Compartir
Publicidad
Publicidad

La enfermedad de "la PlayStation". Si es que las consolas son malas...

La enfermedad de "la PlayStation". Si es que las consolas son malas...
Guardar
93 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es por todos sabido que las consolas y los videojuegos son los principales causantes de la deforestación, del cambio climático, de los asuntos de corrupción del Partido Popular, de que el Atlético de Madrid no levante cabeza, de la crisis económica, de los callos en el pié de nuestra abuela y de lo cara que se ha puesto la merluza, eso está claro.

Lo que no sabíamos, y gracias a uno de esos estudios la mar de interesantes que salen cada cierto tiempo ya sabemos, es que también son los causantes de un tipo de irritación dermatológica que ha recibido el nombre de "Hidradenitis Palmar de PlayStation".

¿Cómo os quedáis?, imagino que a cuadros como muchos. Pero centrémonos en cómo ha sido el descubrimiento por que, vete tú a saber, puede que muchos de vosotros lo estéis padeciendo y ahora sepáis el motivo de que vuestras manos tengan forma de berenjena y estén más duras que una piedra.

Todo empezó en Inglaterra, en el Geneva University Hospital, cuando una niña acudió a la visita médica al habérsele formado ronchas rojas y durezas en las manos.

Después de sucesivos tratamientos y análisis se llegó a la conclusión de que la niña había desarrollado Hidradenitis ecrina idiopática, una enfermedad dermatológica que se encuentra normalmente en los pies y que aparece después de largas sesiones de ejercicio excesivo acompañado de abundante sudoración.

Al ser preguntados, los padres afirmaron que la niña venía pasando largos ratos jugando a su PlayStation. El diagnóstico estaba claro, el uso del mando y su roce con la piel había producido la hidradenitis, y el remedio también, abandonar momentáneamente a los videojuegos.

Diez días después y siguiendo el tratamiento indicado, las manos de la niña volvieron más o menos a la normalidad, despareciendo la mayoría de dolores y molestias.

Todo, por supuesto, ha sido reflejado en un artículo científico en el 'British Journal of Dermatology', dando así lugar al nacimiento de la enfermedad antes mencionada, la "Hidradenitis palmar de PlayStation".

Pero sed buenos y entende la situación en todo su contexto, el uso prolongado de cualquier mando hubiese acabado con los mismos resultados para las pobres manos de la niña, la cual por cierto debía jugar como una auténtica enferma para acabar desarrollando ese tipo de afección, pero quizá es que para los menos duchos en la materia videojueguera, decir PlayStation es una forma global de referirse a "cualquier consola de videojuegos". Triste, pero con visos de ser verdad.

Ahora miraos las manos, llenas de callos, duricias y sarpullidos... ¿lo entendéis todo verdad? Es culpa de las consolas, ellas hacen que desperdiciéis vuestra vida, juventud y alegría. Las manos han sido el primer aviso... incautos.

Vía | Vandal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos