Compartir
Publicidad
Hemos jugado a Pit People, la última rareza de los creadores de Castle Crashers
Análisis

Hemos jugado a Pit People, la última rareza de los creadores de Castle Crashers

Publicidad
Publicidad

'Alien Hominid', 'Castle Crashers', 'Battleblock Theater'... En todos se atisba un patrón definido. El mismo toque desenfadado para los gráficos, el mismo sentido del humor (donde todo vale), y esa pasión por los orígenes del videojuego. 'Pit People' no podía ser la excepción: es The Behemoth en estado puro.

Pero también estamos ante un título que no está pensado para todo el mundo al acercarnos a un género diferente, el de la estrategia por turnos. Eso sí, con un toque más accesible (y alocado). A fin de cuentas, es obra de The Behemoth.

Con motivo de su beta cerrada en Xbox One (próximamente en Steam: del 28 de septiembre al 5 de octubre) hemos podido profundizar en esta peculiar propuesta en clave de humor donde cualquier cosa es posible.

En mi caso, gran amante de los SRPG, me ha servido para despejar las incógnitas que tenía con este trabajo. Algunas para bien, otras para mal.

¿De qué va exactamente Pit People? ¿Y funciona?

190916 Pitpeople 01

La primera duda es evidente. Desde que este estudio californiano mostró al mundo 'Game 4', lo que acabaríamos conociendo después como 'Pit People', no dejamos de preguntarnos si esa vuelta de tuerca al género de la estrategia por turnos iba a funcionar. Porque su mecánica era un tanto extraña.

Era un SRPG, pero a la vez era algo más simple y directo. Se mantenía el movimiento por casillas, típico del género, pero el movimiento de los personajes (de todo un bando) se realizaba a la vez. Y esto, como hemos comprobado ya a los mandos del juego, se traduce en momentos de bastante caos.

No es, en cualquier caso, el mayor problema que le he visto a 'Pit People'. En este sentido, diría que el automatismo (o hacer lo que le salga de los $#&@! al personaje) a la hora de atacar. Por ejemplo, si colocamos a alguien de nuestro equipo en una casilla donde se juntan dos enemigos a los lados, nuestro personaje atacará al que quiera él, no nosotros. Por lo tanto, la estrategia queda en segundo lugar en situaciones de este calibre y entra en juego el azar.

Aquí tampoco podemos calcular el daño que vamos a propinar, ni tampoco el que nos puede hacer el rival. Es más, clases como el arquero, tienen un rango de ataque prácticamente infinito, lo que deriva en una fiesta de flechas u otro tipo de ataques similares, por cada turno. Aquí reina el caos puro y duro.

Un SRPG muy accesible, pero demasiado caótico

190916 Pitpeople 02

'Pit People' nos muestra lo básico. Hay que fijarse muy bien en las armas que empuñan los personajes (o imaginarse qué demonios son, porque hay de TODO, literalmente) y en base a ello, saber cómo debemos actuar. Por ejemplo, los que portan un escudo son esenciales para defenderse de las flechas; los que llevan mazas son ideales contra enemigos con gran protección defensiva; y así un largo etcétera. Lo bueno es que podemos moldear a los personajes a gusto.

A medida que vamos reclutando unidades para la causa, bien sea rescatándolos, capturándolos con una red o pagando por ellos (mercenarios), y también consiguiendo equipo, tanto ofensivo como defensivo, podremos seleccionar qué llevará cada uno, siempre y cuando no exceda el peso del personaje.

Debido a que podemos modificar su equipo, un mismo personaje se puede convertir en distintas clases dependiendo de lo que lleve. Esto nos sirve para crear un grupo con garantías, porque si nos dedicamos a la espada o a la maza, descuidando los curanderos, por ejemplo, nos matarán seguro. Sobre esto último, tranquilos, que la muerte de las unidades no es permanente.

Lo bueno es que, a pesar de todo el caos que reina en cada combate, nuestras unidades van ganando experiencia en base a sus acciones y si suben de nivel se curan automáticamente. Aunque al estar todo tan simplificado, no sabremos qué parámetros han subido. Aquí la información se reduce a la mínima expresión.

El mundo de Pit People: todo lo que se puede hacer

190916 Pitpeople 03

Siendo un SRPG, es de agradecer la libertad de movimientos que nos ofrece 'Pit People' en su mundo, fuera de los combates. Aquí ya no habrá casillas ni turnos, aunque podremos ver a los enemigos por la zona. Se pueden evitar (o aturdir para pasar desapercibidos) o tocarlos para empezar el duelo de rigor.

Al ser de rol, también tendremos misiones secundarias, no solamente las de la historia. Y de hecho en la beta cerrada hemos podido ver unas cuantas, como una en la que había que escoltar a un personaje hasta su hogar. Una vez cumplida la misión habrá que regresar a la base para cobrarla, igual que todo lo que hayamos conseguido en los combates, tanto dinero como armas u otros objetos.

En nuestra base (esa ciudad que véis en la imagen superior), de hecho, es desde donde accederemos a todas las funciones de 'Pit People', como organizar nuestro equipo, comprar cosas o incluso ir al coliseo de guerra para disputar batallas sin descanso en pos del mejor botín. Aunque también podemos retirarnos antes de tiempo o al superar algún combate y cobrar tan solo lo justo.

Para ser una beta ha sido una experiencia bastante completa, sin embargo me ha dejado con cierto sabor agridulce. Agradezco el sentido del humor como el que más, pero 'Pit People' peca en exceso de simpleza y, a la vez, hace que todo sea demasiado caótico. Al menos no se puede negar que a original no le gana nadie.

Plataformas: Steam y Xbox One (versión analizada)
Multijugador: sí, local y online (cuatro jugadores)
Desarrollador: The Behemoth
Compañía: The Behemoth
Lanzamiento: "Antes del Apocalipsis"
Precio: no disponible

Sitio oficial | Pit People

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos