino. Tendremos una zona predefinida situada a gran altura, desde donde se puede divisar todo lo que nos rodea. En cierto modo no es algo que nos sorprenda, puesto que ya el citado 'The Settlers 7: los caminos del Reino' contó con reinos que se erigían sobre una zona circular con menos variedad que la de los primeros 'The Settlers', sin embargo la forma de expandirlo es más limitada.

Para que os hagáis a la idea, basta contemplar la imagen anterior para ver una de las novedades, el menú de Renombre. A medida que cumplamos misiones de la historia, iremos desbloqueando las distintas ramas, empezando por lo más simple, para poder fabricar las materias primas necesarias para seguir creciendo, a conseguir más variedad y potencial de cara a las batallas. El problema es que no podremos expandirnos a voluntad, sino que dependeremos de mayor Renombre para poder desbloquear las mejoras pertinentes que nos habiliten más zonas. Y esto es muy tedioso.

The Settlers: Kingdoms of Anteria y ese deseo por mejorar nuestra productividad constantemente

The Settlers: Kingdoms of Anteria

Si hablásemos de espacio suficiente de entrada para poder construir lo más esencial en la primera zona habilitada, no pasaría nada. Sin embargo no es así. Y a esto hay que sumarle que en los primeros compases de la beta 'The Settlers: Kingdoms of Anteria' reincide mucho en el tema de mejorar nuestra productividad acortando los tiempos tanto de producción como de transporte.

Sobra decir que perdí la cuenta de las veces que cambié un edificio importante de sitio. Cuando parecía que todo estaba bien, resulta que luego me pedían que acortase más el tiempo de producción. Y no había espacio posible para hacerlo. Me llegó a crispar. Y todo empeora cuando conectamos varios edificios, porque todo va sumando, claro. De todos modos, cierto es que si tenemos la suerte de controlar la situación (y el espacio acompaña), todo resulta muy cómodo. Puesto que aquí el resto es automático. ¿Recordáis lo que había que hacer para construir un edificio en los dos primeros 'The Settlers? Si el solar era óptimo (si no había que ajustarlo a golpe de pala) había que unir la bandera del futuro edificio a nuestro castillo, después llegaba el obrero y el resto de settlers iniciaban así el transporte de materiales (madera y piedra) hasta que se terminase.

Para mí sigue teniendo un encanto especial. Desde el ir viendo cómo se va construyendo hasta cómo se van transportando todos los materiales (aligerando el desplazamiento con los burros). Pero aquí eso no sucede. ¿Tenemos los materiales? ¿Hay espacio suficiente? Se construye casi al instante y sin intermediarios. Luego colocamos la carretera y ya está. Después está el tema, eso sí, de que si es, por ejemplo, un leñador, tendremos que indicarle su zona de producción, o el conectar después su trabajo con el aserradero para que se inicie la producción en masa de tablas de construcción.

Como véis, parte de la esencia de 'The Settlers' sigue ahí... excepto su carisma, claro. Todo resulta más frío, más directo, y en ciertas ocasiones, como el tema del terreno o de optimizar la producción, más limitado y lioso, respectivamente. A veces las matemáticas no son exactas. Que un juego nos ofrezca más opciones no quiere decir que nos vaya a divertir más que uno con menos cosas.

Combates con sello rolero muy marcado

The Settlers: Kingdoms of Anteria

Hasta aquí, en cualquier caso, podría tener un pase. Unos podemos quedarnos con ese estilo más retro de los primeros, con muchas posibilidades y altamente adictivo, y otros con lo que vino después, como con este caso. Son distintas formas (válidas) de entender la estrategia, a fin de cuentas.

Ahora bien, otra historia es lo que sucede con las batallas, porque como recalcamos el mes pasado éstas se parecen más a un RPG online. A los puristas del género lo más probable es que le echen para atrás. En mi caso, eso sí, me han parecido más simples de lo normal, aunque tampoco podemos olvidar que esto es una beta. De todos modos, tenemos a nuestro héroe, al cuál le asignamos unas habilidades (que iremos desbloqueando) y que cuentan con sus tiempos de enfriamiento (y que gastan resistencia; se repone con el tiempo), y a quien podremos mejorar según gane experiencia, distribuyendo los puntos por cada nivel como nos plazca. Y lo bueno es que contaremos con varios héroes, empezando por el típico guerrero hasta la arquera de turno. A gusto del consumidor.

Lo malo es que si queremos ganar más Renombre, y con eso seguir mejorando nuestro reino, este tipo de batallas son obligatorias, por lo que al que no le gusten se le hará muy cuesta arriba esta tarea. Y lo cierto es que tampoco destaca en las misiones, las cuáles van desde eliminar a ciertos enemigos a rescatar a un rehén. Nada nuevo bajo el Sol, vaya, y sin demasiada personalidad.

Siendo directo, me he llevado un chasco con 'The Settlers: Kingdoms of Anteria'. Cierto es que esta última semana no he podido jugar más por culpa de la Madrid Games Week, pero sinceramente, dudo que echándole más horas disipe esa sensación de "otro año más sin superar a The Settlers II".

Plataformas: PC
Multijugador: sí
Desarrollador: Blue Byte
Compañía: Ubisoft
Lanzamiento: no disponible
Precio: no disponible

Sitio oficial | The Settlers

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio