Publicidad

Silent Hill

Publicidad
Publicidad

Noticias de Silent Hill en Vida Extra

Hoy se cumplen 15 años del lanzamiento de ‘Silent Hill’ y queremos rememorarlos de la mejor forma posible, acordándonos de ese puñado de desgraciados que nos hacían apretar el culo cada vez que sonaba la estática de la radio. Hay hueco para los personajes del primer juego, pero tampoco hemos querido olvidar las aberrantes creaciones que idearon para sus secuelas.

Recordemos una vez más unidos de la mano hasta qué limites llegó la locura de los diseñadores al crear semejantes engendros de la naturaleza virtual. Obviamente se pasaron con la dosis de setas.

Grey Child

Nos quedamos sin la oportunidad de reventarles la cabeza a balazos en la versión PAL, pero aquella demo primeriza ambientada en el colegio nos permitió comprobar hasta dónde llegaba la mala leche de sus creadores. Niños cani del diablo, sin cabeza pero suficientemente inteligentes para agarrarte de los pies e intentar abrirte en canal con una navaja de Albacete. ¿No son adorables?

Asphyxia

Dicen los grandes filósofos de la saga que estamos ante una representación de la muerte de Nora Holloway, asfixiada a manos de su madre, y el cariño que la niña tenía por la oruga de su libro favorito: Alicia en el País de las Maravillas. En cambio, si le preguntáis a cualquier hijo de vecino os dirá sin temor a equivocarse que estamos ante una orgía que acabó fatal.

Bubble Head Nurse

‘Silent Hill 2’ estaba a punto de llegar al mercado y de repente a alguien se le ocurrió una idea para que fuese todo un éxito: tetas. En un mundo lleno de deformidades y monstruos con nombre de enfermedad terminal aquello no pegaba mucho, así que crearon el concepto de mujer gamba y se inventaron una relación entre el topicazo de las enfermeras y la falta de sexo del protagonista por estar su mujer postrada en una cama del hospital. Una jugada maestra.

Sniffer Dog

Si el simpático Walter Sullivan hubiese tenido las manos quietas no habría acabado con un trauma infantil por el ataque de un perro en una tienda de animales. Ahora sus miedos se transforman en este can decrépito y calzonazos que se encarga de llamar a su novia para hacer el trabajo sucio. Si os encontráis con uno, evitad los besos con lengua.

Twin Victim

Maleducada y puñetera, así es la manifestación diabólica de los hermanos Locane, que se nos presenta apuntándonos con su dedo acusador mientras esperan a que el mínimo atisbo de atención les invite a abalanzarse sobre nosotros. Que no os engañen con sus caritas y su vestido robado de una tienda de segunda mano, sus brazos grúa arrean unos guantazos que ríete tú del coletazo de un salmón.

Lurker

A medio camino entre los Likers de ‘Resident Evil’ y el monstruo de una película porno japonesa de serie B, estos traicioneros bichos tienen las piernas impedidas (eso les pasa por jugar a fútbol en un campo de minas), pero su problema de psicomotricidad no les impide arrastrarse hacia ti a gran velocidad para atacar. Lo de su cara da para mil y un análisis freudianos, pero ahora mismo sólo se me ocurre uno.

Pyramid Head

El clásico entre los clásicos, el carnicero que se pasó tres pueblos con la puesta en escena y acabó con una espada de ‘Final Fantasy’ y una pirámide de metal por cabeza. Masahiro Ito rompió el molde con su creación y desde entonces se ha convertido en el mayor emblema de la saga, justo por detrás de la niebla. Algunos lo ven como un guía del protagonista en la segunda entrega por su tendencia a abrirnos caminos, el resto vemos a un cabrón con muy mala leche.

Smog

Una fría tarde de marzo nuestro protagonista fue a comprar tabaco y en la gasolinera le dijeron que no les quedaban con filtro. Como era un machote no se lo pensó dos veces y así ha acabado, lleno de tumores por todo el cuerpo y con suficientes bocas para ponernos en apuros cuando exhala su humo negro. Mejor pillarle desprevenido y pegarle un buen hachazo antes de que empiece con la tos mañanera.

Siam

En otro alarde de originalidad, como hay dos personas juntas le llamaron siamés (no, mejor Siam, que así queda más cool). El caso es que sea o no una alegoría sobre la relación de los padres de Alex en ‘Silent Hill: Homecoming’, si pasa por aquí alguien de FEMEN les monta un pollo a los de Konami que ríete tú de las protestas contra Putin.

Insane Cancer

Su nombre lo dice todo, no se andaron con chiquitas al recurrir a la enfermedad para dar forma a este seboso. Dicen que lo que le cuelga de su pierna izquierda es parte de su pantorrilla, pero nadie ha tenido valor suficiente para acercarse a comprobarlo y la duda quedará en el aire hasta el fin de los días. O no, porque yo creo que está bastante claro lo que es, pero eh, ya hay bastantes niños con pesadillas sólo por su aspecto de cintura para arriba.

Publicidad
Inicio