Sigue a Vidaextra

bayonetta-analisis-002.jpg

‘Bayonetta’ es probablemente el juego que más controversia ha generado durante los últimos meses. Una estrategia que se antoja imprescindible en estos tiempos que corren pero que pocas empresas saben emplear debidamente. Venerado por muchos, odiado por otros, tal y como veréis en el siguiente análisis, el título de Platinum Games se ha ganado el derecho a ser nombrado como uno de los mejores juegos de esta generación.

Llegó justo a tiempo para posicionarse como una de las estrellas del 2009 y no será olvidado cuando tengamos que hacer balance de lo llegado durante 2010, ‘Bayonetta’ es todo aquello que llevábamos años esperando mientras teníamos que conformarnos con ese desdichado “pues está bien“. Descubre el porqué en el siguiente análisis.

bayonetta-analisis-003.jpg

Me gustaría volver a ver otro título de Hideki Kamiya

Con esta frase, pronunciada por el productor Yusuke Hashimoto en el seno de Platinum Games, empieza el desarrollo de ‘Bayonetta’, un título donde Hideki Kamiya ha podido aportar la evolución que la saga ‘Devil May Cry’ llevaba años reclamando.

Los combos, la trama de demonios, tiendas para comprar armas y ítems, tener que limpiar una zona de enemigos para poder pasar a otras… Justo ahí se acaban las posibles comparaciones entre ‘Bayonetta’ y la franquicia de acción de Capcom. A pesar de que el gafapastismo ilustrado siempre seguirá reclamando que todo tiempo pasado fue mejor, la bruja se come a Dante aún contando con errores más o menos justificables. Entre otras cosas porque esos fallos, que más adelante detallaremos en profundidad, son fruto de lo poco que se toma en serio el juego a sí mismo.

‘Bayonetta’ es de esos pocos títulos de la actual generación en los que, en vez de un trámite, pasártelo es una delicia. Acabar un juego y ver como de forma impulsiva te lanzas a rejugarlo en una dificultad superior o intentando superar tus marcas es uno de esos pocos placeres que empezaban a desaparecer de nuestra rutina, no sólo durante esta generación, sino también en la anterior.

bayonetta-analisis-005.jpg

Un par de buenas razones, y un melocotón de postre

He aquí otro que hasta hace poco pensaba que el nuevo título de Platinum Games era más humo que otra cosa, pero qué bien saben las palabras cuando te las tienes que tragar con tanto placer. En realidad la estrategia ha sido mejor de lo que esperaba porque aquellos que empezábamos a cansarnos de la poca sutileza japonesa al exclamar “mira este juego, ¡tetas y culos poligonales!“ ha acabado convirtiéndose en una cortina de humo que no hacía sino escudar un posible batacazo de tan arriesgada propuesta.

La protagonista es un cajón lleno de carisma y no sería de extrañar que también pasase a convertirse en todo un mito del sector por ello. Sí, ‘Bayonetta’ es tetas y culos poligonales, pero detrás de eso se esconde uno de los diseños más atractivos y comprometidos que hemos visto en una consola. Escenarios y personajes navegan entre esas dos aguas que se convierten en arte para unos y extremismo hortera para otros. Aquí no hay medias tintas, si la protagonista dispara lo hace hasta por los pies, si debe invocar demonios lo hace a lo grande y si tiene que quedarse en pelotas en un primer plano… ¡que le den por culo a una posible calificación para menores de edad!.

La bruja no pelea, baila, y lo hace con una soltura que sólo esas medidas desproporcionadas y esa piernas kilométricas podían reproducir. Juegas por conseguir puntos, por ver cómo otro ángel acaba despedazado salpicando de sangre la pantalla de la forma más surrealista posible, pero también lo haces por disfrutar al ver cómo se contonea ‘Bayonetta’. Aquí no hay un calvo en taparrabos enseñando los dientes, hay una sexy bibliotecaria con tendencia al sado que se mueve entre los enemigos mientras se ríe de ellos, esperando un paso en falso de su rival para esquivarlo e invocar un zapato de tacón gigante que lo aplaste contra el suelo.

bayonetta-analisis-007.jpg

Diversión al servicio del pueblo

Unas líneas más arriba comentaba lo poco que se toma en serio a sí mismo ‘Bayonetta’, empezando por su estética y acabando por su argumento. Sobre lo primero ya hemos hablado, de lo segundo mejor no digamos nada. Está ahí porque tiene que estar, porque algo tiene que mover nuestras acciones, pero cuando la trama empieza a ponerse interesante nos encontramos con un tedioso diálogo que ni siquiera la protagonista puede soportar, cortando la conversación con disparos a bocajarro y haciéndonos exclamar “dí que sí ‘Bayonetta’, menos cháchara y más acción“.

Aquí no hay divagaciones metafísicas sobre el sentido de la vida, la maldad innata del ser humano y mucho menos esa intención de querer llevar el videojuego hacia un plano diferencial como pretende David Cage con ‘Heavy Rain’. Aquí se viene a disfrutar de la acción, la dificultad y la capacidad de nuestros dedos para reproducir cuantos más combos mejor.

Ampliar dichas combinaciones de golpes y ponerlas en práctica en el juego, no de forma provechosa sino con estilo, esa es la razón de ser de ‘Bayonetta’. Ha sido creado para ello, el mimo y la facilidad con la que te adaptas a la forma de ver y disfrutar el mundo de Kamiya tal y como él lo había pensado, tal y como él espera que juegues su nuevo título, salta a la vista a los pocos minutos de juego. Nunca tienes suficiente, siempre quieres más enemigos con los que luchar, nuevos ataques que introducir entre tus golpes y un nuevo espectador para que admire eso que has hecho y ni tú acabas de creerte.

Hablar de sus guiños a juegos clásicos, ya sea en mecánicas, escenarios, ataques, o incluso diálogos, daría para otro especial completo, así que eso lo dejo a la perspicacia y experiencia de cada uno.

bayonetta-analisis-004.jpg

Conclusión

‘Bayonetta’ tiene que ocupar un puesto de honor en tu estantería sí o sí. Compra la versión de PS3 o la de Xbox 360, la que más rabia te de. Pero si alguna vez has disfrutado con un juego de acción y hechas de menos esa sensación, sin duda éste tiene que ser el próximo título en tu lista de adquisiciones.

Ni siquiera una banda sonora con únicamente dos canciones memorables que se irán repitiendo continuamente (una de ellas una versión del clásico’Fly Me To The Moon que bien podría aparecer en cualquier título de Keita Takahashi) nublan un juego recomendable al cien por cien. Además, ya se ha encargado de dejarlo claro ‘Bayonetta’: “As long as there’s music, I’ll keep on dancing“.

Ficha Técnica: Bayonetta

Bayonetta
  • Plataformas: PS3, Xbox 360 (versión analizada)
  • Editor: SEGA
  • Desarrollador: Platinum Games
  • Lanzamiento: 8 enero
  • Precio: 69,95 euros

Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios