Sigue a

Prototype

Hay quien dijo que ‘Prototype‘ era una versión hipervitaminada de ‘The Incredible Hulk: Ultimate Destruction’. Que vale, está detrás el mismo estudio (Radical Entertainment), pero esa impresión se disipa tras los cinco primeros minutos de juego. Esos que nos muestran la masacre en Nueva York 18 días después del incidente, con un Alex Mercer con muchas ganas de guerra.

Es, sin duda, lo peor del juego. Pero por suerte cumple a la perfección algo que todos deberían tener. ‘Prototype’ va de menos a más. Según avanzamos en la historia, el interés va en aumento, del mismo modo que aumentan las habilidades de Mercer y la dureza de los rivales, tanto de los infectados como de los militares.

Esto no es nada fácil, desde luego. Hay tanta necesidad de sorprender de inicio que muchas compañías se olvidan de ofrecernos un final digno: final bosses descafeinados (‘Gears of War 2’, en el que lo matamos, casi literalmente, con la mirada) o vídeos CGI de corta duración y sin chispa (‘Resident Evil 5’, requete-típico), por dar tan solo dos ejemplos altamente repetidos. Es difícil captar de inicio si no se tiene una buena idea (en el caso que nos sitúa es algo ya visto, pero aún así está bien planteada), y mucho más difícil mantener la tensión hasta el último minuto de juego.

¿Las virtudes que logran este cometido? Pues son varias, desde luego: están las habilidades de Alex Mercer, variadas, poderosas y completamente disfrutables; el aspecto demacrado de una Nueva York infectada por un virus que va en progresión (y aquí no me refiero precisamente al aspecto gráfico del juego, muy del montón y que no sorprende, si no al ambiente en general, muy logrado); y finalmente los muchos tipos de misiones que hay, tanto las que siguen la trama (sin duda, las mejores), como las secundarias, que nos ayudarán a conseguir más puntos de evolución.

Mercer-naries: New York in Virus

‘Prototype’ no pasará a la historia por ser original, pero al menos lo que hace lo hace bien y divierte, que es lo que importa. Copia ideas y las mejora. Por ejemplo, la de robar vehículos, tanto por tierra como por aire, como vimos por ejemplo en el ‘Mercenaries 2: World in Flames’ (juego, dicho sea de paso, que me encanta a pesar de sus carencias). A base de unos QTE muy sencillos, y siempre bajo los mismos comandos, lograremos hacernos con el vehículo rival. El más divertido para este cometido es el helicóptero, ya que tendremos dos alternativas: salto y patada, para luego agarrarnos tras el impacto, o bien con el látigo. Y lo mejor es que si nos derriban, podremos saltar e ipso facto hacernos con otro helicóptero de los alrededores, montando así un circo digno de ver.

Prototype

Pero no nos engañemos. Alex Mercer no es invencible. Hay cierto logro que nos darán si nos pasamos la historia sin morir ni una sola vez por ese motivo. Bien, yo no lo he conseguido (al menos sí he logrado el de ser bueno al no consumir a los civiles) por culpa de ir muchas veces a lo cafre, no centrarme primero en los helicópteros, y en otras ocasiones por el mareo de cámara que presenciaremos.

Porque sí, a pesar de que el juego me ha encantado, también tiene sus carencias. Algunas poco importantes para un servidor, como el normalucho apartado gráfico (aunque con tanta gente y vehículos que hay se le perdona) o de que las voces están en inglés (con esto he notado varios fallos de retardo en los subtítulos por culpa de las conversaciones de los militares cuando desbloqueamos un vídeo de la trama), mientras que otras llegan a desesperar por momentos, como es el caso mencionado de la cámara. El ritmo de juego es muy frenético y cuando nos toca escapar ante tanto ataque rival y nos ponemos a escalar un edificio a veces la cámara llega a marear. Y ya no digamos cuando fijamos un objetivo, que en mi caso particular pocas veces acertaba con el que quería (en este estado el ritmo de juego disminuye, pero no tanto como cabría esperar) y que por culpa de eso me vendió en contadas ocasiones (a veces salí bien parado, milagrosamente, mientras que en otras me mataron irremediablemente).

Prototype‘ es un juego exigente. Hay que estar atento tanto de los militares como de los infectados, aunque a veces nos tocará aliarnos con unos o con otros, dependiendo de la misión (tanto de la trama como secundaria). A veces yendo a lo loco, atacando sin cesar, o bien haciéndonos pasar por militar. Y aquí entra otro de sus detalles que me han encantado. El poder absorber cualquier enemigo (a algunos tendremos que debilitarlos primero), con el añadido de que si es un militar o un civil podremos hacernos pasar por uno de ellos. Además, recuperaremos vida cada vez que lo hagamos, y como detalle cómico podremos incluso acusar a cualquier persona de que es en realidad Alex Mercer para que los militares lo ataquen.

En la variedad está el virus

Porque como dije al inicio, la diversidad de habilidades que tendremos a nuestra disposición (muy pocas de inicio, aprendiéndolas a medida que las desbloqueamos al pasar misiones del modo historia y gastemos los pertinentes puntos de evolución) es encomiable. Desde un cementerio de púas a nuestro alrededor a un shoryuken, pasando por hacer surf utilizando el cuerpo de un civil, visión térmica y de infectados, blindar nuestro cuerpo al completo, lanzar casi cualquier objeto, expeler multitud de tendones letales y devastadores (ver foto inferior), o utilizar el armamento rival (ametralladoras, lanzamisiles, lanzagranadas), entre muchas acciones más. En este apartado desde luego que no nos vamos a aburrir.

Prototype

Luego está el tema de las misiones. Unas siguen la trama (las más divertidas y más variadas), y otras serán completamente secundarias con el único fin de obtener más puntos de evolución. Éstas son: movimiento, en el que tendremos que correr lo más rápido posible recogiendo unas esferas; planeo, en el que tendremos que caer lo más cercano a un punto determinado; asesinato, en el que tendremos que matar el mayor número de enemigos en un tiempo específico; guerra, en el que nos decantaremos por un bando y eliminaremos al rival; y consumo de militares, en el que, como su nombre indica, tendremos que consumir a militares (también hay el de infectados).

A mayores, por la ciudad de Nueva York encontraremos bases militares, en las que podremos infiltrarnos y obtener mejoras en armamento y vehículos, y colmenas de infectados. Ambas estructuras podremos derribarlas, aunque tarde o temprano se volverán a regenerar, consiguiendo muchos puntos de evolución por ello.

Y si aún queremos más, podremos recoger esferas (habrá 200 marcas en total, más 50 de pistas), como hicimos antaño en el fantástico ‘Crackdown’ (juego del que bebe en varios aspectos), o conseguir todos los nodos de la trama (131) para comprender a la perfección todos los hechos que giran en torno a Alex Mercer. Ambas tareas nada sencillas porque la ciudad es muy grande y hay mucha zona por explorar.

Si nos centramos solamente en su historia, en unas 14 horas lo habremos finalizado (como es mi caso, aunque al principio hice bastantes misiones secundarias), mientras que si queremos conseguir todo la cifra se dispara, como es lógico. Y ya no digamos si váis a por los logros, que hay alguno que tela… ¿Recordáis que ‘Dead Rising’ nos daba uno por matar a 53.594 zombies? Años después ‘Left 4 Dead’ hizo lo propio sumándole una muerte más. ¿Y qué hace ‘Prototype’? Pues nos obliga a matar 53.596 infectados.

Prototype

Prototype‘ me ha gustado mucho. Tenía muchas esperanzas puestas en este juego y, pese a una decepción inicial, no me ha defraudado. Va, como dije al inicio, de menos a más, con una historia que sin sorprender en demasía, engancha. A eso ayudan mucho los vídeos de la trama al consumir a civiles, militares y algún que otro infectado especial, y también por supuesto la música, que juega un papel fundamental en este apartado.

Es un juego que divierte y que sigue siendo rejugable al terminar la aventura (desbloqueamos el modo libre y “nueva partida +”), ya sea para completar las misiones restantes, nodos de la trama, esferas, conseguir todas las habilidades, o logros. Ni sus gráficos ni la cámara logran enturbiar el gran trabajo de Radical Entertainment.

Ficha Técnica: Prototype

Prototype
  • Plataformas: PC, PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
  • Distribuidor: Activision
  • Estudio: Radical Entertainment
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 69,95 euros


Vídeo | Gametrailers

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios