Compartir
Publicidad
Análisis de Wonder Boy Returns Remix: soñando, soñando... fracasé patinando
Análisis

Análisis de Wonder Boy Returns Remix: soñando, soñando... fracasé patinando

Publicidad
Publicidad

Wonder Boy es uno de tantos juegos de mi infancia que recordaba con una sonrisa. Si bien me empezó a gustar de verdad en su siguiente capítulo del año 1987, cuando adoptó mecánicas básicas de los RPG, aquella aventura donde su protagonista podía controlar un monopatín tenía su encanto.

El problema es que hay recuerdos que se tienden a magnificar y en este caso no se puede decir que aquel clásico de 1986 haya aguantado tan bien el paso del tiempo. Ni siquiera por medio de su última puesta al día, Wonder Boy Returns Remix, que debutó en Nintendo Switch hace unos meses y llegó el 8 de agosto a PS4 y Steam. Pero claro, necesitaba rememorar este clásico.

Wonder Boy, precursor de los endless runner

Wonder Boy Returns Remix

Recuerdo que en su día se le llegó a comparar con Super Mario Bros., y eso que realmente no tenían mucho en común salvo que ambos protagonistas saltaban. El clásico de 1986 del estudio Westone se caracterizó más bien por las prisas de su protagonista, especialmente cuando se subía al monopatín, ya que bajo esa guisa no podía parar. Era, sobre todo, un plataformas que incitaba a correr para completar las fases en el mínimo tiempo posible.

Su control era más complejo que la legendaria saga de Nintendo, eso sí, más que nada por esa tendencia a resbalar que dificultaba demasiado la tarea de calcular ciertos saltos, provocando en más de una ocasión el cabreo por ver cómo no respondía de manera adecuada al intentar saltar en un borde.

Esas imperfecciones siguen en Wonder Boy Returns Remix, por lo que tan solo los fans más absolutos del original de 1986 se lo podrán perdonar. Y es que, en realidad, es más bien un lavado de chapa y pintura sin mejoras de peso en todo lo relativo a la jugabilidad y sus mecánicas, donde sí veremos una novedad de cara al ataque, pudiendo cargar el botón para soltar un hacha (o búmeran) de mayor tamaño, como si fuese el mítico Joe & Mac.

Gracias a este ataque podremos destruir piedras, esos obstáculos que están en cualquier fase, y se ha incrementado el número de disparos por segundo hasta tres, por lo que resulta más sencillo que el original. Y eso que sigue siendo un hueso duro de roer en determinados tramos, principalmente donde hay saltos al vacío con nubes débiles u otras plataformas móviles.

El salto, de hecho, tiene parte de la culpa, porque tampoco se ha pulido y para los saltos largos habrá que hacerlos en carrera, una tarea que nos podrá dar más de un quebradero de cabeza por esa tendencia a patinar.

Este Returns Remix sigue sin deslumbrar

Wonder Boy Returns Remix

Con este Wonder Boy Returns Remix ya es el segundo intento, tras aquel Wonder Boy Returns de 2016, por intentar renovar el clásico de 1986. Sin embargo, las mejoras respecto a su regreso de hace tres años no son tan palpables, porque para empezar replica ese mismo apartado gráfico de colores tan vivos que, en lo personal, no me ha desagradado del todo.

¿El problema? Que el diseño de sus fases sigue siendo totalmente lineal y peca de una mecánica extremadamente repetitiva que muestra su peor cara posible en los enfrentamientos contra los jefes finales: exactamente iguales, salvo por el cambio de cabeza. Y para colmo, son bastante fáciles. Una pena.

Ahora, eso sí, contamos desde el inicio con TomTom y su novia Tanya, con leves diferencias entre los dos (Tanya lanza búmerans, como adelantamos unos párrafos más atrás, los cuáles vuelven hacia su dueña; y maneja un patinete eléctrico). Aparte que seguimos con la posibilidad de escoger fase a medida que las vamos superando, salvo por el modo "One Coin", donde no podremos continuar y dependeremos de las vidas que se nos conceden.

Es curioso, porque el interés por seguir jugando va decayendo al mismo ritmo que la barra de vida (que hay que reponer constantemente cogiendo fruta) por culpa de esas imperfecciones y sensación constante de déjà vu.

Tampoco nos engañemos: pese a ser el juego que dio comienzo a esta saga editada por SEGA, nunca ha sido la mejor entrega, por mucho cariño que le sigamos teniendo. Por lo tanto, tampoco se podía hacer mucho al respecto.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, hay recuerdos que es mejor dejarlos tal y como están ya que si se rememoran lo más probable es que cambie a peor la percepción que tenemos de ellos. Y con Wonder Boy Returns Remix pasa exactamente así, quedando muy mal en comparación a otros regresos de esta mítica saga.

Wonder Boy Returns Remix

Wonder Boy Returns Remix

Plataformas Nintendo Switch, Steam y PS4 (versión analizada)
Multijugador No
Desarrollador CFK
Compañía CFK
Lanzamiento 23 de mayo de 2019 (Nintendo Switch) | 8 de agosto de 2019 (PS4 y Steam)
Precio 9,99 euros (eShop) | 9,99 euros (PSN) | 8,99 euros (Steam)

Lo mejor

  • El regreso de una saga mítica de los 80
  • Su renovado apartado gráfico no está tan mal

Lo peor

  • Las fases pecan de un diseño demasiado repetitivo
  • Todos los jefes son exactamente iguales
  • Imprecisiones en el control y que luzca tan anticuado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio