Publicidad

Entre las HoloLens de Microsoft y la realidad virtual de Oculus, me quedo con la segunda opción

Entre las HoloLens de Microsoft y la realidad virtual de Oculus, me quedo con la segunda opción
64 comentarios

Publicidad

Publicidad

Corría el verano de 2012 y todos estábamos esperando la llegada de un E3 que despejase las dudas sobre el futuro de la nueva generación. Entonces hablábamos de Xbox 720 en vez de Xbox One, ya sabíamos de la existencia de Kinect 2 y, además, se daba a conocer el proyecto Fortaleza, las gafas de realidad aumentada que han acabado convirtiéndose en las HoloLens que hoy ha presentado Microsoft junto a las características de Windows 10.

Hará cosa de un año volvíamos a ver detalles sobre el sistema HoloLens aplicado a los juegos, pero para entonces ya había otra tecnología delante de nuestras narices, una realidad virtual que, de la mano de Oculus Rift, prometía trasladarnos a una visión mucho más radical del futuro del videojuego.

¿Qué son las HoloLens?

Hololens2

Aunque podrían confundirse con un periférico lo cierto es que las gafas HoloLens son completamente autónomas. Hablamos de un ordenador completo, con su CPU, GPU, pantalla HD y, en este caso, también sensores y una cámara similar a Kinect para identificar el entorno, nuestros gestos y las acción de voz, todo introducido en unas gafas de realidad aumentada que pretenden cambiar nuestra unión a la tecnología.

La idea es poder imprimir sobre el mundo real imágenes virtuales, algo muy similar a lo que ya hacían sistemas de realidad aumentada como Google Glass, pero con la particularidad de que aquí estaríamos ante hologramas simulados. Es decir, piezas 3D que podemos manipular a nuestro antojo para controlar su posición o forma aunque no estén ahí, sino en la pantalla translúcida que tenemos frente a los ojos.

Aunque desde Microsoft han anunciado que HoloLens llegará a las tiendas en un periodo cercano al del lanzamiento de Windows 10 durante la segunda mitad de año, no hay fecha concreta o detalles sobre el precio al que estará disponible el dispositivo. Puestos a elucubrar yo apostaría por tarde y no precisamente barato, así que paciencia.

Minecraft y HoloLens, ahora lo entiendo todo

Todos nos quedamos bastante patidifusos cuando se dio a conocer que Microsoft había comprado Mojang, la compañía creadora de 'Minecraft', por la friolera de 2.500 millones de dólares. ¿Para qué realizar semejante inversión en una idea que, por mucho potencial y dinero que mueva, no es nada más que eso?

La respuesta la tenéis en el vídeo de presentación de HoloLens, porque aunque sobre la mesa está el tema de la gamificación o la creación de estructuras y objetos gracias al programa de diseño Holostudio, lo único que se ha mostrado relativo al mundo del videojuego es 'Minecraft'.

De salir bien la jugada, de funcionar como es debido el sistema y crearse una relación intrínseca entre la construcción de estructuras 3D de 'Minecraft' y la posibilidad de hacerlo "a mano" en la mesa del comedor, esa sinergia bien podría convertirse en el sustituto de los puzles en familia de las tardes lluviosas de domingo. En resumidas cuentas, que 'Minecraft' podría vender HoloLens al gran público.

Hololens3

¿Realidad aumentada o realidad virtual?

¿Y ahora qué? ¿nos emocionamos o preparamos el chubasquero por si vuelve a repetirse el jarro de agua fría que nos cayó encima con Project Natal y Kinect? Ya sabéis lo que rezan los Cylon, que todo esto ya ha pasado y volverá a pasar, y lo cierto es que no hay que ir muy atrás para comprobarlo.

Estábamos en 2009 y Kudo Tsunoda nos metió a todos un gol por la escuadra al vendernos lo que aún no se llamaba Kinect como la gran revolución del mundo del videojuego. Todo con un vídeo igual de atractivo que el que hemos podido ver con HoloLens. Por si alguno sufre de memoria selectiva, aquí teneís la presentación de Project Natal. A ver si podéis encontrar alguna relación con lo que ha acabado siendo la cámara de Xbox 360 y Xbox One.

¿Significa eso que no deberíamos fiarnos de lo propuesto por Microsoft con HoloLens? Nada más lejos de la realidad, eso lo sabrán aquellos que ya hayan podido probar el sistema y hayan sido lo suficientemente vivos para valorar hasta qué punto el control de la demostración marcaba las pautas del buen funcionamiento de las gafas.

Lo que sí sabemos es la diferencia entre lo propuesto por la realidad aumentada y la realidad virtual, más aún si hemos tenido la oportunidad de probar un sistema como Google Glass y otro como el de Oculus Rift, y al menos a nivel personal debo decir que no hay color.

La inmersión de la segunda opción es algo que tienes que vivir en tus carnes para darte cuenta de hasta dónde puede llegar en las manos adecuadas. Las gafas de Google, en cambio, parecen más centradas en digitalizar nuestro día a día que en cambiar la industria del videojuego, y aunque hay que reconocer que HoloLens parece ir varios pasos más allá, me interesa más como wearable futurista que como accesorio para jugar.

Hololens4

Página oficial | HoloLens En Xataka | Windows 10 y HoloLens, esto es todo lo que ha presentado Microsoft

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir