Riot Games apuesta por Fortiche, animadores de Arcane, y se hace con una participación en la compañía

Riot Games apuesta por Fortiche, animadores de Arcane, y se hace con una participación en la compañía
1 comentario

Pocas dudas de que una de las series más aclamadas de todo 2021 fue Arcane. Riot Games se sacó de la chistera una producción sorprendente en todos los apartados, tanto artístico como narrativo. De hecho, fue Fortiche Production la que llevó a cabo el trabajo a nivel de animación, lo que ha sido reconocido con multitud de premios.

Una relación exitosa a todas luces, por lo que la desarrolladora de League of Legends ha hecho los deberes y ha anunciado una inversión de capital en Fortiche. El acuerdo se cerró a comienzos de 2022 y supone una participación no mayoritaria sobre la empresa. La postura de Riot en la toma de decisiones tendrá un peso específico a través de la incorporación de Brian Wright (jefe de contenidos de Riot) y Brendan Mulligan (director de desarrollo corporativo en Riot) a la directiva de Fortiche.

Sin embargo, no tendrá la última palabra Riot en Fortiche. Lo cierto es que las dos compañías se conocen desde hace tiempo y su relación está plagada de grandes obras. Entre ellas contamos con Warriors, el tema de Imagine Dragons, Seconds, la cinemática en la que aparece Ekko o Rise, el himno de los Mundiales del LoL en 2018.

Casi una década de trabajo conjunto que se seguirá traduciendo en la llegada de una segunda temporada para Arcane, así como diferentes proyectos que todavía no han sido anunciados. Nicolo Laurent, director ejecutivo de Riot, explica qué supone este acuerdo:

"Al trabajar con Fortiche, colaboramos para ampliar los límites de lo que es posible y aumentar las expectativas en relación con cómo se pueden adaptar los videojuegos a los medios. Estamos orgullosos de Arcane y sabemos que lo mejor está por venir"

Los 350 empleados de Fortiche seguirán trabajando de forma independiente a Riot, más allá de las incorporaciones directivas. El origen de la marca de animación se remonta a 2009 en París, en un intento de mezclar medios 2D y 3D.

Temas
Inicio