El día en que Microsoft quiso comprar Nintendo y los japoneses estuvieron una hora riéndose de ello

El día en que Microsoft quiso comprar Nintendo y los japoneses estuvieron una hora riéndose de ello
55 comentarios

Pocos giros empresariales han resultado ser tan prolíficos y claves como el realizado por Microsoft con la creación de Xbox. En una historia iniciada como el chico raro de la clase, la rama apadrinada por Bill Gates se ha convertido en una de las más importantes de los de Redmond gracias a servicios como el de Xbox Game Pass.

Desde Bloomberg han querido rendirle homenaje charlando con algunos de los creadores y directivos que estuvieron detrás de la idea y su ejecución. Equipos y personas ya retirados o en otros puestos que no han tenido reparos en contar las situaciones más descacharrantes o curiosas de aquél proyecto.

Entre las muchas conversaciones e ideas que se destacan, la más sorprendente es la que relata Kevin Bachus -director de relaciones con empresas- al explicar cómo se acercaron a Nintendo y otras compañías para intentar comprarlas.

En EA, que por aquél momento eran un pilar del mercado que prácticamente habían puesto el último clavo en el ataúd de la Dreamcast de Sega, simplemente les soltaron un rotundo "no". Los japoneses, en cambio, se lo tomaron de otra forma:

"Steve (Ballmer) nos hizo tener una reunión con Nintendo para ver si estarían dispuestos a ser adquiridos. Se partieron el culo. Imagina una hora en la que alguien básicamente se ríe de ti. Así es como fue la reunión".

Lo que le queda por comentar a Bachus y sí apunta Bob McBreen, jefe de desarrollo de negocio, es que tal vez la forma de encarar la conversación no fue la mejor para el orgullo de Nintendo.

"En realidad Nintendo estuvo en nuestras oficinas en enero del 2000 para hablar sobre los detalles de una posible colaboración en la que les dábamos los detalles técnicos de Xbox.
El discurso giraba alrededor de que su hardware apestaba, y lo hacía si lo comparabas con el de la PlayStation de Sony, así que la idea era: "mirad, vosotros sois mucho mejores en la parte de los juegos como Mario y todas esas cosas. ¿Por qué no nos dejáis encargarnos del hardware? Pero no funcionó".

El trato tampoco funcionó con otras compañías como Square o Midway, pero finalmente encontraron el contenido que necesitaban para su máquina de la mano de una Bungie que pasaba por ciertos problemas financieros. De aquella bonita casualidad nació Halo y el resto es la historia que ya todos conocéis.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio