Compartir
Publicidad
Publicidad

'Forza Motorsport' para Kinect, primer contacto [E3 2010]

'Forza Motorsport' para Kinect, primer contacto [E3 2010]
Guardar
147 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El E3 2010 ya ha terminado pero nosotros seguimos desvelando poco a poco el montón de primeros contactos que pudimos hacer e intentando, artículo a artículo, que conozcáis la experiencia de primera mano. Está claro que una de las bombas del evento ha sido Kinect, Microsoft ha dejado claro la dirección que piensa seguir en un futuro respecto a los juegos para toda la familia y uno de los títulos que más ha llamado la atención ha sido la versión de ‘Forza Motorsport’.

Y es que el exitoso simulador de Microsoft y Turn10 también ha decidido apuntarse a la tecnología de control de movimiento. El resultado, tal y como nos explicaba el mismo Dan Greenawalt, director de ‘Forza Motorsport III’ en la presentación, intenta abrir el universo del juego a todo tipo de públicos. Vamos, conseguir que aquellos que tienen pánico al mando de la Xbox y a todo lo que implica conducir un coche mediante pulsaciones de botones dejen de lado las tonterías y se apunten de un modo sencillo a conducir un deportivo por circuitos de ensueño. ¿Lo consiguen? Sí, a primera vista ‘Forza’ para Kinect cumple su cometido y la detección de movimiento es muy, muy precisa.

12222.jpg
13.jpg

La demo que pudimos probar, demo que por otra parte no deja muy claro que vaya a acabar saliendo a la venta ya que parecía más una simple demostración técnica de lo que un ‘Forza’ para Kinect podría ser, estaba dividida en dos partes. La Race Experience, en donde se nos permitía controlar el coche simulando tener un volante entre nosotros y la Car Experience, una especie de demostración técnica e informativa sobre un modelo de coche en concreto. Veamos con detalle lo que se nos ofrecía en cada una.

Race Experience.

Desde una vista situada en el interior del coche, con el único objetivo de ganar la carrera, la Race Experience cumple su cometido y permite constatar que Kinect funciona y funciona muy bien simulando que manejamos un volante.

Nuestra misión consistirá en adelantar a los otros coches, por la izquierda, por la derecha y realizando maniobras suicidas, no importa cómo pero Kinect detecta a la perfección nuestro movimiento de “volante” y reacciona de un modo muy preciso.

De algún modo todas mis preocupaciones sobre cómo una interacción de este tipo, sin utilizar mando o algún tipo de hardware, acabaría resultando se esfumaron cuando conseguí meterme dentro del juego. Será una transición, el aprender a no utilizar mando para algunas cosas, pero creo después de haber probado varios juegos, que es una vía válida tanto como cualquier otra. Habrá que aprender de nuevo y superar una pequeña barrera mental pero sin duda funciona, y Kinect en concreto funciona muy bien.

Eso sí, en la Race Experience no podemos ni acelerar ni frenar. Repito, el juego acelera y frena automáticamente y deja que nosotros sólo nos preocupemos por conducir. Podría parecer una decisión arriesgada o absurda, ¿un juego de coches en el que ni aceleramos ni frenamos?, pero tiene su lógica.

1.jpg

Kinect no está diseñado para los jugadores hardcores, está pensado para toda la familia y más directamente para aquellos que no juegan a juegos habitualmente. Por eso hay que entender a ‘Forza’ para Kinect en ese contexto.

Imaginad al típico padre amante de las carreras y los coches que es capaz de sentarse junto a su hijo y simplemente verle jugar a ‘Forza Motorsport 3’ o a ‘Gran Turismo 5’. Disfruta viendo la carrera, aconsejando a su hijo por dónde adelantar… vive el asunto y en el fondo querría jugar pero es incapaz de aprender a usar el mando o ni tan siquiera de acabar de comprender cómo funciona todo el tinglado.

Ese padre con Kinect podría sentarse, colocar las manos imitando sujetar un volante y jugar. Adelantar por fuera, por dentro, arriesgar en las curvas… en definitiva disfrutar “casi” como su hijo pero de un modo sencillo y sin los requisitos de un jugón de pro. Para ellos, ‘Forza’ en Kinect funciona a las mil maravillas.

El resto, los que buscáis algo más intenso, profundo y que transmita lo que un simulador serio de conducción debe transmitir puede que os sintáis un poco decepcionados. De nuevo tened claro que lo que Microsoft busca, de momento, con esta plataforma es otro mercado.

Además de lo anterior y tan sólo como detalle fardón sabed que la cámara rastrea nuestros movimientos de cabeza y llega a “simular” el efecto de mirar dentro de la cabina del coche, siempre dentro de unos límites que impidan el perder de vista el centro de la carretera.

Car Experience

Imaginad un coche a toda resolución y lleno de detalles situado en medio del desierto. Un deportivo brillante y lleno de matices que permite que lo exploremos a base de bien. Kinect detectará nuestros movimientos y permitirá que rotemos la vista alrededor del coche, que nos acerquemos a los detalles y que veamos información detallada de sus partes más molonas.

3.jpg

Todo eso es la Car Experience y simula el ir cotilleando por un deportivo de lujo. Algo parecido a lo que haríamos si encontrásemos a uno aparcado en la calle, ya sabéis, cotillear, mirar su tapizado, su carrocería… y preguntarle a Dios el por qué no tenemos uno así en nuestro garaje.

Además nos ofrece una serie de “puntos calientes” con información detallada sobre el motor, la construcción, la velocidad, los materiales o la historia del coche.

Cabe resaltar la calidad gráfica bestial que alcanza todo el conjunto. Un nuevo motor rediseñado desde cero, tal y como nos contaba Greenawalt, con la capacidad de mostrar un apartado visual rompedor y además, ser compatible con Kinect. No pudieron decirme si toda esta demostración técnica saldría a la venta o si se llegaría a regalar con Kinect, por aquello de demostrar lo que el aparato puede hacer. Yo, sin ningún tipo de duda, la regalaría junto al dispositivo.

Ahora todos podrán disfrutar de “algo parecido” a conducir un coche en ‘Forza’. El que haya un mando con dos sticks analógicos y muchos botones ya no es impedimento y hasta los más abuelos, es un decir, del lugar podrán saber lo que se siente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos