'Assassin's Creed III' La Tiranía del Rey Washington: análisis para Xbox 360

Sigue a Vidaextra

Assassins 3 DLC

Afortunadamente Ubisoft ha optado por ceñirse a ampliar la experiencia para un jugador de ‘Assassin’s Creed III’ con la La Tiranía del Rey Washington, un DLC que nos sitúa en un “what if?“ al estilo cómic en el que al bueno de Jorgito Washington se le va completamente la cabeza convirtiéndose en un tirano sin piedad.

Digo afortunadamente porque la alternativa habría sido inundar de mapas el multijugador del juego, un aspecto de la saga que, como ya he comentado en más de una ocasión, no es santo de mi devoción. A continuación le echamos un vistazo al primer capítulo de esta historia alternativa: La Infamia.

Es difícil, por no decir imposible, aventurarse a valorar algo que en realidad no está completo, es decir, estamos ante un capítulo de lo que van a ser tres entregas, cada una a 800 Microsoft Points (unos 10 euros) que contarán cómo Connor despierta un día y el mundo se ha ido literalmente al carajo, con Washington rompiendo los valores que juró defender y localizaciones conocidas totalmente destrozadas por el puño de hierro del nuevo rey estadounidense.

Toca entonces hablar del primer capítulo para hacerse una idea de lo que vendrá y, bueno, la brevedad del mismo deja poco margen de maniobra a la hora de comentar sus bondades, que se limitan a la curiosidad que pueda generarte la nueva historia, las nuevas habilidades que ganará Connor a mitad de capítulo y un buen puñado de elementos secundarios que rastrear y solucionar.

Assassins 3

La Tiranía del Rey Washington

Al ser una historia alternativa no quedamos libres para pasear por el mapeado completo, en este caso sólo podemos movernos por La Frontera, modificada para ofrecer los cambios generados por el azote de Washington, y eso siempre es un engorro porque limita tu capacidad de huir de la historia principal para centrarte en otros objetivos e ir intercalando.

No ayuda que cuando te dan algo de libertad, cuando las misiones principales no llegan una seguida de otra y tienes que desplazarte u optar por el viaje rápido, lo que te encuentres en esos objetivos adicionales sea lo suficientemente soso y aburrido como para que quieras volver al hilo del rey para conocer cómo continua su historia.

¿Qué pasa entonces? Que a las dos horas y poco ya te encuentras con el “continuará“ de turno, te quedas con cara de primo y maldices, muy educadamente eso sí, el momento en el que decidiste que esos 800 MP serían una buena inversión.

Assassins 3

Una nueva forma de asesinar

Al presentar el DLC se hablaba de libertad a la hora de trabajar, de lo locos que podían volverse los creativos al desarrollar algo que funciona de forma paralela al juego, y vaya si lo han hecho. El bueno de Connor se pasa a los tés psicodélicos y acaba controlando a los lobos, que puedes lanzar hacia los enemigos con un golpe de botón, y escondiéndose usando un manto que lo hace invisible, al estilo Harry Potter.

Funciona porque rompe los esquemas del sigilo y te permite ser una maldita máquina de matar, y eso siempre está bien, aunque dudo que sea lo que los fans buscan en el juego. Las limitaciones impuestas para su uso son anecdóticas: una barra de vida que disminuye mientras usas el poder y luego se recarga con una celeridad impresionante, y unos perros capaces de olerte a los que tocará quitar de nuestro camino a base de cebos y agujazo al canto.

El resultado es un DLC que, como decíamos al principio, habría que valorar en conjunto para intentar sacar algo positivo más allá de la mera novedad y las curiosidades introducidas. La valoración sobre su precio es algo que tendrá que hacer cada uno, yo lo veo como algo muy exclusivo para los fans, no una propuesta que pueda gustar a cualquiera, así que me acercaría a él con cautela. Dicho queda.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios