'Balloon Fight' para NES. Retroanálisis

Sigue a Vidaextra

Balloon Fight (NES). Retroanálisis

Aprovechando que desde el pasado miércoles 23 de enero ‘Balloon Fight’ debutó como el primer clásico de NES en llegar a Wii U, queremos dedicarle ahora su correspondiente retroanálisis.

Para conocer su origen hay que remontarse a las recreativas, año 1984. No son pocos los que mencionan su parecido con el ‘Joust’ (1982) de Williams, no en vano la mecánica era parecida. Aunque en vez de manejar un avestruz equipado con una justa teníamos un niño con dos globos capaz de volar. Y bueno, había más diferencias, aparte de ver un control más pulido y divertido en el trabajo de Nintendo. También era más nuevo, claro. Y pronto vio su adaptación a la NES de 8 bits.

Un globo, dos globos… ‘Ballon Fight’

Balloon Fight

Debido a su naturaleza, ‘Balloon Fight’ no era un prodigio ni de variedad de situaciones, ni de vida útil más allá de obtener la máxima puntuación respecto a otros jugadores. Aunque lamentablemente ni siquiera a esto último se le ha sacado partido al no tener ninguna tabla clasificatoria con sus correspondientes puntos y las personas que los han obtenido. Tenemos en la parte superior de la pantalla, una vez iniciada la partida, la mayor puntuación obtenida, y a su izquierda la que se está llevando a cabo. Al menos con Wii U y Miiverse se le puede dar más vida a este asunto al compartir capturas de pantalla con nuestras mejores puntuaciones. Pero con la NES no se podía, vaya.

Como decimos, ‘Balloon Fight’ no destacaba por su variedad, y es que tan solo teníamos tres modos de juego, siendo uno de ellos una variación en modo cooperativo a dos bandas del primero. Por un lado el modo arcade, llamado sencillamente 1-player game (o 2-player game si jugábamos con otra persona, claro está), y por otro el balloon trip, modo que se ha visitado recientemente con mucho acierto en el colorido ‘Nintendo Land’ de Wii U. A continuación vamos a explicar en qué consistían.

El modo arcade es el que se asemeja al citado trabajo de Williams. Nosotros manejamos a un niño con dos globos, y nuestro objetivo es derrotar a todos los enemigos (con careta con nariz puntiaguda) de cada fase, que a su vez llevan un globo, para pasar a la siguiente. El mecanismo para derrotarlos es sencillo: debemos impactar contra ellos, pero estando a mayor altura. De lo contrario explotarán uno de nuestros globos, o matándonos si sólo nos quedaba uno. ¿Como un Mario pero con globos? No, más que nada porque ni hay que saltar encima de ellos, ni esto es un plataformas. Aquí deberemos agitar nuestras manos para volar (con el botón ‘B’ se hará de forma rápida y automáticamente; con el botón ‘A’ deberemos pulsar repetidamente), controlado la dirección con la cruceta. Eso, y la inercia. Aunque por fortuna podremos sortear las barreras de cada fase apareciendo de forma inmediata en el sitio opuesto. Esto es, si salimos por la derecha de la pantalla, apareceremos a la izquierda de ésta.

Balloon Fight

Cada fase, a su vez, consta de los mismos elementos, aunque va variando levemente. Tenemos abajo de todo el agua, que nos mata. Igual que un pez que sale si nos acercamos demasiado para zamparnos, y morir, claro. Aunque también se zampa enemigos si tienen la mala fortuna de aterrizar en el agua. Por otro lado varias plataformas que varían de posición o aumentan de número. Unas nubes que de vez en cuando lanzan rayos que nos matan de un toque. O unas palas que dan vueltas al tocarlas que pueden propinarnos un vuelo no deseado contra un enemigo situado sobre nosotros.

Este toque tan arcade, entendiendo en este caso por arcade una limitada variedad de situaciones, se acrecenta con los distintos tipos de enemigos. Dos. Unos de color blanco y otros de color verde. Realmente poco se diferencian entre sí, salvo por los puntos que nos darán al eliminarlos. Puntos que irán desde 500 hasta 2.000, pasando por 750, 1.000 y 1.500. Dependiendo de si pinchamos su globo, los eliminamos cuando están en tierra hinchando otro globo, o les rompemos el paracaídas.

El mecanismo será siempre el mismo. Empieza la partida y nosotros partimos con dos globos, mientras que los enemigos, situados en zonas estratégicas que irán variando con cada fase, empezarán a hinchar sus globos. Si somos rápidos podremos eliminar varios de una tacada antes de que inicien el vuelo. De lo contrario, ya en el aire, deberemos pinchar sus globos. Hecho esto último, iniciarán su descenso en paracaídas (aquí podremos eliminarlos del todo y no podrán pinchar nuestros globos, por cierto) hasta llegar a tierra, momento en el cuál volverán a hinchar su globo. Salvo que caigan en el agua, que allí les espera el hambriento pez de turno. A mayores, por cada enemigo que eliminemos y caiga al agua, saldrá de ésta una burbuja que nos dará 500 puntos adicionales. El proceso se repetirá una y otra vez, aumentando la dificultad, según avancemos por cada fase, teniendo una pequeña fase de bonus cada tres pantallas superadas en las que deberemos pinchar hasta 20 globos (sin enemigos colgados sobre ellos) que salen de cuatro tuberías distintas. Lo más flojo del juego.

Balloon Trip, sorteando rayos sin parar

Balloon Trip

El otro modo de juego al que hicimos referencia varios párrafos más atrás es Balloon Trip, un divertido modo para un jugador que pondrá a prueba toda nuestra pericia con el “pilotaje de globos” al vernos en la obligación de sortear rayos (unas chispitas pixeladas que cambian de posición constantemente y que nos matan de un toque) mientras pinchamos globos en pos de obtener la mayor puntuación de la sesión de ‘Balloon Fight’ y alcanzar la mejor posición del ránking.

Iremos de derecha a izquierda, y de vez en cuando la pantalla se parará. Pero en definitiva será un viaje hacia la izquierda hasta que nuestro cuerpo aguante: muerte por electrocución, por ahogamiento, o por devoramiento de pez. O por cansancio, que esto no tendrá fin, y eso que el primer puesto del ránking lo obtendremos relativamente pronto y de forma no muy complicada.

En cuanto a la banda sonora de ‘Balloon Fight’, obra de Hirokazu Tanaka, consta de pocos cortes, aunque sus melodías son ligeramente pegadizas. En cualquier caso, dentro del modo arcade, casi destacan más los sonidos FX que la propia melodía principal del juego de Nintendo.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

Sí y no. En el plano gráfico desde luego que más minimalista no podía ser. Y eso que en 8 bits hemos visto obras muchísimo más vistosas. Mientras que en el terreno jugable la cosa aguanta bastante bien, pero al no contar con mucha variedad de situaciones podremos cansarnos fácilmente de él tras unas pocas partidas. ‘Balloon Fight’ no es, en definitiva, de lo mejor que ha parido Nintendo.

  • Plataformas: Arcade y NES (versión analizada)
  • Desarrollador: Nintendo
  • Distribuidor: Nintendo
  • Lanzamiento: 1987
  • Precio: 4,99 euros (Consola Virtual)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios