Compartir
Publicidad
Publicidad

Juegos de coches: los géneros (II)

Juegos de coches: los géneros (II)
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Decía ayer en la primera parte de mis artículos sobre los géneros en los juegos de coches que esta clase de títulos ofrecían una variedad como pocos, pero lo cierto es que no llegué a demostrarlo, pues me centré en la división entre simuladores y arcades.

Hoy sí, voy a entrar en más detalles, dejando a un lado la gran división, y comentando los distintos juegos de coches que pueden encontrarse, en función del contexto en que se encuadren. Naturalmente, también hay títulos que no se centran exclusivamente en una de estas modalidades, sino que optan por ofrecernos una o varias de ellas.

Vamos a ir echando un vistazo a cada una de ellas, comentando sus características más destacadas y los juegos que mejor las representan. ¿Queríais variedad? Como veréis, aquí hay para todos los gustos.

Carreras urbanas

Este terreno está claramente dominado por títulos arcade, los cuales suelen basarse en entornos urbanos por ofrecer mucha mayor espectacularidad y más libertad a la hora de concebir los trazados. A su vez existen dos posibilidades dentro de esta modalidad: los que están cerrados para darles varias vueltas, y los que tienen la salida y la meta en distintos puntos.

Decenas son las series que han hecho de la calle su feudo para ofrecernos disfrutar de la velocidad: ‘Need for Speed’, ‘Ridge Racer’ o ‘Burnout’ son solo algunos ejemplos, aunque los simuladores también han contado con sus circuitos urbanos.

En carretera abierta hemos tenido oportunidad de hacer de todo con juegos de coches: ser perseguidos por la policía o ir nosotros detrás de los conductores imprudentes, disputar carreras de tipo drag, competiciones de derrape y un largo etcétera. Eso sí, ¡no intentéis lo mismo en vuestras ciudades!

Circuitos de competición

Conducir por la calle es muy vistoso, pero cuando te gustan las carreras de verdad, no hay nada como un circuito: sus boxes, sus pianos, sus chicanes y toda esa parafernalia que llevan consigo. Lógicamente, las exigencias en este tipo de competición son distintas, y dan más pie a apostar por una mayor simulación.

En muchos casos, los juegos basados en circuitos (reales o no) toman la licencia de competiciones reales de velocidad, como los TOCA Touring Car’, los ‘NASCAR’ o los ‘Daytona USA’. Los tiempos de vuelta toman un gran protagonismo en estos casos, y eso de los atajos y las triquiñuelas de los entornos callejeros no tiene cabida aquí.

Inolvidables también en esta categoría las carreras de resistencia que nos han ofrecido títulos como ‘Gran Turismo’, las cuales ponían nuestra paciencia al límite de sus posibilidades, dando vueltas y más vueltas a trazados que acabábamos por odiar inevitablemente.

Fórmula 1 y otras competiciones de monoplazas

En los tiempos de los míticos ‘Grand Prix’, los títulos basados en la Fórmula 1 apostaban innegablemente por la simulación, pero con el paso de los años han ido perdiendo rigurosidad para abrirse a un público más amplio. Lógicamente, eso alegrará a unos y decepcionará otros.

No obstante, los juegos de F1 siempre han contado con su componente exigente, intentando transmitirnos con la mayor fidelidad posible las sensaciones de conducir uno de estos torpedos sobre cuatro ruedas. Por descontado, en estos casos contar con las licencias oficiales del mundial siempre ha sido un punto muy importante.

Pero no sólo del circo de la F1 viven los monoplazas, y series como ‘IndyCar Racing’ han intentado, con mayor o menor éxito, traer hasta nuestros hogares otras competiciones no tan populares de este tipo de vehículos reservados para los mejores pilotos.

Rallies

“Tres izquierda… Horquilla derecha, no cortes… Cinco izquierda… Sobresalto”. Dentro de los juegos de coche, los inspirados en el mundial de rallies siempre han sido un mundo aparte. Aquí la velocidad no lo es todo, así que no esperes ganar campeonatos sin haberte aprendido bien los trazados previamente.

Al igual que ocurre con los títulos basados en el mundial de Fórmula 1, sagas como ‘Colin McRae Rally’ han ido pasando progresivamente desde la simulación a un uso más arcade; otras en cambio han optado por ser fieles a la simulación, como ‘Richard Burns Rally’. Naturalmente, también hay casos opuestos, como los míticos ‘Sega Rally’, que nunca han negado sus evidentes pretensiones arcade.

Futuristas

Si algo hemos aprendido gracias a los videojuegos, es que en el futuro las competiciones de velocidad no serán todo glamour y chicas guapas como ocurre hoy en día con el mundial de Fórmula 1. En el futuro, los mejores pilotos serán mercenarios que se jugarán su vida sobre el asfalto, a bordo de vehículos que no necesitarán cambios de rueda.

Eso al menos es lo que se desprende de sagas como ‘F-Zero’ y ‘WipeOut’, titulos de carreras futuristas, donde la mecánica es descaradamente arcade. Velocidades endiabladas, circuitos imposibles que desafían todas las leyes de la física y turbos por doquier en carreras a vida o muerte contra decenas de competidores. Sencillamente, son otra historia.

Vídeos | Need for Speed: Porsche, TOCA Touring Car, F1 Challenge 2007, Colin McRae Rally, F-Zero

En VidaExtra | Juegos de coches
En MotorPasión | Especial juegos de coches

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos