Compartir
Publicidad

PS4 Vs Xbox One, un análisis personal de las estrategias de Sony y Microsoft

PS4 Vs Xbox One, un análisis personal de las estrategias de Sony y Microsoft
Guardar
67 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Menudo 2013 estamos viviendo. No recuerdo una guerra tan encarnizada en los meses previos a la llegada de una nueva generación de consolas. Sony y Microsoft se están dejando la piel para que tengas claro qué máquina te vas a llevar a casa en navidades. PS4 y Xbox One se verán las caras en las estanterías en el mes de noviembre, y el camino hasta ese señalado momento ha sido de lo más complicado.

Y es que Sony aprendió a la fuerza una lección de humildad con PS3. Tras el despropósito que supuso llegar un año después que Xbox 360 al mercado ("La nueva generación empezará cuando nosotros digamos" dijeron con prepotencia entonces... Y no ha sido hasta hace poco que han alcanzado en ventas a la competencia) estaba claro que en esta ocasión tendríamos un lanzamiento simultaneo de ambas máquinas.

Estrategias con las que perder la cabeza: Microsoft ejerce de involuntario globo sonda de Sony

En 2013 Microsoft ha llevado casi en todo momento la voz cantante mostrando sin tapujos sus planes con respecto a Xbox One. Ya sabemos qué ha ocurrido, ha ido dando marcha atrás en cada una de sus decisiones porque la comunidad se puso en pie de guerra... inflando además por el camino las reservas de PS4 en detrimento de Xbox One. Kinect imposible de desconectar, la consola permanentemente en línea, restricción en el uso de juegos... Nada se ha mantenido de aquella hoja de ruta, que ha quedado tirada en la cuneta junto a las cabezas de algunos responsables.

cabezas cortadas

La piratería ha hecho un tremendo daño a Xbox 360. Con Xbox One querían imponer el chequeo continuo o periódico (aquel último intento de imponer una conexión obligatoria cada 24 horas) como única manera de controlar si sus consolas se mantenían sin modificar. Como suele ser habitual, las medidas contra la piratería perjudican más al comprador legal que al pirata.

Sony, que es posible que tuviera ideas parecidas para PS4, ha ido en todo momento unos pasos por detrás, libreta en mano, tachando cosas y creando un plan en contraposición al de Microsoft y, por tanto, poniendo a la comunidad de su parte. Sin saberlo, Microsoft ha ejercido de globo sonda de Sony.

ps4 juegos

Con respecto a Kinect, en Microsoft saben que la única manera de que los desarrolladores se tomen en serio el periférico es si este está en cada casa junto a la máquina. Es lo único que han mantenido en pie los de Redmond: la venta de Kinect de forma indivisible con Xbox One al peligroso precio de 499 euros (recordemos que PS4 saldrá a la venta por 100 euros menos). Tan importante es mantener este binomio que por estos lares 'FIFA 14' se une a la fiesta para que el paquete no parezca tan caro. Enhorabuena... a los que les guste el fútbol.

Cronología de una locura: el baile de fechas y territorios para el lanzamiento

A principios de año pensaba que se realizaría un lanzamiento escalonado de ambas consolas. Primero en los Estados Unidos, después en Japón y con Europa ya para 2014. Sony anuncia en el E3 de junio un lanzamiento occidental para 2013 y en ese momento sé que habrá escasez de consolas. Digo a todo el que se me cruza por delante que reserve ya ps4 porque no habrá máquinas para todos (Este es un país más sonier que xboxer, en Estados Unidos es la consola de Microsoft la que puede tener problemas de abastecimiento). Las tiendas ponen en marcha planes de reservas sin ninguna restricción. Comento mis dudas con el responsable de un importante minorista y me dice que no hay problema, que se recibirán las máquinas asignadas a las tiendas e incluso algunas más. Respondo que no me lo creo.

preoreder ficticio

Y de repente ocurre. En agosto se paran las reservas de ps4 en usa, se vuelven a poner en activo, se paralizan en Europa. Sony dice que no puede asegurar el abastecimiento. Un minorista dice públicamente que las consolas reservadas están aseguradas hasta la misma fecha del fatídico comunicado. No es cierto, ya que ni en Sony saben cuántas máquinas van a tener. Días después me lo confirma un comercial de la compañía.

Sony fija fechas de lanzamiento en la GamesCom de Colonia: PS4 llegará el 15 de noviembre a Estados Unidos y el 29 a Europa. Es la primera vez que toman la iniciativa y en ese momento es evidente que Microsoft intentará llegar antes con su Xbox One. Finalmente se elige un punto medio que coincide con el lanzamiento de Xbox 360 ocho años antes, el 22 de noviembre. Y ahora viene lo bueno.

Microsoft discrimina algunos mercados según importancia para asegurar la distribución y no incluye en el calendario a Japón, donde su presencia solo es testimonial. Sony relega entonces el importantísimo estreno japonés a 2014 aduciendo problemas con los títulos enfocados a ese territorio. Me río un rato para mis adentros ¿Sabéis qué es lo que pienso? Con Japón en el bolsillo quieren enfrentarse al rival con el mayor número de consolas posible y han decidido enfocar toda la producción hacia occidente, que es donde se va a librar la gran batalla entre las dos compañías.

Haciendo cuentas con el chute de cientos de miles de máquinas que quedan a libre disposición hoy mismo Jack Tretton anuncia que se organizará el abastecimiento para que no haya problemas de stock en occidente durante toda la campaña navideña.

¿Fin? Esto es solo el principio

Lo más alucinante de este loco viaje es que nos encontramos únicamente en la aduana. Lo mejor está por llegar. Nos esperan muchos años en los que la durísima competencia de dos excelentes máquinas solo puede beneficiarnos. Yo ya estoy en la cola para subirme al tren de la nueva generación, y ni pienso en llegada a la estación del fin de la misma. ¡Como vamos a disfrutar durante el trayecto!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos