Publicidad

iPad, ya lo han probado con juegos y la cosa no acaba de funcionar

iPad, ya lo han probado con juegos y la cosa no acaba de funcionar
89 comentarios

Publicidad

Publicidad

Sin duda ha sido la noticia del día 27 de Enero de 2010. Vale que también ha terminado Gran Hermano y que a este paso se convertirá en una fiesta nacional, pero lo importante ha llegado de parte de Apple y su nuevo y flamante iPad.

Un cacharro que tal y como hemos visto antes prometía ser mucho más de lo que acabado siendo. Una verdadera lástima ya que intenta apuntar a un montón de campos pero no acaba de ser definitivo en ninguno. De hecho el que más nos interesa a nosotros, los videojuegos, no acaba de funcionar bien tal y como argumentan los que ya han podido probarlo funcionando.

Pero primero vayamos con lo positivo. La pantalla se ve de lujo y los juegos en ella se ven bien, rematadamente bien incluso aplicando el doble píxel a los juegos portados de iPhone. El cacharro se muestra rapidísimo y parece que el chip que ha diseñado Apple rinde fenomenal pese a su baja velocidad de reloj y el hecho de que sea compatible con los últimos avances en OpenGL hace que el futuro a nivel visual de los videojuegos para él pinte muy interesante.

Ahora la parte mala que intentaremos resumir.

No deja de ser un iPod Touch ampliado, sufre de las mismas lacras y además las potencia debido a su enorme tamaño. Y es que de poco o nada sirve que un dispositivo sea muy bonito, que lo es, o capaz de mostrar gráficos competentes, que lo es, si no se puede jugar cómodo con él.

Y parece que con el iPad no se puede. Y es que imaginad que los esquemas de juego que se usan en el iPhone, con todo lo que conlleva no tener botones y tener que tapar la pantalla con los dedos para hacer cualquier cosa, se aplican tal cual sobre un dispositivo tres o cuatro veces más grande.

Lo que es fácil de controlar con una mano o con dos gracias al reducido tamaño del teléfono de Apple se vuelve imposible o incómodo con el iPad. De esto mismo sufren 'N.O.V.A.' y 'Assassin's Creed II: Discovery'.

nova_ipad.jpg

El primero adapta esa fórmula tan de moda que consiste en dibujar un pad virtual en pantalla. Debido al gran marco que rodea a la pantalla y al peso y tamaño del cacharro se vuelve muy difícil de controlar. Máxime si con la otra mano necesitamos ir apuntando y disparando a lo que se mueve. Demasiado grande y pesado para ser controlado de la forma en la que propone GameLoft.

Deberán buscar otro sistema de control adaptado. Con 'Assassin's Creed II: Discovery' ocurre lo mismo y además el juego se mostraba poco fluido, nada de que preocuparse puesto que se trata de una versión desarrollada en dos semanas, pero el problema con el esquema de control sigue siendo el mismo.

Los títulos que mejor se comportaban con el dispositivo son aquellos que no requieren controles muy avanzados. Tanto 'Bejeweled 2' como `Super Monkey Ball' funcionaban a la perfección. Claro que el primero no deja de ser un juego de puzzle que se maneja mediante toques en la pantalla y el segundo se controla mediante los giroscopios.

Lo mismo pasa con 'Need for Speed: Shift', que según ha sido definido por los que lo han probado resulta ser más o menos cómodo para jugar (sólo se usa un toque a la pantalla para frenar y se gira el dispositivo para tomar las curvas) pero preocupa el hecho de que se haya tenido que recurrir a un esquema de control tan y tan sencillo que anule posibilidades más precisas de control.

Resumiendo, iPad como método para jugar a juegos más o menos tradicionales no acaba de funcionar. De momento sigue siendo mejor un dispositivo que hace lo mismo pero es más pequeño y más barato.

Ahora bien, eso no quiere decir que no se puedan diseñar otros títulos que funcionen mediante otros esquemas y mecánicas de juego adaptadas a las peculiaridades del cacharro. La pregunta clave es si amortizarían, estos juegos, todo el coste de desarrollo e innovación que deberían acarrear para garantizar que son buenos y jugables.

De momento, el iPad de Apple queda en suspenso como consola y con un interrogante para todo lo demás. Tienen 60 días para sorprendernos y que de verdad entendamos el motivo por el que Steve Jobs considera que es mágico. Además del motivo publicitario quiero decir, claro.

Vía | Kotaku | Kotaku Más en VidaExtra | iPad

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir