Compartir
Publicidad

'The Settlers II: Return to the Roots', el sueño de todo fan de esta clásica saga de Blue Byte hecho realidad

'The Settlers II: Return to the Roots', el sueño de todo fan de esta clásica saga de Blue Byte hecho realidad
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si me hiciesen la típica pregunta de qué cinco videojuegos llevaría a una isla desierta uno de los que respondería casi al instante sería el 'The Settlers II' de Blue Byte. Una joya de la estrategia que no conoce la palabra "anticuado", llegándose a conservar tan bien que muchos somos los que la seguimos prefiriendo antes que cualquiera de sus iteraciones posteriores, incluso la del décimo aniversario en forma de remake que publicó Ubisoft en nuestro país.

Pero ya habrá tiempo para que os cuente mis batallitas con aquel clásico, porque ahora debemos centrarnos en esta modificación que está creando una comunidad muy fan del mencionado juego de estrategia, y a la que han bautizado como 'The Settlers II: Return to the Roots'. Porque aunque a muchos nos encante el 'The Settlers II' original, sabemos que tiene algunos pequeños defectos que bien podrían haber sido pulidos. Algunos le dan un toque especial, añejo, pero nunca está de más el poder solventarlos, y como imagino habréis adivinado, 'The Settlers II: Return to the Roots' no solamente pulirá gran parte de ellos, sino que añadirá características nuevas.

La lista de cambios y añadidos es bastante grande, y en la página oficial del proyecto no salen traducidas (están en alemán), pero en cualquier caso os voy a enumerar las más representativas que he ido viendo en las partidas de prueba. Aunque antes de empezar a enumerarlas hay que tener en cuenta de que se trata de una versión todavía en desarrollo, por lo que todavía aún queda margen de mejora. De hecho, de momento no cuenta con modo en solitario, aunque sí podremos jugar contra la IA en el modo multijugador. Este último será una de las novedades, porque podremos jugar tanto por Internet como por LAN. Y aquí viene otra, porque entre los jugadores, sean humanos o máquinas, podremos establecer alianzas y pactos de no agresión desde una opción nueva dentro del menú de la partida (acceso rápido la tecla 'M', os recuerdo). Con las alianzas no estaría mal algún tipo de comercio, pero de momento no está habilitada esta opción, aunque me gustaría pensar que en el futuro se implementará.

En cuanto al menú del propio juego, varias opciones adicionales han sido insertadas, entre ellas varios idiomas, estando el español entre ellos, aunque no todas las partes se han traducido. Podremos, eso sí, cambiar la resolución del juego desde los 800x600 hasta los 1.600x900 píxels, tanto en modo ventana como a pantalla completa. Sobra decir, ya de paso, que es necesario disponer del 'The Settlers II' original, y que para hacer efectiva la prueba del 'The Settlers II: Return to the Roots' tendremos que instalarlo dentro de la misma ruta que el original. Pero tranquilos, que no se sobreescribirá nada y podremos desinstalarlo después sin problemas.

The Settlers II: Return to the Roots

Aparte de ver mejoras dentro del sistema de guardado (tendremos espacios ilimitados y podremos poner nombres como casi cualquier RTS de mediados de los noventa en adelante), podremos ajustar la velocidad del juego hasta en cinco niveles que irán desde "muy lenta" hasta "muy rápida".

Pero lo gordo viene ahora. De entre las múltiples opciones que podremos configurar tanto desde el menú del juego como desde los ajustes de la partida podremos desde habilitar que los materiales extraídos desde las minas nunca se agoten hasta prohibir que haya oro (en su defecto podremos convertirlo a otros minerales, como carbón, hierro o granito), podremos hacer que el agua de los pozos sea limitada, deshabilitar la demolición de los edificios militares cuando están siendo atacados (que levante la mano el que no haya recurrido a ese truco cuando veíamos que lo íbamos a perder) e incluso priorizar las construcciones que queramos que finalicen antes.

Y aún hay más características a resaltar, como por ejemplo la del tema de las monedas de oro. ¿A cuántos de los aquí presentes les ha pasado que, por despiste, alguna moneda se ha colado en un barracón que no nos interesaba? A veces llegamos tarde para deshacer el camino, y como sabemos, el cartel de "prohibido monedas" no sirve una vez ésa está en camino. Por suerte esta característica ha sido arreglada, e incluso podremos poner por defecto ya desde el inicio que todo edificio militar tenga prohibidas las monedas (después podemos deshacerlo manualmente, claro). Pero no es la única que se agradece, porque otra que a veces daba quebraderos de cabeza por culpa de los, a veces, torpes settlers, es la de los almacenes, en concreto la de los almacenes portuarios. Ahora en cualquier almacén podremos seleccionar una nueva opción para "meter un producto", forzando así a los habitantes a que lo traigan sea como sea.

Ya para finalizar, comentar el curioso hecho de que contaremos con un nuevo edificio llamado Charburner. De él, y mediante los materiales tronco y trigo, obtendremos carbón. De esta manera se puede decir que tendremos carbón ilimitado, porque tanto el tronco como el trigo son recursos que podremos conseguir en cualquier parte. Aunque también se puede deshabilitar la opción de construirlo.

Como véis, bastantes cambios, aunque no os he nombrado todos, sino los más representativos que he ido viendo. Pero de entrada muchos de ellos se agradecen y sin duda hacen que 'The Settlers II' sea más grande de lo que es. Si queréis organizar alguna partida online de prueba, os recuerdo que Vidaextra tiene un grupo en Steam desde el que podemos hacerlo. Que siempre mejor contra alguien humano que contra la máquina. ¿O no?

Ah, y por cierto, esta modificación está disponible para Linux, Mac y Windows.

Sitio oficial | The Settlers II: Return to the Roots

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos