Compartir
Publicidad

Jack Thompson inhabilitado de por vida. Que baje Dios y lo vea

Jack Thompson inhabilitado de por vida. Que baje Dios y lo vea
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Y dijo Satanás que al sexto día subiría una lengua de fuego desde el mismísimo infierno y arrebataría la vida a todos aquellos que osaron plantarle cara. Todos los defensores de la moralina barata, de las dos varas de medir y de la castidad ocio-electrónica, se desplomarían calcinados y abandonarían este mundo para no volver jamás.

Y algo así ha pasado. Evidentemente no ha sido Satanás y ninguna lengua de fuego ha salido de debajo de la tierra, aunque eso sí, el resultado ha sido igual de devastador que si hubiera pasado. Al menos para Jack Thompson, enemigo público y declarado de todos los jugones que disfruten de títulos un tanto "asilvestrados".

Por que el Tribunal Supremo del estado americano de Florida, ha tenido a bien el inhabilitar de por vida al temible abogado y, además, expulsarlo del Colegio de Abogados del Estado. En otras palabras, le han hecho un "owned" en toda regla.

"Basándonos en su trayectoria, el Tribunal está de acuerdo en que el demandado no puede ser rehabilitado."

Los motivos son varios y, no os alegréis tan rápido, no tienen nada que ver con su lucha contra los videojuegos. No es que el Tribunal Supremo se haya puesto de acuerdo para defender a los jugones, no. Lo que pasa es que el señor Thompson había protagonizado algún que otro escándalo contra diversas instituciones públicas.

Para que os hagáis una idea, una de sus últimas locuras (aunque yo creo que ya han trascendido al ámbito artístico y se les podría llamar perfectamente "happenings" o "performances") consistió en demandar a más de setenta personas y organismos del país, entre ellos a siete jueces del Tribunal Supremo de Florida que ahora le condena y el propio Colegio de Abogados del que ha sido expulsado.

Jacky, hay que tratarlo con cariño que pasa por momentos difíciles y de ahí su diminutivo, tiene treinta días para presentar una reclamación. Eso sí, sólo lo podrá hacer a través de otro miembro del Colegio de Abogados, y precisamente no es que tenga allí a muchos amigos. Se le han concedido, además, treinta días para que finiquite los negocios pendientes con sus clientes.

En resumen, aunque los motivos de su expulsión e inhabilitación nos son muy lejanos, no podemos negar que la comunidad jugona sale beneficiada. Eso sí, ahora pasará por un momento difícil y habrá que apoyarle, quedarse sin trabajo y por lo tanto sin emolumentos mensuales es duro. Así que desde VidaExtra podríamos ayudarle, ¿voluntarios para acercarle un bocadillo de Chorizo?

Y líbranos del mal, amen.

Vía | Vandal,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio