Encontré al monstruo del lago Ness en GTA Online, pero las playas de Cayo Perico esconden un misterio más aterrador
Juegos online

Encontré al monstruo del lago Ness en GTA Online, pero las playas de Cayo Perico esconden un misterio más aterrador

Hay un reclamo muy evidente para ir a Cayo Perico. La isla de GTA Online regentada por Juan Strickler, mejor conocido como El Rubio, es una de las oportunidades más jugosas para hacerse con una buena suma de dinero. Especialmente si nos lanzamos a recopilar todas las pistas que hay en este paraíso.

Sin embargo, hay mucho más detrás de lo que esconden las palmeras. He investigado acerca de ciertas figuras, animales y otras señales repartidas por todo el terreno que apuntan a una única dirección. La isla es un imán para la criptozoología y no es para menos.

El terror de las profundidades

Si nos tomamos realmente en serio la tarea de preparar el golpe a Cayo Perico, nos toparemos con una buena ristra de puntos de interés. Muchos de ellos tienen un propósito funcional, es decir, nos abren la puerta a dónde desembarcar o qué entrada escoger a la hora de colarnos en territorio enemigo.

Con todo, hay muchas otras que tan solo aportan contexto específico sobre lo que ha sucedido allí. Guiños o detalles que realmente no nos sirven, salvo unos pocos. Uno de ellos es una ballena enorme varada en la orilla de la playa, como si de un tráiler de Death Stranding se tratase. Existe un 50% de posibilidades de que aparezca y está completamente muerta.

GTA Online

En caso de que no haga acto de aparición, tendremos que ir al otro lado de la isla para toparnos con una escena todavía más macabra. Un tiburón tigre también está muerto entre las rocas, pero su aspecto es muchísimo peor. Despedazado, sin aletas y en un estado deplorable, como si un animal todavía más temible lo hubiese destrozado completamente.

Por tanto, con estos dos hallazgos, se puede concluir que hay algo bajo las aguas que es capaz de aniquilar a los seres más temibles del océano. Hay más indicios entre los matorrales, con advertencias desde el pasado. Evidentemente, un enorme faro se erige en uno de los riscos, ideal para avisar a las embarcaciones.

GTA Online

Pero, ¿y si su propósito fuese advertir de que no se acercasen? Lo mismo se podría deducir de los restos de un cañón de los españoles que conquistaron la isla hace siglos y que todavía nos podemos topar en Cayo Perico.

Nuestro amigo Nessie

La pista definitiva se encuentra entre las palmeras, en la zona en la que Juan Strickler realiza su fiesta privada. Una figura de arena de lo que parece ser una serpiente enorme está en el suelo, oculta. Pavel nos indica que le resulta familiar y que es posible que los habitantes hayan visto a esta criatura, pero estamos demasiado al sur como para que sea posible.

GTA Online

Todo se desvela cuando, al comienzo o tras dar el golpe en la mansión del ricachón, podremos divisar desde diferentes puntos de la isla al monstruo. Así es, el monstruo del lago Ness está escondido en GTA Online, pero podemos verlo a la distancia. Nuestro amigo Pavel ya nos advierte de que el radar está detectando algo excepcionalmente grande y que tengamos cuidado ahí fuera.

Es necesario usar una mira telescópica para observar con detalle a este plesiosaurio, un ser de otra época perdido en el tiempo. Es una lástima que si nos acercamos demasiado volverá a sumergirse en las profundidades, a menos que se produzca un bug y tengamos la suerte de este jugador.

Así pues, parece que el misterio queda resuelto. Nessie era el responsable de tanta destrucción durante años en Cayo Perico y hay más pruebas bajo el mar. Un esqueleto de ballena hundido podría llevarnos a pensar que el monstruo tampoco tuvo piedad en esta ocasión. Aunque hay un secreto todavía peor...

Más allá de las estrellas

¿Qué es peor que estar nadando tranquilamente en el mar y que te devore un dinosaurio? Pues que aparezca un alienígena, ni más ni menos. Es cierto que todavía no ha aparecido con todas las de la ley, pero tampoco podemos desdeñar el hecho de que está preparando su llegada.

Si buceamos en las aguas que rodean a la isla, nos toparemos un enorme meteorito que ha chocado contra la Tierra. Semejante roca no venía sola, o al menos eso es lo que parece desprenderse del huevo alienígena que se encuentra cerca. Otro enorme esqueleto de ballena está disfrutando del pecio marino y entre los huesos nos toparemos el único huevo con el que no querríamos preparar una tortilla.

¿Murió la ballena por culpa de una radiación que emita el huevo? Es más que posible, lo cual lo convierte en un motivo más que de sobra para enterrarlo hasta el fin de los tiempos. La historia de amor entre Rockstar y los fenómenos paranormales nunca parece que vaya a terminar, pero siempre he preferido preservar mi integridad. Sobre todo cuando tengo más de nueve millones de dólares en GTA Online.

Temas
Inicio