Compartir
Publicidad
¿Maravilla o majadería? Esta es nuestra opinión sobre la realidad virtual
Industria

¿Maravilla o majadería? Esta es nuestra opinión sobre la realidad virtual

Publicidad
Publicidad

La hora de la verdad para la realidad virtual está muy cerca ya: Oculus Rift estará disponible a finales de este mes, HTC Vive le seguirá a principios de abril y para otoño está previsto el golpe de Sony con PlayStation VR. Lo queramos o no, la RV está sucediendo ante nosotros.

¿Estamos ante el gran cambio de paradigma que muchos anticipan o ante una moda pasajera más, que se irá como tantas otras? La cuestión tiene su miga, de eso no cabe duda, y aunque aún queda tela por cortar en este asunto, desde la redacción de VidaExtra hemos querido montar una mesa redonda para compartir nuestras impresiones sobre el tema.

¿Estamos ante el gran cambio de paradigma que muchos anticipan o ante una moda pasajera más?

Como veis, ni siquiera nosotros, que estamos muy bien avenidos, somos capaces de ponernos de acuerdo sobre el tema, pero esa es la gracia de la pluralidad. Cómo no, esperamos que también vosotros aportéis al debate y nos contéis qué planes tenéis de cara a este desembarco que ocupará todas las portadas durante los próximos meses.

Sergio Cejas

Playstation Vr

En un par de ocasiones he tenido la oportunidad de probar la realidad virtual y sinceramente es una de esas experiencias que no sabes bien lo que te vas a encontrar hasta que lo pruebas de verdad. Sinceramente me sorprendió gratamente y no olvidaré un momento en el que durante una demo mi personaje estaba situado en una plataforma y se arrojaba por un precipicio. Fue tan sobrecogedor que tuve que agarrarme bien a la silla en la que yo estaba sentado porque me dio una sensación de vértigo brutal.

No sabes bien lo que te vas a encontrar hasta que lo pruebas

Sinceramente por situaciones así tan realistas me encantaría pasarme a la realidad virtual, aunque hay un "pero" muy grande que, al igual que a la mayoría, a día de hoy me tira muchísimo para atrás, el precio, sobre todo si ya me dicen que tengo que hacerme con un PC en condiciones. Así que si tengo que optar por algún dispositivo prefiero que sea por PlayStation VR, que visto lo visto lo veo más económico, más práctico y no me obliga a gastarme más de mil euros.

Aún así le veo mucho futuro y muchas posibilidades a todo este tema y estoy seguro que no será una tecnología que a los dos días olvidaremos, sino que está aquí para quedarse. Al menos en mi casa sí que pienso abrirle las puertas en algún momento, quizás no de lanzamiento pero si tarde o temprano cuando me convenzan bien sus juegos compatibles y no las simples demos que nos han mostrado hasta ahora.

Frankie MB

Hero

Si Valve, Sony e incluso Facebook apuestan por la Realidad Virtual, es que ahí hay mercado. 2016 quiere pasar a la historia de los videojuegos como el año en el que los usuarios consiguieron vivirlos en primera persona y con una acabado de calidad realista. La tecnología actual lo facilita ¿pero será el año en el que el grueso de los jugadores aborden este nuevo formato?

Creo que era cuestión de tiempo que llegáramos a este punto

La inversión necesaria para dar el salto ha sorprendido a la comunidad de jugadores, pero sabíamos que el salto a este nuevo formato no iba a ser económico. Según varios estudios como el recientemente realizado por SuperData, los Early Adopters serán los embajadores que justificarán estas nuevas experiencias al tiempo en que el grueso de los consumidores abordará esta tendencia gracias a la más asequible alternativa para móviles.

En lo personal creo que era cuestión de tiempo que llegáramos a este punto, y sólo hay que ver algunas películas de los años 80 o 90 para ver que no es una idea nueva, solo que ahora además de ser posible, es creíble y se comenzará a ofrecerse para su uso doméstico. Lo que es seguro es que hasta que no hagamos números tras el Black Friday no veremos cómo ha funcionado comercialmente esta tendencia o un cambio en sus precios. Oculus Rift, HTC Vive y PlayStation VR están preparados ¿lo estamos nosotros?

Alex CD

Htc Vive White

No hace demasiado decíamos que 2016 es el año de la Realidad Virtual. Principalmente porque es el año en que esta tecnología va a volver a lo grande: nada más y nada menos que con tres cascos que prometen mucho. Cada uno de ellos cuenta con sus propias características y precios, y es en este último apartado donde Sony ha dado el mayor puñetazo sobre la mesa.

PlayStation VR es el que tiene más números para llegar antes al gran público

Oculus Rift y HTC Vive, con Facebook y Valve + HTC detrás respectivamente, tienen grandes productos entre manos, eso no lo duda nadie. Y tiempo por delante para demostrar de lo que son capaces: su mejor momento está a años vista, esto no ha hecho más que empezar. Pero Sony parte con ventaja: su PlayStation VR es más barato que los demás (399 euros contra 699 euros que vale el Oculus Rift y 899 euros el HTC Vive) y la PS4 está rondando los 40 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

Es decir: Oculus Rift y HTC Vive quedan por ahora muy enfocados a un grupo de gente a la que no le importa hacer grandes desembolsos, ya que para usar esos cascos, además, hay que tener un buen equipo que tampoco es precisamente económico, y PlayStation VR es el que tiene más números para llegar antes al gran público. No será tan potente como los otros, pero va a ser el encargado de abrir la puerta.

Jarkendia

2882182 Oculus Touch 3

En mi ADN llevo impreso lo de ser reacio a las modas. Intento formar mi propia opinión sin depender de lo que digan los demás. Por ejemplo, con el boom de las 3D en cines cuando salió la película de Avatar. Y todo lo que vino después. El efecto estaba mucho más logrado que las antiguas gafas de dos colores, por supuesto, pero era una innovación por la que no quería pagar. O al menos no a esos precios. Hasta que por fortuna la presión social se calmó y todo volvió a la normalidad.

Sé que quiero dar el salto a esta nueva generación... pero no a cualquier precio

La nueva moda y claro futuro de esta industria lo tenemos en la Realidad Virtual (otra vez), pero en esta ocasión el salto sí que me parece digno de mención al haber sabido crear un mundo capaz de engañar a nuestro cerebro y que realmente sintamos que estamos ahí dentro, viviendo fantasías de todo tipo mientras estamos sentados (o de pie) en el salón de nuestra casa. Hasta que uno no lo prueba no es consciente del todo del cambio de mentalidad que supone dentro de los videojuegos.

Tras haber probado varios dispositivos, sé que quiero dar el salto a esta nueva generación... pero no a cualquier precio. El desembolso va a ser importante, incluso para la PlayStation VR, la más barata de las grandes, aunque también la menos potente a nivel tecnológico. Y ya no digamos el cambio de gráfica que necesitaré si finalmente me decanto por un Oculus Rift o una HTC Vive. Si no es a finales de 2016, será en 2017. Pero tengo claro que quiero seguir experimentando la Realidad Virtual.

R. Márquez

Htc Vive Pre Controller

Llevábamos años soñando con este momento, imaginando lo que supondría adentrarnos un paso más en los mundos que este hobby lleva creando para nosotros desde hace décadas ¿en serio vamos a darle la espalda después de todo este tiempo? La realidad virtual está a la vuelta de la esquina y, además de estar orgullosos porque sea este medio el que ha impulsado algo tan prometedor, deberíamos arrimar el hombro para hacer de ella algo enorme.

Lo vivido hasta el momento sólo es la punta del iceberg

No puedo permitirme un superordenador y unas Oculus, pero sí apoyaré la llegada de PlayStation VR para demostrarle a los que mandan que ahí hay un mercado que me interesa. Será con juegos más o menos acertados, con problemas técnicos y con experiencias que podrán ir desde lo fantástico hasta la vergüenza ajena, pero eso ocurrirá siempre en cualquier medio y no es razón para darle de lado.

Creo en la realidad virtual porque yo he sido uno de los que veía como esas imágenes pegadas a las retinas conseguían engañar al cerebro creyendo que estaba en una montaña rusa. Sé que hay un potencial desmedido en esta tecnología y que lo vivido hasta el momento sólo es la punta del iceberg. Si todo funciona como debería, si al final la realidad virtual consigue hacerse un hueco en nuestras vidas, ¿qué nos deparará su futuro? Creo que la mera curiosidad que despierta esa pregunta ya es suficiente como para volcarnos en conseguir que se haga realidad.

Gallego

Accessories Playstation Camera Product Shot 06 Us 22jan15

Personalmente, me encuentro entre los que reciben el desembarco de la RV con tímida prudencia y sin atisbo de hype en mi cuerpo. Me gusta la idea, claro, y todo lo que he probado demuestra que tecnológicamente estamos ya ante productos lo suficientemente maduros como para justificar, esta vez sí, su llegada al mercado.

Donde más dudas siento ahora mismo es en la parte de los juegos

La cuestión económica me preocupa, como a todos, pero donde más dudas siento ahora mismo es en la parte de los juegos. No tendría problema en hacer una fuerte inversión inicial si ello me garantizara años de grandes títulos y de experiencias únicas, pero por ahora veo que las compañías están pidiendo de nosotros mucha fe y ofreciendo pocas garantías a largo plazo.

Posiblemente me haga con unas PlayStation VR antes de terminar el año, por el hecho de que cualquiera de las otras dos plataformas me exigiría acompañar el gasto de un equipo con el que actualmente no cuento, pero mi decisión dependerá mucho de los juegos que Sony ponga sobre la mesa durante sus primeros meses. Si no me convence el panorama, sé que podré esperar.

La realidad virtual en VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio