Sigue a Vidaextra

bulletstorm-analisis-008.jpg

Si hace unos días nos centrábamos en el análisis de ‘Killzone 3’, hoy toca ceder el paso a otro de los FPS que más ruido han generado durante los últimos meses. la épica y sangrienta aventura de Epic: ‘Bulletstorm’. Un título que desde su anuncio fue coronado como el ‘Burnout’ de los FPS, y que con el tiempo ha demostrado que esa etiqueta le viene como anillo al dedo.

Tal y como comprobaréis en el siguiente análisis, ‘Bulletstorm’ ofrece una experiencia tan innovadora como divertida que, sin suponer una revolución, engancha como pocos. Si lo tuyo es la acción desenfadada y el espíritu macarra puro y duro, parece que acabamos de encontrar a tu maldita media naranja. Ella está lista para ti, ahora sólo queda comprobar si tú estás preparado para ella.

bulletstorm-analisis-005.jpg
Olvidaos de los cuentos de hadas. lo de ver cómo se reinventa el género de la noche a la mañana es algo que por el momento sólo parece estar al alcance de unos pocos, y ni siquiera en esos casos estamos seguros al 100% de que no sea una mera casualidad. La originalidad de ‘Bulletstorm’ reside precisamente en saber inspirarse en otros títulos hasta el punto de aunar conceptos para crear un estilo propio.

Pasillero hasta la sacieda, y orgulloso de ello, ‘Bulletstorm’ nos propone ir del punto A al B aniquilando todo lo que se cruce en la trayectoria de nuestras balas. Entrar en una zona, matar a todo bicho viviente y pasar a la siguiente. Un proceso aderezado, por aquello de ir cambiando de aires, con las clásicas incursiones de batallas en movimiento o control de elementos externos. En este caso un Godzilla Robot gigante con láser en los ojos controlado por remoto puede ser un magnífico ejemplo.

Nada nuevo bajo el sol si no fuese porque, como en ‘Vanquish’, aquí lo importante no es matar, es hacerlo con estilo. Para ello esos niveles pasilleros están especialmente estudiados para ofrecer mil y una formas de aniquilar a nuestros enemigos. Plantas carnivoras a las que alimentar, vigas en las que empalarlos, barriles explosivos, esporas venenosas, abismos…

bulletstorm-analisis-004.jpg

Las posibilidades de combate son infinitas, pero todas nacerán de tres simples acciones: patada, látigo y armas de fuego. Las dos primeras nos servirán tanto para alejar como para acercar enemigos y objetos. En ambos casos se ralentizará el objetivo para poder pensar y calcular con precisión nuestro próximo movimiento.

Por otro lado, las armas de fuego van desde lo más básico, rifles, pistolas y escopetas, hasta creaciones más truculentas como un arpón king size o un lanzador de cadenas con explosivos. Además, cada una de ellas cuenta con la posibilidad de realizar ataques especiales. Sirva de ejemplo las balas explosivas del francotirador, que podremos controlar hasta alcanzar el objetivo para luego usar a éste de paquete bomba y detonarlo junto a sus compañeros.

El conjunto está muy bien pero lo que realmente importa aquí es el espíritu añejo, las puntuaciones. Cada acción y arma cuenta con una nutrida lista de ataques a modo de logros que nos recompensará con una buena cantidad de puntos cada vez que las completemos. Porque no es lo mismo gastar un cargador de un plumazo sobre el pecho de nuestro enemigo que reventarle los bajos de un tiro y luego patearle la cabeza. ¿Os acordáis de ‘MadWorld’? Pues cambiad el género por el de FPS y ponerle gráficos que parezcan de esta generación.

bulletstorm-analisis-002.jpg

Y ahí entra uno de esos temas que podrían haberse pasado por alto sin problemas debido al planteamiento que propone el juego. Qué bonito es Stygia, el escenario en el que se sitúa la acción. El Unreal Engine 3 vuelve a hacer de las suyas con algunas texturas que no cargan cuando deberían, pero sin embargo todo eso queda compensado por unas estampas con atardeceres bañados en colores pastel que ya quisiera la ciudad de Miami de hace cuarenta años.

El colofón final lo invade un guión transformado en sinfonía de improperios que parece haber molestado a media industria, pero que no hace sino reírse de si mismo una vez tras otra, demostrando una vez más que aquí, ni la historia (mejor de lo esperada) ni la moral importan cuando el objetivo es plasmar el mayor desfase visual posible.

La campaña principal os durará unas 8 horas, tras ello os queda rejugarla para completar algunos de los logros que se os hayan quedado sin completar o su modo multijugador: la horda Locust típica de Epic en la que tú y tres amigos más os ponéis hasta las cejas a patear traseros.

bulletstorm-analisis-006.jpg

Sin embargo el diamante embruto de ‘Bulletstorm’ alcanza su mayor grado de brillantez con el modo Flashback, un compendio de diversos tramos del juego reducidos en escenarios de unos 5 minutos en los que deberemos dar rienda suelta a nuestro salvajismo para conseguir aumentar nuestra puntuación y, por tanto, nuestra posición en los concurridos rankings online.

¿Qué le falta para ser un título mejor de lo que ya es? Pues que no se olviden del cooperativo, ya sea a pantalla partida u online, para la campaña principal y que el multijugador hubiese dado un poco más de si en un deahtmatch que habría hecho honor al nombre de la desarrolladora. A ver si para la siguiente entrega consiguen depurar esos fallos. A pesar de todo ‘Bulletstorm’ es un imprescindible de esta generación.

Ficha Técnica: Bulletstorm

Bulletstorm
  • Plataformas: PC, PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
  • Editor: EA
  • Desarrollador: People Can Fly, Epic Games
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 69,95 euros

Vídeo | YouTube


En VidaExtra | Bulletstorm. Primer contacto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios