Sigue a Vidaextra

aladdin-megadrive-retro.jpg

Todos éramos más jóvenes, mucho más inocentes y curiosamente nos enfrentábamos a videojuegos muchísimo más difíciles, pero ese es otro tema. Hoy estamos aquí para retroceder casi 20 años y situarnos en un año inolvidable para todos los barceloneses. Corría 1992 y los niños de aquel entonces disfrutábamos como nunca de la última película de Disney, ‘Aladdin’. Una genial película que se vio convertida en un estupendo videojuego unos meses más tarde. Bienvenidos a nuestra sección de retroanálisis, hoy ‘Aladdin’ para Megadrive.

Como es normal, se hace ahora y se hacía entonces, una película de éxito podía venir acompañada de un videojuego que aprovechara el tirón. Pero a diferencia de ahora y quizá por que los tiempos de desarrollo eran más pequeños, los videojuegos basados en películas si podían tener una calidad extraordinaria. ‘Aladdin’ de Virgin Entertainment y con David Perry a la cabeza no sólo es un gran juego, es el mejor juego del año 1993. ¿A qué se debe?

‘Aladdin’ una obra maestra pero sólo Megadrive y PC

A día de hoy hablar de un juego basado en una película y encima multiplataforma es hablar de que el mismo estudio de desarrollo se encarga de todas las versiones y, por consiguiente, entrega juegos muy parecidos.

En el caso de ‘Aladdin’ fue diferente. Virgin tenía los derechos para lanzar los juegos basados en IP’s de Disney en consolas de Sega y PC’s y Capcom tenía los derechos para las consolas de Nintendo. Dicho de otro modo, las dos mejores consolas del momento, Megadrive y Super Nintendo, tuvieron dos videojuegos de ‘Aladdin’ pero que sólo se parecían en el protagonista.

Uno, el de Virgin, es considerado como uno de los mejores juegos de la época y a día de hoy sigue siendo excelente. El otro sólo es un buen juego que ya ha caído en el olvido. Pero no estamos aquí para hablar de la versión de Super Nintendo, hemos venido a hablar de la primera gran obra de David Perry en Megadrive y PC.

La versión PC salió al mercado unos meses después y estaba basada enteramente en la de Megadrive. Mejoraba los gráficos, el sonido y los menús del juego. Nos centraremos en la versión de Megadrive ya que tuvo mayor distribución y repercusión pero es posible que muchos de vosotros lo hayáis jugado en PC. Es el mismo juegazo.

El feeling de película de Disney

Cuando uno juega a ‘Aladdin’ lo primero que tiene en cuenta es el extremo cuidado al que se ha sometido todo. El juego entero está hecho con muchísimo cariño y los guiños a los espectadores, a la película y al mundo de Disney están por todas partes.

alddin-4.jpg

Pequeños chistes de fondo, unos baños públicos en medio de un desierto, una señal de stop, una botella de Coca-Cola tirada en la arena, el mítico cangrejo Sebastián de La Sirenita empalado en una roca… son detalles que se repiten una sola vez. A nivel de arte desarrollar elementos que sólo se van a ver una vez (si los ves ya que están escondidos o no son evidentes) denota que o tenían mucho tiempo libre o realmente se esmeraron en hacer de este ‘Aladdin’ algo diferente.

El juego nos lleva por los mismos escenarios que la película y así podremos visitar la cueva del genio, el palacio del Sultán, sus mazmorras, el desierto, la ciudad de Agrabah e incluso volar con la alfombra mágica. Todo recreado fielmente de la película.

Estamos hablando de una consola de 16 bits con una paleta de colores limitadísima así que imaginad el mérito que tiene recrear unos escenarios tan coloridos, vistosos y originales como estos. No es moco de pavo, desde luego.

Digicel, avance tecnológico que lo sitúa a años luz del resto

aladdin-1.jpg

En su época la gente alucinaba con la animación. No sólo la de ‘Aladdin’, enemigos, sistemas de partículas, detalles de fondo… todo está animado con una perfección y un nivel de detalle que asusta. De hecho el protagonista tiene una de las mejores paletas de animaciones que se recuerdan en la historia de Megadrive y sólo podríamos considerar a su nivel a ‘Earthworm Jim’. Claro, es del mismo equipo de desarrollo.

¿A qué se debe ese salto cualitativo? Si lo comparáis a otros videojuegos coetáneos comprobareis que la diferencia es mucha y esto se debe en gran parte a dos motivos.

En Virgin Entertainment trabajaron codo a codo con los mismos animadores de la Disney y además, David Perry (junto a su equipo, claro) desarrolló una tecnología exclusiva llamada Digicel que permitía convertir rápidamente los dibujos en papel de estos animadores al motor del videojuego. Dicho de otro modo, ‘Aladdin’ está animado al estilo tradicional y pasado a la Megadrive.

El resultado, no me lo podéis negar, es excelente. Tecnología puntera, animadores de Disney y un montón de profesionales del videojuego dispuestos a que ‘Aladdin’ se convirtiese en uno de los juegos del año.

Saltar, empuñar la cimitarra y lanzar manzanas, suficiente para ser un héroe

aladdin-2.jpg

‘Aladdin’ es esencialmente un juego de plataformas. Controlaremos al joven héroe y en su camino hasta conseguir el corazón de la princesa Jazmine nos enfrentaremos a guardias armados, faquires que lanzan cuchillos, serpientes, fantasmas… casi cualquier cosa del escenario supone un peligro.

Sólo dispondremos de una cimitarra para defendernos y atacar y manzanas, que debemos recolectar primero, para poder lanzar a los enemigos y deshacernos de ellos a distancia. Por el escenario, además, se encuentran repartidos los típicos elementos del género. Recuperaciones parciales de vida, manzanas que recolectar, checkpoints, vidas extra e incluso objetos secretos que nos llevarán a la pantalla de bonus.

Los elementos típicos que solíamos encontrar en este tipo de juegos desarrollados a principios de los noventa. En esta ocasión se nota que el título está pensado para todos los públicos y el nivel de dificultad no es excesivo. Incluso jugándolo ahora cuando estamos acostumbrados a juegos muy muy fáciles, sigue dejándose pasar bien y no ha perdido nada de encanto.

Y ese es el punto clave. No existen muchos juegos que casi 20 años después sigan sorprendiendo por lo bien hechos y cuidados que están. ‘Aladdin’ lo hace, podrían coger las mismas animaciones y los mismos gráficos en HD y relanzarlo mañana mismo. Estaríamos ante uno de los mejores videojuegos del género y todos seguiríamos alucinando con sus detalles, su suavidad y su cuidado extremo.

Con este título David Perry y su equipo, que más tarde formaron Shiny Entertainment, tocaron el cielo. Luego llegarían el bueno de ‘Earthworm Jim’, ‘Messiah’ o ‘MDK’.

Puede que en su momento no jugarais a este ‘Aladdin’ e incluso puede que ahora, acostumbrados a que todo explote y se llene la pantalla de sangre, os parezca demasiado infantil como para darle una oportunidad. Craso error, es un juegazo y ahora en verano es una de esas excusas imperdonables a las que aferrarnos para volver a sentirnos un niño. Como si estuviéramos en el año 1992, con una televisión de tubo, una Megadrive, la merienda preparada y todo un verano por delante para disfrutar.

Sin preocupaciones, sin responsabilidades… ¿Quién puede negarse a dar una vuelta en alfombra voladora?

Aladdin | Megadrive

Aladdin
  • Plataformas: Megadrive y PC
  • Desarrollador: Virgin Interactive
  • Distribuidor: Virgin Interactive, Disney
  • Lanzamiento: 1993
  • Precio: No disponible

Aladdin fue el primer gran videojuego basado en una película animada de Disney. Catapultó a la fama a su equipo de desarrollo en el año 1993 y sorprendió a medio mundo por su excelente apartado visual.

Vídeo | Youtube
Más en VidaExtra | La edad dorada de los juegos de Disney

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios