Compartir
Publicidad

Lo que supone el iPhone 3G para las consolas portátiles

Lo que supone el iPhone 3G para las consolas portátiles
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como los seguidores de la empresa de la manzana ya sabréis, el pasado lunes Apple presentó el nuevo iPhone 3G, que llegará a España de la mano de Movistar.

¿Que tiene de interesante para nosotros este anuncio? Bueno, si sois unos apasionados de la telefonía móvil, es un terminal bastante tentador. Pero, aunque no lo seáis, lo importante es el anuncio hecho por Apple: el iPhone 3G supone también la auténtica plataforma de lanzamiento de la empresa en los juegos para móviles.

Hace ya unos años la empresa de Cupertino eliminó de su nombre comercial la palabra "Computers" para pasar a llamarse solamente "Apple Inc.", un movimiento que puede parecer anecdótico, pero es toda una declaración de intenciones, ya que demuestra la intención de la compañía de abrir sus productos a nuevos mercados e ir mucho más allá de los ordenadores personales.

Primero fue el iPod, un reproductor musical por el que muchos no daban un céntimo en sus inicios (demasiado caro, feucho...) y que se ha convertido en un referente en lo que a música portátil se refiere en todo el mundo.

Hace algo más de un año fue la llegada del iPhone, un teléfono móvil con el característico estilo Apple, desde el diseño del propio terminal, de líneas sencillas y cuidado hasta el último detalle (algo muy importante en un mercado tan basado en proyectar imagen como es el de los teléfonos móviles) hasta su sencillez de uso y cuidada interfaz, algo que la compañía sabe hacer muy bien.

Juegos para iPod
El lunes, Steve Jobs soltó la última bomba: el anuncio de que la nueva App Store: un repositorio de software desde el que descargar de forma inalámbrica aplicaciones para iPhone / iPod touch incluyendo, por supuesto, juegos.

En ella, no sólo podrán encontrarse aplicaciones comerciales, sino también gratuitas. Y aunque Apple se lleva una suculenta comisión del 30%, ha prometido no cobrar nada a aquellos desarrolladores que decidan distribuir su producto gratuitamente, ofreciéndoles por tanto una plataforma de distribución global sin ningún coste añadido.

El movimiento no coge a nadie por sorpresa. Ya hace tiempo se hizo una tímida apuesta con los juegos para iPod, que fueron el campo de pruebas perfecto para estudiar la viabilidad de este nuevo negocio. No obstante, hay que reconocer que la click-wheel no era la interfaz más apropiada para jugar.

Sin embargo, en el iPhone, la cosa cambia por completo. Tras la salida del iPod Touch, hace un par de meses mi compañero Dani Candil se preguntaba si el iPhone y el iPod Touch eran las nuevas consolas de Apple. Y no andaba muy desencaminado.

Hasta ahora, jugar en un teléfono móvil era una experiencia bastante engorrosa, razón por la que nunca han sido competencia real de las consolas portátiles, sino una pobre imitación de las mismas. Sin embargo, con la decisión de Apple de entrar en el boyante negocio de los juegos para móviles, este supuesto podría cambiar por completo.

Por una parte, la compañía fundada por Steve Jobs sabe como crear buenas interfaces de usuario, cómodas y sencillas de usar, lo que hasta ahora es uno de los handicaps de los juegos para móviles: su deficiente control. El iPhone cuenta con una pantalla con tecnología multitouch y sensores de inclinación, por lo que los minijuegos que utilicen la pantalla táctil o esten basados en "mover" el teléfono no supondrán ningún problema para ellos.

Juegos en el iPhone 3G

Por otro lado, no hay que olvidar que el iPhone es una máquina bastante potente (para tratarse de un teléfono móvil), ya que cuenta con un procesador ARM1176JZF-S con arquitectura RISC capaz de alcanzar los 667 Mhz. Esto, unido al buen tamaño de pantalla (3,5 pulgadas, con una resolución de 480 x 320 píxeles) lo colocan como un contendiente más que capacitado.

Es cierto que de momento los juegos serán más bien sencillos en cuanto a control, ya que el teléfono no puede imitar el elevado número de botones y combinaciones simultáneas de muchos juegos actuales. Es cierto que, con la lista de juegos anunciados por la compañía en la keynote del lunes, todavía no puede decirse que sean una alternativa real, pero eso es debido a que los primeros títulos presentados no sean especialmente impactantes.

Pero todo esto cambiará con el tiempo. Y más si tenemos en cuenta que el lanzamiento del iPhone 3G supone por fin la apuesta de Apple por abarcar un mercado global, incluyendo a Europa y doce países de América Latina. Si a todo esto sumamos que el teléfono ha sido anunciado a un precio de 199 dólares (que probablemente será menor en España gracias a los contratos de permanencia) y la afición a coleccionar teléfonos de gama alta que existe en nuestro país, creo que tanto Nintendo como Sony tienen razones para preocuparse. Un nuevo competidor ha llegado al mercado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio