Publicidad

34 trucos y consejos de Nioh 2 que debes saber para sobrevivir contra los Yokai y su Reino Demoníaco (y para no morir tanto)
Guías y trucos

34 trucos y consejos de Nioh 2 que debes saber para sobrevivir contra los Yokai y su Reino Demoníaco (y para no morir tanto)

De igual modo a como sucedió en el primer Nioh o en cualquier juego del estilo de Dark Souls, en Nioh 2 vas a morir mucho. Demasiado. Incluso aunque te puedas a considerar todo un experto en la citada aventura de William Adams de 2017.

Esta precuela mantiene buena parte de lo visto en sus mecánicas, puliéndolas a todos los niveles y ofreciendo nuevas ecuaciones para que la experiencia sea más satisfactoria si cabe... al igual que el sufrimiento de cara a derrotar a los Yokai y resto de enemigos. Por eso te proponemos una guía con trucos y consejos de Nioh 2 para que no te desesperes y liberes al demonio que llevas en tu interior.

Familiarízate con todas las armas y los espíritus

Nioh 2
  • Respecto a la anterior aventura, aquí contamos con unas pocas armas más (Guja alternada y Hachuelas) que conviene probar. Lo bueno es que el juego arranca con un tutorial que te dará bastante margen. Y tranquilo, que aunque escojas dos de inicio podrás probar cualquier otra a lo largo de la historia.
  • Lo importante es que te sientas a gusto con el arma empuñada y te hagas la pregunta más básica: ¿prefieres mantener las distancias sobre el rival o te gusta estar lo más pegado posible y asestando golpes más rápidos? Porque no es lo mismo una Odachi (de larga distancia) que unas Tonfas. Ni tampoco la postura Alta, de gran poder, consumo de Ki y más lenta, que una postura Baja. Así que experimenta con todas las armas y cuando te sientas cómodo, prueba a alternar entre posturas dependiendo del enemigo o dentro del combate.
  • Practica el pulso de Ki hasta dominarlo fijándote en el destello tras un ataque, porque no solamente te servirá para recobrar a mayor velocidad tu resistencia, sino también para limpiar el rastro de oscuridad que dejan los Yokai y que te provoca más daño y ralentiza tu recuperación. Con cierto equipo, con el pulso de Ki hasta podrás a llegar a recuperar parte de tu vida. Francamente útil.
  • De igual modo, prueba con qué espíritu guardián crees que se amolda más a tu estilo de juego, ya que el tutorial te ofrece la posibilidad de probar los tres tipos (Bárbaro, Salvaje y Fantasma), cada uno con sus pros y sus contras a nivel de ataques, rapidez y defensa. En este sentido, no varía mucho respecto a Nioh.
  • Lo que sí hay que tener en cuenta es la nueva barra de Ánima, cuyo límite inicial es de 10 puntos (se puede subir de forma extremadamente lenta a base de completar títulos de personaje), puesto que nos sirve, para empezar, para realizar un contragolpe especial y posterior ataque de furia (R2 + círculo) consumiendo un punto. ¿Para qué sirve y cuándo se puede realizar? Para romper la defensa y parar el ataque de un Yokai, provocándole un daño extremo. Fíjate cuando un Yokai tenga un destello rojo para avisar de que va a realizar un ataque especial. Ahí es tu momento. El timing es esencial, ojo.
  • Ten en cuenta el nivel de rareza de los objetos, porque no es lo mismo uno común (de color blanco y con un tope de 300 en familiaridad) que uno de carácter único (morado y un tope de 900, salvo que tenga asociado un demonio, con lo que se iría hasta los 999). Porque a mayor rareza y familiaridad, mayor daño provocarás cuanto más tiempo uses dicha arma.
  • En relación a esto, fíjate en ese equipo (ataque o defensa) que tenga una frase en verde, puesto que indica que pertenece a un conjunto que te dará unas bonificaciones especiales. Las ventajas varían mucho de un conjunto a otro, pero en todos los casos se van activando de forma pasiva cuando llevas, como mínimo, dos objetos del mismo conjunto. Sobra decir que si llevas el lote completo, notarás la diferencia, sobre todo al estar en el Reino de los Yokai.
  • Que no te avergüence usar armas a distancia, como arcos o mosquetes, porque más vale prevenir que lamentar cuando divisas a un enemigo a lo lejos.
  • Es más, si el enemigo no te ve y le atacas, le harás el doble de daño. De ahí que un disparo sea tan importante como medida de advertencia (o para eliminar el peligro al instante, que las armas de fuego son muy poderosas) o un ataque crítico por la espalda deje la victoria prácticamente asegurada y sin sudar.

Ninjutsu, Onmyo y la nueva rama de habilidades

Nioh 2
  • Es de vital importancia que practiques todos los entrenamientos que vayan apareciendo por el Dojo cada vez que regreses al mapa después de cumplir una misión, porque cada una de las distintas sendas te irán abriendo más accesos dentro de cada una de la ramas de habilidades del personaje.
  • La experiencia con las armas, al igual que tu forma de Cambiante (como ser mitad humano, mitad Yokai) o tu faceta como ninja y con las magias onmyo, la irás ganando a base de usarla. ¿Lo malo? Que desde la rama de habilidades no sabrás la experiencia que tienes, sino desde el apartado de Estado (pulsando el panel táctil del DualShock) y yendo a la segunda pestaña (pulsando R1) para mostrar tu nivel en cada senda. Sobra decir que el nivel será esencial para desbloquear otro tipo de mejoras, no solamente las que te proporciona el Dojo.
  • No descuides ni el Ninjutsu ni las magias Onmyo, porque desde los santuarios de oración podrás preparar distintos jutsus (a medida que vas desbloqueando sendas habilidades de dichas ramas) que se recargarán automáticamente cada vez que descanses en uno de esos santuarios, por lo que siempre tendrás objetos de ataque, defensivos o de apoyo francamente útiles en combate.
  • Usa todos los objetos que te vayan dando al principio para ir ganando experiencia de modo fácil y obtener puntos de Ninja, por ejemplo, como los shuriken o las bombas de pólvora, hasta que puedas prepararlas mediante jutsu. Una de las habilidades te permitirá lanzarlas más deprisa, al igual que los kunai o cualquiera de las magias onmyo, de por sí bastante lentas de ejecutar.
  • Párate a leer cada rama de habilidad con calma, porque hay un sinfín de rutas a seguir y quizás te interese alguna ventaja pasiva más adelante, como aumentar tu tope de elixires o que no te afecte tanto el Reino de los Yokai. Hay un atajo, pulsando el cuadrado, para ver casi de un plumazo la lista de habilidades completa de cada rama, con un icono que te indica las que puedes desbloquear y otro para las que ya tienes, sin olvidar que algunas se pueden mejorar más.
  • Es interesante, de hecho, que mejores esas técnicas ninja u onmyo que vayas a usar más, no solamente para aumentar su capacidad, sino disminuir el coste de preparación jutsu, valores que inicialmente están muy descompensados.
  • El talismán de pereza es uno de los más útiles, puesto que ralentizará al enemigo, lo que te facilitará bastante el tema de esquivar sus ataques.
  • Mi consejo es que alternes los que son propiamente de ataque con otros que provoquen estados alterados en el enemigo. Y si son las dos cosas a la vez, mejor, como contar con shurikens venenosos. A la larga notarás la diferencia.

Nioh 2 es más benevolente (en cierta manera)

Nioh 2
  • Un gran cambio respecto al anterior Nioh son las llamadas tumbas benevolentes, donde podremos invocar el espectro de otro jugador (no a la persona en sí, sino una IA que intenta replicar su estilo de juego). Su uso está limitado a un solo aliado, pero es una ayuda inestimable cuando nos adentramos hacia un terreno desconocido repleto de Yokai. Ahora bien, será necesario invocarlos mediante cierta cantidad variable de copas Ochoko.
  • ¿Y cómo se obtienen estas copas Ochoko? O bien desperdigadas por el mapa, o por la vía rápida: matando espectros de otros jugadores invocándolos de sus tumbas sangrientas. Las tumbas de color rojo, en definitiva (las benevolentes son azules). Y como es lógico, nos puede ayudar un espectro "azul" para ir limpiando a los "rojos". Es algo que recomendamos encarecidamente, porque también ganaremos puntos de honor y muchos objetos en pocos minutos.
  • ¿Y si queremos dejar una tumba benevolente de nuestro avatar? Necesitaremos jaspe honesto (objeto que se nos concede cuando termina la ayuda de un espectro de una tumba benevolente), teniendo un límite de tres usos a la vez en tres mapas distintos. Al regresar a la cabaña, se nos dirá a cuánta gente hemos ayudado y todos los objetos y honor que hemos obtenido. Así que no lo dudes y utiliza el jaspe honesto, que más gente lo agradecerá y te recompensarán.
  • También puedes invocar a visitantes (usando copas Ochoko) para que te ayuden en directo en prácticamente cualquier mapa del juego. Se realiza desde el santuario de oración y puede quedar en espera mientras vas jugando a tu ritmo, hasta que encuentre a una o más personas. O bien modificar los requisitos de invocación, por si quieres asegurarte de que aparezca un colega.
  • Si Nioh 2 es más benevolente (en cierto modo), aparte de las tumbas azules, es por el renovado espacio de los Kodama en su santuario, porque ahora cuentan con un bazar desde el que reponer ciertos objetos usando como moneda de cambio arroz divino, especialmente útil para restablecer las flechas o elixires.
  • ¿Y cómo se consigue ese arroz divino? Pues haciendo ofrendas a los Kodama desde el santuario, vendiendo esos objetos que ya no deseemos. Es más, obtendremos a mayores amrita y de vez en cuando algún objeto utilizable extra.
  • Para una mejor gestión del inventario, aparte de poder bloquear un objeto (característica que ya estaba en Nioh para evitar ventas indeseadas por despiste), ahora también podemos marcar como favorito, apareciendo esos objetos en una nueva pestaña del inventario. Es ideal para los conjuntos.
  • ¿Y qué pasa con esos Kodama de color morado que parecen malos? Se llaman Sudama y tras saludarlos, les puedes soltar objetos para que te los canjeen por otros. Es más, a veces te los encontrarás en el bazar de los Kodama para comprar equipo que han descartado otros jugadores. No lo descuides.

Conociendo a los Yokai y sus núcleos de alma

Nioh 2
  • La novedad más llamativa de Nioh 2 radica en los núcleos de alma de los Yokai, característica heredada del clásico Castlevania: Aria of Sorrow.
  • ¿Y cómo se consiguen estos núcleos? Pues a base de matar Yokai y tener mucha suerte para que nos toque uno. Al coger su "corazón", se nos recargará automáticamente el Ánima y podremos purificar su núcleo desde un santuario.
  • Tan solo podremos tener activos nos núcleos de ataque a la vez, según el coste de ajuste de nuestro espíritu guardián. Uno lo activaremos con R2 + triángulo y el otro con R2 + cuadrado. Y cada núcleo tiene un coste de Ánima que irá variando, según su poder. Por lo general, los mejores gastan más Ánima.
  • Aparte de vincular esos núcleos de alma a los espíritus guardianes (no son fijos, para siempre, sino que se pueden cambiar constantemente), lo bueno es que podemos fusionar sus almas si tenemos un núcleo del mismo tipo repetido, con lo que aumentará su poder levemente. Tampoco es recomendable volverse loco farmeando hasta subir un núcleo de alma al máximo de su rango, porque su verdadero poder lo dictaminará el nivel de dicho núcleo. Por lo tanto, los mejores estarán en el tramo final del juego, con Yokai de niveles altísimos.
  • Sí que resulta recomendable fijarse en las propiedades de cada núcleo, porque no solamente potencian los parámetros de ataque y defensa del espíritu guardián asociado (cuando nos transformamos en Yokai, en definitiva), sino que pueden aplicar ventajas pasivas, como aumentar nuestra resistencia al veneno, la parálisis... o incluso aplicar esos efectos sobre el rival al realizar un ataque de destreza gastando Ánima. Y ganarás experiencia de Cambiante.
  • Es importante, por lo tanto, aprovechar nuestras cualidades duales de Yokai para ir desbloqueando más habilidades de Cambiante a base de usar tanto el espíritu guardián como los ataques con esos núcleos, cuyas barras (Ánima y la del espíritu) se van recargando a base de atacar o mediante el consumo de ciertos objetos, como las bayas linterna china que sueltan los Sudama.
  • Los Nurikabe, esos Yokai que se esconden tras los muros y que pasarían por paredes normales de no ser por los ojos que se abren al acercanos, vuelven a repetir acto de presencia aquí y su forma de enfrentarse a ellos sigue siendo la misma. Fíjate en el color de los ojos para realizar un gesto (botón Options del DualShock), porque si lo haces mal, al segundo intento se abalanzará sobre ti.
  • Limpia siempre que puedas todas las "sombras" del Reino de los Yokai de cada mapa, porque eso te permitirá erradicar la presencia de esos enemigos en concreto durante el resto de la misión. Y más en especial, en esas regiones ampliadas cuyos cofres estarán cerrados hasta que te cargues al Yokai que tiene un brillo especial. Si te cuesta, recurre a las tumbas benevolentes...
  • Y por último, no te olvides de revisar el apartado de Títulos (panel táctil del DualShock hasta la antepenúltima pestaña de la derecha), porque a medida que vas jugando irás completando desafíos de toda índole que te reportarán más y más reputación hasta el punto de subir tus rangos de Agyo y Ungyo, con bonificaciones pasivas que, poco a poco, irán marcando la diferencia. Sin ir más lejos, desde ahí podrás subir el tope de tu barra de Ánima, puesto que no sube desde los parámetros del personaje al subir de nivel por la vía tradicional.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios