Publicidad

Quiero más juegos de guitarras, no quiero más juegos de guitarras
Música

Quiero más juegos de guitarras, no quiero más juegos de guitarras

Publicidad

Publicidad

Preparados o no, aquí viene. Una nueva oleada de juegos protagonizados por instrumentos de plástico está lista para desembarcar a partir de este mismo verano, y viendo el nivel de fanfarria desplegada por los anuncios de los dos grandes participantes de la batalla, parece que llegarán con intención de hacer más ruido que nunca. La primera en golpear será Harmonix con 'Rock Band 4', desvelado hace unas semanas, pero Activision no pretende quedarse atrás con su recientemente anunciado 'Guitar Hero Live', que apunta rompedor (para lo bueno y también para lo malo).

Lo más llamativo del asunto es que, pasados unos años de hiato, nos volvemos a encontrar con los dos mismos contendientes regresando a la acción de forma casi simultánea, dando la sensación de que hubieran pactado entre ambos un tiempo de descanso para regresar ahora con fuerzas renovadas. Y como jugador que en su día disfrutó mucho de ambas franquicias, pero que al tiempo quedó también completamente hastiado por los excesos de aquella burbuja, las sensaciones que experimento ante esta nueva tanda de lanzamientos son encontradas.

Las sensaciones que experimento ante esta nueva tanda de lanzamientos son encontradas

Por un lado, me anima la posibilidad de volver a disfrutar aporreando estos instrumentos de plástico que tantas horas de diversión me ofrecieron en su momento, pero por otro siento el inevitable temor de encontrar los mismos errores del pasado repetidos otra vez, algo a lo que somos muy dados nosotros los humanos. Obviamente, todo eso dependerá en buena medida de la acogida que tengan estos nuevos títulos entre el público y de su capacidad para abrir de nuevo la lata de la popularidad, pero las posibilidades de repetir la historia son bastante amplias.

Tan divertido, tan rentable

Rockbandinstruments

El lanzamiento del primer 'Guitar Hero' hace ya diez años (cómo pasa el tiempo) fue todo un fenómeno de masas, de eso no cabe duda. Un millón y medio de copias vendidas de aquella entrega, una calurosa acogida de la crítica y, lo que es más importante, el comienzo de una saga extremadamente rentable para sus creadores, capaz de reportar dinero por todos los frentes posibles: la venta del propio juego, de los accesorios para acompañarlo y de los paquetes de canciones para ampliar cada colección. Un bombazo en toda regla.

Tras el culebrón que llevó al fin de la alianza entre Harmonix y RedOctane, el primer 'Rock Band' saltó al escenario en 2007 para competir directamente con los héroes de la guitarra, alcanzando cuatro millones de copias vendidas y unos ingresos estimados en 600 millones de dólares. La guerra entre ambos bandos estaba más que servida, y en ese breve pero intenso periodo de éxito que transcurrió entre 2005 y 2010 se editaron la friolera de veintisiete títulos entre ambas sagas, y eso sin contar los juegos para móviles o la infinidad de ampliaciones descargables. Una barbaridad.

En el periodo de 2005 a 2010 se editaron la friolera de veintisiete títulos entre Guitar Hero y Rock Band

Y ese fue el principal problema de esta burbuja que inevitablemente tenía que explotar tarde o temprano: la descomunal codicia de quienes se empeñaron en meternos los instrumentos de plástico hasta en la sopa. Entre los títulos principales, los adaptados exclusivamente para grupos como The Beatles o Metallica y los spin-offs locos como 'DJ Hero', además de la infinidad de paquetes de contenido adicional que se publicaban una semana sí y otra también, lo que en un principio había sido una divertida idea cargada de potencial para crecer se convirtió en una insufrible situación que acabó cansando a todo el mundo.

Mi mayor temor ante estos dos regresos es precisamente encontrar de nuevo un panorama tan desolador como el que vivimos en aquel lustro salvaje, algo que como ya he dicho antes dependerá de la buena acogida que tengan tanto 'Rock Band 4' como 'Guitar Hero Live'. ¿Serán Harmonix y Activison capaces de actuar de forma más mesurada esta vez si el éxito llama de nuevo a sus puertas o volverán a saturar el mercado hasta que todo explote una vez más? Algo me dice que lo segundo es lo más probable, y por ello, aunque el cuerpo me pide más juegos de guitarras, mi estómago teme el empacho ante más juegos de guitarras.

El plástico ante la evolución de Rocksmith

Rocksmith

De aquel maremágnum comercial surgió, no tan ruidoso pero igualmente interesante, un heredero que sí ha sabido mantener la cordura durante estos años en los que el género musical parecía haber muerto (aunque en realidad estaba latiendo de otra manera). Es cierto que 'Rocksmith' se ha dirigido a un público ligeramente diferente al centrar su propuesta en el uso de guitarras reales, una propuesta obviamente más difícil que la de aporrear botones, pero al tiempo más gratificante. Sin alcanzar las descomunales cifras de ventas de 'Guitar Hero' y 'Rock Band', la alternativa de Ubisoft ha conseguido asentarse y atrapar a un público que ha seguido fiel hasta el momento.

Pase lo que pase, nos espera una época muy movida a los que disfrutamos con esta clase de juegos

Será interesante ver en qué posición quedan ambos bandos, el del plástico y el de los instrumentos reales, ahora que se verán las caras por primera vez en este 2015. Por el momento no sabemos qué tiene planeado hacer Ubisoft para continuar la senda de 'Rocksmith 2014', pero no me extrañaría encontrar una sonora repuesta en los próximos meses ahora que la competencia vuelve a estar revolucionada. Pase lo que pase en adelante, está claro que nos espera una época muy movida a los que disfrutamos con esta clase de juegos. Quizás demasiado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir