Compartir
Publicidad
Publicidad

La generación de los Zidanes y Pavones del videojuego

La generación de los Zidanes y Pavones del videojuego
Guardar
63 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podrá gustarte más o menos el fútbol, pero se trata de un mundo que nos ha dejado numerosas frases y expresiones hechas para el recuerdo. La de los Zidanes y Pavones, acuñada por Florentino Pérez en su primera venida, bucaba representar una política de fichajes que el máximo mandatario del club blanco pretendía seguir, basada en la yuxtaposición de costosos fichajes de renombre con jóvenes salidos de la cantera buscando formar un proyecto futbolístico que, para alegría de unos y disgusto de otros, aún no ha terminado de cuajar completamente.

¿Por qué estoy hablando de esto aquí y no en nuestro blog vecino, Notas de fútbol? Pues porque creo que el término es ideal para definir la tendencia que se está imponiendo en la actual generación, consistente en una fractura cada vez más grande entre dos concepciones totalmente opuestas de desarrollar videojuegos, pero perfectamente compatibles: las grandes superproducciones que cuestan muchísimos millones y precisan de grandes equipos de trabajo por un lado (los Zidanes), y los pequeños desarrollos independientes que se basan en una idea genial a la que se saca todo el partido por otro (los Pavones).

Posiblemente no era lo que nadie tenía previsto cuando esta generación comenzó a dar sus primeros pasos, pero al final es siempre el mercado quien marca el ritmo que se va a seguir, y no me cabe duda de que esta evidente división en dos grandes polos seguirá acrecentándose con el paso del tiempo, quedando cada vez menos desarrollos de “gama media” entre ambos. Por dejar de lado la terminología futbolera, podríamos decir que el pulso de nuestra industria lo marcan los “Final Fantasys” y “Braids”.

Braid

Aunque no estuviera previsto, las condiciones de las plataformas actuales son idóneas para que se haya dado esta situación, pues tenemos máquinas potentísimas desde el punto de vista técnico y con grandísimas posibilidades de procesado, pero que al mismo tiempo cuentan con canales de distribución online idóneos para la proliferación de esas pequeñas grandes ideas que tanto reconocimiento están recibiendo.

Como ya decía anteriormente, aunque se trate de polos completamente opuestos, pienso que no sólo son perfectamente compatibles, sino que ambos son sencillamente imprescindibles para preservar un cierto equilibrio. Una consola que se basara sólo en Zidanes no sería económicamente sostenible, pues esta clase de desarrollos requieren una fuerte inversión económica a largo plazo que no siempre se amortiza de forma directa; por otro lado, una consola sólo de Pavones lo tendría difícil para posicionarse en un mercado donde la verdadera diferencia la marcan unos pocos títulos escogidos (los llamados Triple A).

Poniendo nombre y apellidos a lo que acabo de explicar: Wii se hubiera vendidio muchísimo si en su catálogo sólo hubiera títulos como ‘Wii Sport’ o ‘Wii Fit’, pero sin pesos pesados como ‘Super Mario Galaxy’ o ‘Monster Hunter Tri’ la burbuja se habría desinflado hace mucho. El caso contrario es el de Microsoft y Sony, que han tenido que sacarse de la manga sus respectivos controles de movimiento porque la tendencia actual del mercado impuesta por Nintendo no se puede seguir sólo con superproducciones.

Sony Move

La razón definitiva la pondría el catálogo que Nintendo y compañía están construyendo en DS, el cual es el paradigma perfecto de la fusión de estos dos tipos de videojuegos, combinando a partes iguales juegos de largo recorrido como sus muchísimos RPGs con gran cantidad de propuestas ligeras e imaginativas tipo ‘Scribblenauts’. Que Sony no haya sido capaz de hacer lo mismo en su PSP es una buena razón de por qué hay tanta diferencia de ventas entre ambas.

Cada vez más, buscamos en nuestra consola mezclar experiencias gigantescas como la de ‘God of War III’ y diversiones ágiles como la que trae ‘Trials HD’, por lo que es lógico que la industria se esté adaptando cada vez más para satisfacer esos deseos opuestos y complementearios. Los Zidanes vienen precedidos de espléndidas campañas de márketing y los Pavones se basan ante todo en el poder del boca a boca, pero sin duda ambos modelos son igual de exitosos.

Por descontado, los grandes ganadores de todo este tinglado somos nosotros, que tenemos a nuestro acceso un abanico nunca antes visto de posibilidades en una videoconsola. Naturalmente habrá quien prefiera quedarse sólo en un extremo o en otro, pero os aseguro que el verdadero éxito está en saber disfrutar por igual de “Final Fantasys” y “Braids”, porque el modelo ideado por Florentino funciona de perlas en nuestra industria, seas merengue o culé.

Imagen | Adaptada de 顔なし

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos