Publicidad

'StarCraft II' llevará la publicidad ingame a un nuevo nivel

'StarCraft II' llevará la publicidad ingame a un nuevo nivel
18 comentarios

Publicidad

Publicidad

Oh oh... seguro que los fans de 'StarCraft' se llevan las manos a la cabeza al leer esta noticia. Tras la fusión de Activision y Vivendi, sabíamos que algunas cosas iban a cambiar, pero no esperábamos que 'StarCraft II' fuera uno de los primeros implicados.

Según declara el CEO de Activision, Robert Kotick, en una entrevista en next-gen.biz, 'StarCraft II' podría ser el modelo para publicidad ingame y patrocinios en torneos de juegos en el futuro.

Lo cierto es que el anterior 'StarCraft' es todavía un juego muy popular, con gran éxito en países como Corea del Sur. Por tanto, aunque me pese reconocerlo, la propuesta no es nada descabellada.

Hay mucho dinero en juego detrás de esta fusión, y un buen aprovechamiento comercial de 'StarCraft II' es un jugoso pastel que no van a desaprovechar en la nueva Activision Blizzard. Pero... ¿hasta que punto llegará esto?

La declaración anterior es, para mi, el punto más importante de dicha entrevista, y merece ser comentada. Ya he hablado en el pasado de la publicidad dentro de los juegos, y de como podría encajar perfectamente con ciertos géneros (como los juegos de fútbol). Sin embargo, el caso de juegos como 'StarCraft II' plantea nuevos interrogantes.

Porque a ver... ¿que marcas encajarían, sin desentonar, dentro de una estética futurista espacial y post-apocalíptica? Eso en el caso de que quieran colocar publicidad dentro del propio juego y no en las pausas del mismo (entre los tiempos de carga, por ejemplo), lo cual sería más intrusivo, pero resultaría quizá más ético.

Se plantea de nuevo la duda de hasta que punto afectará esto a la experiencia de juego. De si no me sacará del juego por completo el encontrarme una lata de Coca-Cola tirada en el suelo de uno de los escenarios.

StarCraft II - Product placement de Coca-Cola

Claro que, por otra parte, puede ser una excelente vía de financiación para reducir los costes finales del juego. 'StarCraft' es un juego que vive online, y a través del juego online ha perdurado durante diez años, sin perder un ápice de su diversión. El uso de sponsors que patrocinen diversos servidores de juegos, o aparezcan en las pantallas de carga mientras seleccionamos misión, no tiene porque ser una táctica especialmente intrusiva, y la aceptaría de buena gana si repercutiera en un juego online gratuito y de calidad.

O, hablando de publicidad dentro del juego, ya hemos visto casos como el de 'BioShock', repleto de vídeos y viejos anuncios. Vale que eran productos ficticios, creados específicamente para el juego. Pero si consiguen introducirse en la trama, ciertos productos reales podrían dar el salto y aparecer de este modo como parte de la trama.

Lo que sí espero, con todas mis fuerzas, es que no intenten explotar la publicidad en los videojuegos a toda costa, con aberraciones como faldones publicitarios sobreimpresos sobre la pantalla, como ocurre en los partidos de fútbol. O, al menos, si lo hacen, que nos den la opción de comprar una versión más cara del juego que no lleve publicidad en absoluto.

StarCraft II - Faldon de publicidad ingame

Se trata en definitiva de una oportunidad de futuro. El mercado de los videojuegos aún no sufre los problemas de saturación publicitaria de la televisión o el cine, por lo que es un terreno cuasi vírgen a explorar en el que las compañías esperan obtener grandes beneficios. La pregunta es hasta que punto estarán dispuestos a tolerarlo los usuarios.

No obstante, la verdad es que las declaraciones de Kotick son tan vagas que es dificil hacerse una idea de a que se refiere. Lo que sí esta claro es que en Activision se han encontrado con un caramelo muy jugoso representado en el lanzamiento de 'StarCraft II', y están dispuestos a darle el mejor envoltorio y sacarle la mayor rentabilidad posible. Esperemos que eso no repercuta negativamente en la experiencia de juego final.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir