El potencial de PICO-8 no deja de sorprender, ahora con un juego de carreras como los Grand Prix de los años ochenta

1 comentario

Sin la popularidad del flash en épocas pretéritas, la máquina virtual PICO-8 cuenta con el honor de ser el germen para uno de los mejores indies de toda la historia de los videojuegos: Celeste. Porque sí, Maddy Thorson dio forma a su idea con esa herramienta tan limitada, pero llena de tanto potencial. Y de hecho la retomó al cabo de un tiempo para crear la secuela de Celeste en PICO-8 con gran acierto.

Sin embargo, dentro del millar de creaciones minimalistas casi la totalidad son producciones que se ajustan a los juegos clásicos en 2D, de los de toda la vida: de ir de izquierda a derecha o de abajo a arriba. De ahí que nos sorprenda el trabajo de Tom Mulgren emulando el pseudo-3D de los juegos de carreras de Grand Prix.

Gracias a Otakufreaks descubro este Mot's Grand Prix que emula precisamente a míticos de la época como Grand Prix Circuit o Continental Circus, como describe su autor, y que podemos jugar totalmente gratis desde itch.io. O dejar propina.

El juego es sencillo, al ser una mera muestra de lo que se puede hacer con las limitaciones de PICO-8, principalmente en cuanto a memoria se refiere (32k) y prestaciones visuales (16 colores). Pero nada de ello le impide ofrecer seis circuitos distintos con cuatro modos de dificultad creciente. Toda una proeza.

Temas
Inicio