Compartir
Publicidad
Publicidad

Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call, análisis

Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call, análisis
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando en 2012 apareció para Nintendo 3DS 'Theatrhythm Final Fantasy' (Zrirrim para los amigos) me acerqué a él únicamente por el gran legado musical de 'Final Fantasy' que contenía. Nada más. Nunca me han atraído los juegos musicales, y aquella cajita de aspecto infantil prometía desde su colorida carátula un concertado aburrimiento. Menuda forma de celebrar el 25 aniversario de la franquicia, pensé.

Estamos en septiembre de 2014. 'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call' llega a las estanterías españolas y yo, persona de poco tiempo para casi todo lo que no signifique trabajar, husmeo en la memoria de mi 3DS para ver cuánto dediqué hace un par de años a su primera parte. La realidad me abofetea con un rotundo “37 horas y media”. El misterio de entonces se replica ahora de forma prístina. Ni triples A ni historias, pongo por fin las manos en 'Curtain Call' convencido de que será para mí, esta vez sí y sin titubeos, uno de los juegos fetiche del año.

'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call' y los misterios del tiempo y del espacio (físico)

O Square Enix nos tomó el pelo con la primera parte, o los sistemas de almacenamiento y compresión han mejorado mucho en los últimos años, o un poco de ambas cosas a la vez. El caso es que Zrirrim venía con 77 canciones porque, simplemente y según ellos, no cabían más en la tarjeta del juego. Se justificaba así una parte complementaria de pago vía dlc. Como supondréis por mi dedicación al juego expuesta más arriba, a euro por canción adicional me gasté un buen pastizal.

El caso es que 'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call' nos llega con 221 temas musicales, casi el tripe que su antecesor, amén de 60 personajes jugables, modos de juego nuevos y un montón de cosas más que hacen que uno se pregunte cómo han metido en ese cartuchito tal cantidad de material. Que yo me alegro enormemente, pero vaya, es todo un poco extraño.

protas

Mucha más cantidad para el gameplay, sí, pero bajo el mismo envoltorio

Los que conozcáis el título original os habréis dado cuenta de que 'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call' luce igual de bien. Quedaos con el detalle: igual, que no mejor. Estamos de acuerdo en que no hace falta más en una dirección artística que se expresa a base de personajes formados por recortes que deambulan lateralmente por escenarios 3D en perfecta sintonía.

Todo sigue exactamente en su sitio: fases de viaje (mis favoritas) en las que seguir de manera sinuosa las líneas que se van marcando sobre la pantalla, combates en los que todo se vuelve más loco mientras golpeamos en plan verlas venir sobre una pantalla fija, maravillosas escenas de vídeo donde el CGI es el rey… A lo ya conocido unimos viajes en barco volador que siguen el patrón de las fases de viaje. Una delicia para los sentidos que solo hierra en la utilización del mismo vehículo para Final Fantasy X y X-2. ¿Vagancia o despiste? Pocas sombras ante tal espectáculo de luces, de todas formas.

theatrhythm-final-fantasy-curtain-call

'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call' y sus novedades caminando sobre seguro a través de una base bien cimentada

Tocar sobre los más de 200 temas musicales del repertorio en sus tres variantes de dificultad y combinando personajes ya asegura meses de diversión, pero es que Square Enix no se ha conformado con eso. Los Quest Medley profundizan en la tradición del rpg dándonos rutas de mayor o menor longitud. Es el momento de elegir equipo y de disponernos a viajar por senderos que se bifurcan y se vuelven a encontrar en pos de un enemigo final.

La duración de los Quest Medley más largos no entorpece con el formato portátil porque siempre podremos hacer un alto en el camino sin perder el progreso. Este modo de juego es el principal hallazgo de 'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call'. A falta de historia (que la hay pero es una mera excusa), se nos da una base sobre la que crear a placer una narrativa emergente. Tú eres el Master de la partida en los tableros que se colocan ante ti. Dedícate a imaginar premisas, historias, motivaciones o infortunios, ya se encarga Square Enix de pinchar la música.

Para rematar la jugada maestra 'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call' permite duelos online/offline contra otros jugadores o contra la máquina. De nuevo, el elemento rpg retuerce las normas del género musical. Toca tirar de magias y aparejos con los que fastidiar de tú a tú. El mayor enemigo no mide tres metros y habita en las profundidades del juego, probablemente, quien te haga morder el polvo sea un chaval que no levanta dos palmos del suelo que ha cogido la maquinita tras hacer los deberes. Sí, prepárate a sufrir una humillación tras otra. Suena maravilloso ¿Verdad?

quest_medleys-1

La superación personal, los coleccionables y el móvil perpetuo

Solo tardarás cinco minutos en quedar prendado para siempre de ese móvil perpetuo que es la maquinaria de 'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call'. Un pequeño empujón y ya no habrá vuelta atrás. Al principio se te premiará de forma asidua cada cien puntos: una carta de personaje, una lista de canciones que poder escuchar con la consola cerrada como si de un reproductor mp3 se tratara, el desbloqueo de escenas de vídeo para jugarlas primero y poder verlas tranquilamente después, ese sonidillo triunfal cuando tu equipo sube de nivel que te hace babear cual perro de Paulov, esos cristales que van sumando hasta darte un nuevo personaje a elegir... De repente llegas a una numeración determinada y las recompensas se espacian cada 500 puntos. Y sientes las cosquillas más fuerte que al principio cada vez que recibes un nuevo caramelo. En ese momento ya estás convencido de que el juego será tu mejor amigo durante mucho, pero que mucho tiempo.

En mi caso, a estas alturas, con un buen puñado de horas desgastando el stylus (puedes elegir el pad y la cruceta, que están ahí como agradecido control alternativo), busco la fórmula perfecta que ciertas sospechas me hacen esquiva. Me explico. En el primer juego podíamos acceder poco a poco a escenas de vídeo conmemorativas y jugables de todos los 'Final Fantasy' hasta el XIII. En 'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call' tenemos a nuestra disposición música seleccionada de más de veinte títulos de la franquicia incluyendo, cómo no, todo lo anteriormente disfrutado hace unos años. El caso es que solo he visto escenas de vídeo en los juegos que no incluía la primera entrega. Me niego a creer que no se han metido en el juego aquellos maravillosos pasajes visuales de Final Fantasy VI, VII, IX, X, XII... Mi motor para seguir jugando sin descanso consiste en ir descubriendo recompensas, avanzar y avanzar hasta que esos vídeos aparezcan... Si no es así quitadle medio punto a la nota final. Así de duro. Solo puedes presumir de recoger el mejor legado de una franquicia si sumas, no si restas. Seguiré adelante.

Conclusiones

'Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call' es como esos cristales identitarios que acompañan a la franquicia 'Final Fantasy' desde sus ya lejanos inicios. Una joya resplandeciente, perfecta, que guarda una incomparable magia en su interior. A los mejor no te gusta la obra de Square Enix, pero eres un amante de la música; detestas los juegos musicales, pero adoras a Cloud y compañía; no soportas los gráficos en plan dibujitos, pero tienes una enorme colección de juegos de ritmo... Aunque solo estés convencido a medias, te aseguro que la balanza caerá rendida hacia el lado de la satisfacción y la felicidad a poco que pongas en marcha esta endiablada maquinaria. El móvil perpetuo de una cristalina caja de música que solo necesitó de unas notas de piano del maestro Uematsu para brillar por siempre.

8,0

finalfantasycurtains

Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call

Plataformas Nintendo 3DS
Multijugador
Desarrollador IndiesZero
Compañía Square Enix
Lanzamiento 19 de septiembre de 2014
Precio 39,99 euros (en Amazon, por ejemplo, está a 31,96 euros)

Lo mejor

  • Puede resultar evidente, pero sin duda, la música
  • Contenido casi inabarcable
  • La mecánica de juego, sencilla pero irresistible

Lo peor

  • Que no te guste Final Fantasy, la música en sí y los juegos musicales. Así, todo junto
  • Aunque todavía por confirmar, que se hayan excluido los vídeos de la franquicia principal
  • Los temas musicales vía dlc... Aunque esta vez sí me creo que no hayan cabido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos