Compartir
Publicidad
Todo lo bueno y lo malo que supone la llegada de Fortnite a Android sin pasar por Google Play Store
Android

Todo lo bueno y lo malo que supone la llegada de Fortnite a Android sin pasar por Google Play Store

Publicidad
Publicidad

Pese a llevar unos meses en iOS, la llegada de ‘Fortnite’ a Android se ha hecho de rogar. Ahora, finalmente, parece que este verano el popular juego de Epic Games llegará a la plataforma de Google, pero lejos de hacerlo por la vía habitual, lo hará independizándose de la tienda oficial del sistema operativo de móviles.

Tal y como Epic ha confirmado (siguiendo rumores que se adelantaron al anuncio oficial), desde la página de la compañía descargaremos una aplicación que servirá de launcher para el juego, sólo pudiendo ejecutarlo y actualizarlo desde allí. Como cabía esperar, no es oro todo lo que reluce en esta decisión, pero sí ofrece grandes esperanzas para el futuro de Android.

¿Por qué ha tomado Epic esta decisión?

¿Qué podría llevar a una compañía a saltarse la visibilidad, la seguridad y las facilidades de una plataforma como la de Google Play Store? Si estás pensando en el dinero, estás en lo cierto, pero a eso hay que sumar la facilidad de poder obviar todo lo bueno que ofrece la tienda de Android.

La visibilidad no es un problema porque ‘Fortnite’ está hasta en la sopa, la seguridad ya la tienen medianamente controlada gracias a los servidores del juego y, a la hora de crear una aplicación y llegar al público, bueno, ahí Google también les echará un capote de forma indirecta gracias a que la página de descarga aparecerá en las búsquedas sin apenas esfuerzos.

Si además tenemos en cuenta que Epic se ahorrará el 30% de beneficios que acaba llegando a la plataforma de Google, ya tenemos un peso más que suficiente para entender la razón que ha llevado a este punto. Una que, de haber sido posible, también habrían perseguido en la llegada del juego a iOS.

Como plataforma externa que se descarga por otra vía, Epic no tiene que rendir cuentas con Google y todo lo que entra les pertenece, tanto el dinero como los posibles problemas que puedan derivarse de la decisión. Aunque parece una medida peligrosa por culpa de la desinformación, también puede traer muchos beneficios a posteriori.

Lo malo de lanzar en Android sin Google Play

El mayor miedo que sale a la luz con esta historia es el relativo a todos esos intentos de engañar a los usuarios con apps falsas que venimos viendo desde principios de año, la mayoría aplicaciones que obligan a descargar otras aplicaciones con la intención de cobrar por esa redirección de usuarios a juegos que no tenían pensado utilizar.

La libertad a la hora de desarrollar en Android y ejecutar aplicaciones de terceros tras el cambio en un parámetro de la configuración, acaba cediendo hueco a que los usuarios menos informados puedan caer en la trampa, pero también es cierto que ese es un problema que ya aparecía en PC y Mac, donde el juego evitó Steam para lanzar también una plataforma propia.

Al final, depende de la responsabilidad del usuario a mirarse las cosas dos veces antes de instalar, lo mismo que ha ocurrido desde que un amigo del pueblo nos dejaba un disquete con juegos y se nos llenaba el ordenador de virus al volver a casa. En esencia, no podemos culpar a Epic de nuestros errores, sólo comentar lo fácil que habría sido evitarlos si ellos hubiesen seguido la vía tradicional.

Aún más que eso preocupan los rumores sobre exclusividades temporales que aún no se han confirmado o desmentido. Según los mismos, la presentación del nuevo Samsung Galaxy Note 9 daría a conocer una exclusividad temporal en la descarga de la aplicación, provocando así que ‘Fortnite’ llegase de forma escalonada a distintos dispositivos Android. Para nosotros, obviamente, no es lo ideal, pero es un problema del que tocará ocuparse cuando se confirme su veracidad (si es que finalmente lo hace).

Ocurrió con Half-Life, puede ocurrir con Fortnite

Aunque Epic no es la primera compañía que monta una tienda propia en Android para evitar pasar por el aro de Google, es difícil no acordarse de Valve al hablar del caso de ‘Fortnite’. Salvando las distancias, Steam nació de una situación similar, con una compañía que trabajaba con un motor propio y aprovechó el lanzamiento de un juego muy esperado para poner en marcha una plataforma propia en PC.

Con una Google Play Store que cada día más se llena hasta los topes de propuestas no demasiado aplaudibles, tener una nueva tienda con un contenido más curado no parece mala idea a la hora de que los dispositivos móviles den un nuevo salto de calidad para convertirse en plataforma de juegos.

Es cierto que un gran poder conlleva una gran responsabilidad, pero Epic ya ha comentado que los arreglos del Unreal Engine que están preparando para la llegada de ‘Fortnite’ a Android estarán disponibles para otros creadores muy pronto y, sumar 2+2 y pensar en la posibilidad de que estos últimos también se beneficien de una plataforma menos exigente en lo que a royalties respecta, no parece descabellado.

Aún es pronto para dictar sentencia sobre la situación. Más aún para definir si a Epic le saldrá bien la jugada y dará ese paso al frente que parecen necesitar los dispositivos móviles para acabar de despegar en lo que a juegos se refiere. Lo único innegable es que si hay que avanzar y el movimiento se demuestra andando, el paso de ‘Fortnite’ parece clave para lo que está por venir.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio