Publicidad

Qué está pasando con BadLand Publishing, la versión física de Axiom Verge para Wii U y las acusaciones de estafa por parte de sus creadores
Industria

Qué está pasando con BadLand Publishing, la versión física de Axiom Verge para Wii U y las acusaciones de estafa por parte de sus creadores

Publicidad

Publicidad

Durante el pasado fin de semana, y tras el anuncio del lanzamiento en físico de Axiom Verge para Wii U por parte de Limited Run Games previsto para el 29 de marzo en Norteamérica, han salido a la luz los motivos por los que esta versión ha sufrido tantos problemas desde el principio.

Y eso incluye una batalla legal entre Limited Run Games, una compañía americana especializada en lanzar tiradas limitadas de juegos independientes en físico, y la empresa española BadLand Publishing (antes conocida como BadLand Games) tras un acuerdo de publicación incumplido por esta última.

Las distintas partes implicadas en esta historia han dado su versión de los hechos durante las últimas horas, por lo que vamos a recoger aquí lo que han declarado Josh Fairhurst (CEO de Limited Run Games), Luis Quintans (CEO de BadLand Publishing) y Dan Adelman, el productor de Axiom Verge, quien asegura que BadLand Publishing le ha estafado tanto a él como a Tom Happ, el creador del juego.

¿Cómo empezó todo?

BadLand Games, propietaria por aquel entonces de los derechos de publicación del juego, se puso en contacto con Limited Run Games en marzo de 2017 para ofrecerle un trato: que Limited Run Games se ocupara en exclusiva de la distribución de la versión en formato físico de Axiom Verge para el territorio norteamericano.

Josh Fairhurst ha declarado en GamesIndustry.biz que aceptaron el acuerdo para asegurarse de que esta versión en físico del juego no cayera en el olvido y firmaron un contrato en julio de 2017. Dicho contrato incluía 6.000 copias del juego en físico para Wii U y la intención de lanzarlo en otoño de 2017. Limited Run Games pagó por adelantado 78.000 dólares a BadLand Games para que la empresa española se ocupara de las copias, las cuales deberían ser entregadas a Limited Run Games como muy tarde una semana antes de la fecha de lanzamiento (como máximo en Noviembre). Llegado el momento, las copias no aparecieron por ningún sitio.

Axiom verge

BadLand Games decidió retrasar el juego a enero de 2018, pero se produjo un nuevo retraso. En esta ocasión por parte de Nintendo, puesto que esta versión de Axiom Verge estaba teniendo problemas para pasar el control de calidad de Nintendo (en este caso una simple confusión sobre si el juego debería tener una calificación E10+ o bien T). Una vez solucionado esto con una nueva build, las copias seguían sin llegar.

Lo que dice Josh Fairhurst, CEO de Limited Run Games

Estamos en marzo de 2018 y Fairhurst asegura no haber tenido más noticias de BadLand, cuyo contacto hasta entonces, además, ya no formaba parte de la compañía española. En abril de ese mismo año, decidió escribirle un correo directamente a Luis Quintans, CEO de BadLand Games, para intentar solucionar todo el tema. Según Fairhurst, le ofreció dos opciones a Quintans: el reembolso directo de los 78.000 dólares que le habían pagado a BadLand para las copias del juego o bien 78.000 dólares en concepto de copias vendidas de Axiom Verge en Switch, PS4 o PS Vita.

Brandon Huffman, el abogado de Fairhurst, estaba al tanto del tema y de las comunicaciones. Una semana después del e-mail de Fairhurst a Quintans, Huffman le hizo llegar a Quintans un ultimátum: si BadLand Games no pagaba los 78.000 dólares antes del final de esa semana, Limited Run Games insistiría en el reembolso total de dicha cantidad. Y si eso no hacía efectivo antes del 21 de mayo de 2018, Huffman pondría en marcha los mecanismos necesarios para cobrar.

Quintans acabó contestando en la fecha límite disculpándose, decantándose por la segunda opción y ofreciendo una llamada telefónica para el siguiente lunes. Fairhurst aceptó y ofreció disponibilidad para dicha llamada, la cual nunca llegó. No volvió a tener noticias de Quintans hasta octubre de 2018. Durante todos esos meses de silencio por parte de Quintans y BadLand Games, Fairhurst inició acciones legales.

Quintans respondió por e-mail dos semanas después de que la demanda hubiera sido presentada por Limited Run Games. En dicho correo, Quintans explicaba que BadLand Games había cerrado sus puertas y que los derechos de publicación de Axiom Verge habían vuelto a manos de Thomas Happ, su creador. También confirmaba que su actividad seguiría adelante bajo una nueva empresa, la actual BadLand Publishing.

Adelman y Happ han interpuesto una demanda contra BadLand Publishing por valor de 200.000 dólares

Lo que dice Dan Adelman, productor de Axiom Verge

En una serie de tweets publicados por Dan Adelman tras el anuncio de la fecha de lanzamiento de la versión en físico de Axiom Verge para Wii U en NA, el productor asegura que tanto él como Thomas Happ, creador del juego, han sido estafados por BadLand Games

Adelman confirma que fueron varios publishers los que les ofrecieron a él y a Happ la posibilidad de lanzar Axiom Verge en físico y que optaron por BadLand Games por una razón muy concreta: además de igualar las condiciones económicas de otros publishers, BadLand Games destinaría el 75% de sus ingresos por esta versión del juego a la fundación Tom Happ, nacida para cubrir los gastos médicos del hijo de Thomas Happ, el cual sufre una complicación neurológica grave conocida como Kernícterus.

Adelman explica que todo parecía ir bien hasta que llegó la hora de poner el dinero para los discos y los cartuchos de la edición física de Axiom Verge, momento en el que BadLand empezó a evitar el tema. La compañía, según Adelman, propuso entonces que fueran él y Happ los que se hicieran cargo de los gastos de fabricación de todas las unidades y que más adelante se lo devolverían todo una vez enviadas las copias a las tiendas, momento en el que recibirían el dinero tras la entrega. Adelman asegura que tanto él como Happ creyeron que BadLand estaba actuando de buena fe y que simplemente la compañía estaba pasando por dificultades económicas. 

La realidad es que Adelman y Happ han interpuesto una demanda contra BadLand Publishing por valor de 200.000 dólares. Es una cifra estimada, ya que no saben a cuánto asciende el total de la deuda que BadLand tiene con ellos entre las ventas y la parte correspondiente a la fundación Thom Happ, por lo que también han pedido que se realice una inspección de los registros de la compañía para comprobar si la cantidad es todavía mayor.

Lo que dice Luis Quintans, CEO de BadLand Publishing

Tras toda la información ofrecida tanto por Josh Fairhurst como por Dan Adelman, el propio Luis Quintans ha publicado un comunicado para ofrecer su versión de los hechos. Dice lo siguiente:

Luis Quintans, además de ser el CEO de BadLand Publishing, es el presidente de DEV, la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento, que también ha querido hacer referencia a la situación con estos mensajes:

Actualizaremos este artículo con cualquier novedad importante.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir