Compartir
Publicidad

Lo último en el SIMO '05

Lo último en el SIMO '05
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quienes crean que en el SIMO sólo se habla de los últimos modelos de portátiles o móviles, y de la versión 100.5 del mismo software de toda la vida están muy equivocados. Ayer estuvimos en Ifema en donde los videojuegos también hicieron acto de presencia en varios stands. Además de participar en algunos torneos (como el organizado por los chicos de PC Actual en el que encarnaremos a Fernando Alonso en una carrera de Fórmula 1 en el circuito de Cataluña) y disfrutar de los últimos lanzamientos para móviles, tuvimos la oportunidad de probar lo último de este mundillo, entre lo que cabe destacar el esperado Need For Speed: Most Wanted, así como todos los títulos de lanzamiento de la nueva consola de Microsoft: XBox 360. A eso de las 10 de la mañana, y tras tomarnos un cafecito bien cargado para entrar en calor (y es que el frío y la lluvia parece que no van a cesar a lo largo de toda la feria) comenzamos nuestro periplo por el SIMO, que nos llevó a encontrarnos al poco tiempo con un stand (situado en el Pabellón 5) en el que podíamos jugar a la última edición del popular Fifa y a una demo del próximo título de velocidad de EA. Tras dudar un par de segundos nos decantamos por esta segunda opción, y allá fuimos a echar unas partiditas. Tanto la interfaz como la apariencia gráfica recuerdan inmensamente a la anterior entrega de N4S: Underground 2, con la clara diferencia de que en esta ocasión podremos conducir a la luz del día.

Eso sí, tanto el motor gráfico como el físico han sido sutilmente mejorados para aumentar el dinamismo del título, que además puede presumir de contar con unos controles tan finos y cómodos como sus predecesores. Sin embargo en Most Wanted regresa un elemento que en su momento caracterizó a la saga pero que desapareció en las últimas entregas: la Policía. ¿O acaso no echabais de menos conducir a toda velocidad con el nitro a tope mientras os perseguían diez coches de policía que corrían como el demonio e intentaban cualquier cosa para echaros de la carretera y poder deteneros? Aparte de esta vuelta a los orígenes pocas novedades más se aprecian en el juego (o al menos en la versión demo), salvo una curiosa función que se activa apretando un botón (el R3 en la versión de PS2 que probamos) y que nos permite ralentizar el tiempo al más puro estilo Max Payne o Enter The Matrix durante apenas unos segundos para esquivar vehículos u objetos y salvarnos de una colisión que seguro nos haría perder unas valiosas décimas.

Ya por la tarde y sin apenas fuerzas para continuar la visita nos dimos de bruces con un macro-stand (en el Pabellón 2) que nos dio toda la energía que necesitábamos: el de Bill Gates y su gente. Tras asistir a una demostración acerca del funcionamiento de Windows XP Media Center divisamos a lo lejos una XBox 360 a la que no tardamos en acercarnos. Allí nos explicaron cómo pueden interactuar la consola con el nuevo Sistema Operativo de Salón de Microsoft, y a la pregunta de "¿y no hay más información sobre XBox 360?" recibimos una respuesta que nos iluminó los ojos: "por supuesto, al otro lado de esta pared". Así que sin pensárnoslo dos veces y tras tocar por última vez la consola :P nos dirigimos hacia el lugar indicado, donde nos encontramos nada más y nada menos que 8 kits equipados con la nueva consola, un par de mandos, y un pedazo de televisor de HD cada uno. Allí pudimos probar 4 de los títulos de lanzamiento de la consola, tal vez los más destacados.

Tras comentar la comodidad y ergonomía del pad, empezamos a darle caña al Dead Or Alive 4, un título que muestra una calidad gráfica inmejorable. Sin embargo los controles resultan demasiado complejos en un comienzo, lo que limita su diversión durante los primeros minutos. Una vez superado este escollo el juego gana unos cuantos puntos y conseguimos coloristas efectos con apenas encadenar un par de golpes. Para continuar decidimos relajarnos con Project Gotham Racing 3 y conducir a gran velocidad entre los rascacielos de Tokyo. Al poco tiempo descubrimos que es un juego que poco tiene de arcade, decantándose hacia el aspecto más técnico de la conducción: no vale estamparse contra cada curva como ocurre en otros títulos, más te vale frenar y tomar los giros lo mejor que puedas si quieres ganar la carrera. Ninguna pega en cuanto a los gráficos, que recrean de forma más que aceptable las diversas ciudades que pueden verse en el juego así como los cochazos que puedes pilotar (Ferraris, Mercedes, etc.). Perfect Dark Zero fue la siguiente parada, un FPS colorista (algo difícil de ver en el género) y tremendamente dinámico que al contrario de lo que mostraban unas capturas que vieron la luz hace algunos meses aprovechan suficientemente la potencia de la caja blanca (hay que tener en cuenta que hablamos de la primera remesa de videojuegos de esta consola, aún le quedan muchos años por delante para demostrar todo su potencial). Por último encontramos uno de los juegos estrella de XBox 360: Kameo: Elements Of Power, un título original que, si tenéis ocasión, deberíais acercaros a probar. Eso sí, después nos dejáis aquí vuestras opiniones, ¿¿ok?? ;)

Si quieres leer nuestras primeras impresiones tras pasar todo el día en el SIMO, visita nuestro artículo en Xataka.

Página Oficial | SIMO

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos