Publicidad

Microsoft repara su XBOX 360 y le da un desafortunado lavado de cara

Microsoft repara su XBOX 360 y le da un desafortunado lavado de cara
22 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tarde o temprano a muchos les ocurre, están jugando tan tranquilamente, a punto de conseguir eliminar a ese enemigo que tanto les ha costado derrotar, viendo una cinemática de esas que se nos quedan grabadas en la mente, o simplemente en ese momento le apetecía muchísimo echarse una partida rápida; y de repente su consola deja de funcionar. Entonces un sudor frío recorre su cara y aparecen. Las famosas 3 luces rojas de las que todo el mundo habla y que tu pensabas que jamás llegarías a ver.

Esto mismo fue lo que le ocurrió al protagonista de nuestra historia, Nathaniel, uno de esos jugadores empedernidos que amaba a su consola más que a cualquier cosa. Fue por esa misma razón por la que decidió no arriesgarse a repararla él mismo y la envió al Servicio Técnico de Microsoft. Pero junto a la consola decidió enviar también una carta ya que esta merecía una atención especial. Durante un viaje que había hecho había conseguido la increíble hazaña de poder conocer a varios pesos pesados de la industria del videojuego y que estos le firmaran en la base de su querida compañera. Entre algunas de las firmas se encontraban un boceto de un artista de Rooster Teeth Comics y fan de 'Halo' Luke McKay, así como algunas firmas de los miembros de Rooster Teeth Productions, y otras por parte de Bungie Studios.

En su carta detallaba cual era el número de serie de su consola, que era una de las primeras 360 que había sido adquirida y que como es lógico las firmas que había conseguido representaban mucho para él, por lo que, pese a que le hubiesen asegurado que la consola que recibiría sería la misma que el envió, estaba dispuesto a que se le reemplazase por otra, siempre y cuando la carátula fuese intercambiada con la suya. Pedía especial atención a los grabados ya que pensaba que si no se manipulaban con cuidado la tinta podía dejar borrones.

Tras la larga espera Nathaniel recibió su consola, contenía el mismo número de serie, funcionaba perfectamente, pero algún fan de la limpieza del SAT había decidido que la consola quedaría mucho más bonita sin esos garabatos, así que decidió limpiarla de arriba abajo, no sin dejar por supuesto algún que otro manchurrón de tinta, imagino que esto último fue para darle un toque más moderno...

Ya no es suficiente con tener que enviar tu consola a reparar a otro país sino que además no tienes las garantías de que esta vaya a ser tratada con el sumo cuidado que se merece y que tú siempre le aportas. Depositar tu confianza en alguien y ver como arruinan uno de tus bienes más preciados debe de ser muy duro. Esperemos que nuestro amigo consiga alguna compensación o, como mínimo, disculpa por parte de Microsoft.

Vía | 1P Start Más información | Rooster Teeth, Bungie. En Vidaextra | El Proyecto Big Box, XBOX 360 y el anillo de la muerte.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir