Compartir
Publicidad

Cinco juegos que sacan mi lado más procrastinador

Cinco juegos que sacan mi lado más procrastinador
Guardar
72 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Soy un vago, lo reconozco. Según para qué cosas, al menos. Y es que si puedo aplazar tareas importantes, pero aburridas, lo hago. Ya en mi época estudiantil me pasaba y solía dejar todo para el final. Ahí, con la tensión al máximo. Pero es que uno es débil, qué se le va a hacer. Con lo divertido que resulta hacer otro tipo de actividades… Como la música, o los videojuegos… Eso me convierte, por lo tanto, en un procrastinador de cuidado, aunque seguro que no soy el único.

Mal de muchos, consuelo de tontos, como se suele decir. Pero lo principal es reconocerlo, ¿no? Imagino que hasta habréis visto ese logo trucado de Playstation con la palabra “Procrastination” para indicar este mal que nos afecta a muchos. Por ello, y como compartir este tipo de problemas ayudan con la terapia, voy a mostraros los cinco juegos que sacan mi lado más procrastinador.

Battlefield: Bad Company 2

Battlefield: Bad Company 2
- Una más y lo dejo… – ¡Noooo! ¡Mentiroso!

Empiezo con uno de los que me pegó más fuerte, el ‘Battlefield: Bad Company 2’. Lo compré a finales del 2010, y probar su modo multijugador fue mi perdición. Hasta aquel entonces el FPS que hacía que procrastinara más era el recientemente retroanalizado ‘Wolfenstein: Enemy Territory’, pero esta obra de DICE logró ir más allá. ¿Que tenía noticias que publicar a primera hora de la tarde en Vidaextra? Una partida primero a este FPS, y después las hacía. Ya, claro… Esa partida (de entrada cualquier partida nos puede llevar tranquilamente 15 minutos) se convertía en otra, y otra, hasta jugar tranquilamente unas dos horas con los colegas. Claro, no se podía dejar a la patrulla de buenas a primeras, y todos los días se decía lo mismo de “una más y paramos por hoy”. Nunca se cumplía.

En Vidaextra | ‘Wolfenstein: Enemy Territory’ para PC. Retroanálisis

The Settlers II

The Settlers II
Me expando un poco más hasta divisar al enemigo…

Si en el FPS de DICE las partidas no bajaban de los 15 minutos o la media hora, en el ‘The Settlers II’, uno de mis juegos de estrategia favoritos, la cosa se multiplica por. Aquí las partidas duran horas, aunque se puede guardar entre medias. Pero claro, una vez se empieza, ¿dónde parar? Aquí vienen las excusas de siempre con tal de no hacer algo más provechoso: que si expandir un poco más el imperio hasta dar con el enemigo, que si construir varias granjas y molinos para que el panadero le dé suficiente pan a los mineros, que si mandar varios colonos a esa isla por descubrir… Hay tantas… Al final uno empieza y para cuando ve el reloj.

En Vidaextra | ‘The Settlers II: Return to the Roots’, el sueño de todo fan de esta clásica saga de Blue Byte hecho realidad

The Saboteur

The Saboteur
¿Te vienes conmigo a matar el tiempo… y a unos nazis ya de paso?

De uno de mis juegos de estrategia favoritos tengo que pasar obligatoriamente por uno de mis sandbox favoritos. El incomprendido ‘The Saboteur’. Me gusta tanto que logré el 100% en Xbox 360 y voy camino de ello en PS3. Sí, lo tengo repetido, y sí, cada vez que lo pongo en la consola empiezo a procrastinar poniendo a prueba la paciencia de los nazis. Voy de un lado para otro eliminando cada zona custodiada por ellos, robando coches, haciendo el cabra, o simplemente circulando por las transitadas calles de París. Porque todo ello resulta ser una gozada. Si tuviese que poner de ejemplo otro sandbox que me ha llevado a una situación parecida tendría que mencionar el ‘Dead Island’. Menos mal que me lo ventilé hace unas semanas, que si no…

En Vidaextra | Cinco IPs incomprendidas que me encantan

Super Meat Boy

Super Meat Boy
Deja de procrastinar, ¡maldito!

Como no podía ser de otra manera, mi idolatrado ‘Super Meat Boy’ saca también mi vena procrastinadora. Aunque aquí, en mi defensa, he de decir que el número de horas que me tiene enganchado es menor. Más que nada porque si no el mando acabaría por la ventana. Cuando me pongo con él con el objetivo de mejorar tiempos o completar el mundo oscuro (sí, todavía se me resiste) me quedo un buen rato hasta que logro alguna de las dos cosas. Luego me crezco, y empieza la frustración en zonas más avanzadas. La paciencia renquea tras la sucesión de los fallos, cambio de mundo para desahogarme un rato, vuelvo de nuevo… Y así hasta que el Dr. Fetus me hace la puñeta.

En Vidaextra | ‘Super Meat Boy’. Análisis

Age of Empires Online

Age of Empires Online
Unas misiones más, subo de nivel, y lo dejo por hoy…

Ya para terminar, y por nombrar uno reciente, tengo que mencionar el ‘Age of Empires Online’. No me parece tan bueno como el ‘Age of Mythology’, mi favorito de la saga de Ensemble Studios, pero sí que saca mi lado más procrastinador por esos pequeños toques de RPG. Hacer más misiones para intentar conseguir más objetos épicos, lograr más experiencia para poder subir de nivel y de esa forma desbloquear más tecnologías para nuestro imperio… Al final acaba pasando lo de siempre, que en vez de una partida acabo echando tres. No tengo remedio.

En Vidaextra | ‘Age of Empires Online’ para PC: análisis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos