Compartir
Publicidad

Comparativa entre las tres versiones de Nintendo DS

Comparativa entre las tres versiones de Nintendo DS
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Nintendo DS lite fue una auténtica revolución. Aunque mucho le echaran en cara el haber salido tan solo un año después de la primera consola, lo cierto es que los cambios que incorporó fueron sustanciales: un diseño más atractivo, mejor pantalla y mayor duración de la batería.

Sin embargo, la Nintendo DSi ha tenido una acogida más fría. Para saber hasta que punto llega la mejora respecto a la antigua versión (y dejando de lado las características adicionales como la cámara) viene bien ver una comparativa fotográfica entre las tres versiones de la consola.

Sabemos que la Nintendo DS lite gana por goleada en cuanto a duración de la batería, aunque no obstante, DSi tiene la pantalla más grande y más brillante (de hecho, poniéndola un punto por debajo del máximo se iguala el máximo de la Nintendo DS lite). Lo que justifica en parte el aumento del consumo. En la imagen siguiente podéis ver a las tres consolas situadas en el máximo ajuste de brillo.

Pantallas Nintendo DS

Mientras la pobre DS original queda casi apagada y relegada, literalmente, a un segundo plano; podemos apreciar por contra en la línea inferior las sutiles diferencias entre el modelo Lite y el modelo DSi. Un poco más de brillo, algo especialmente apreciable en condiciones de poca luz.

A continuación podemos ver una comparativa de tamaño. A la izquierda, la pantalla de Nintendo DSi (con el brillo un punto por debajo del máximo) y a la derecha, la pantalla de la Nintendo DS lite (con el brillo a su máximo nivel):

DSi y Lite, diferencias en las pantallas

La razón de esta comparativa diferentes niveles de brillo es que, en lo que respecta al modelo DSi, en algunos juegos, con el brillo al máximo los colores aparecen demasiado "lavados", problema que se soluciona fácilmente bajando este ajuste.

Por último, una de las cosas que se han pasado por alto en cuanto a Nintendo DSi es el acabado de la consola, que ya no es brillante sino que pasa a un color mate, con lo cual ya no dejaremos las huellas de nuestro dedos visibles en toda la carcasa:

Carcasas Nintendo DS

Este punto no tiene gran importancia más allá de la que uno le de al aspecto exterior de su consola. Aunque teniendo en cuenta que la consola se llega a ver como un accesorio "de moda", podría llegar a ser una importante razón a tener en cuenta a la hora del cambio.

Vía | 1UP

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos