Sigue a Vidaextra

Scott Pilgrim contra el mundo

La nostalgia, ese factor subjetivo que a todos nos acaba latiendo tarde o temprano en la sesera, y que nos lleva a idealizar todo aquello que quedó en el pasado, fuera o no mejor que lo presente. Ese factor se va haciendo más intenso con el paso de los años, haciendo que en nuestras mentes brille con más fuerza lo que más lejano nos queda, lo que nos resulte más difícil de alcanzar. Ese es el pilar sobre el que se asienta sin ningún reparo Ubisoft para hacer de ‘Scott Pilgrim contra El Mundo’ un título que quien lleve ya unos cuantos años en esto de los videojuegos se sienta obligado a adquirir.

Píxeles del tamaño de lentejas, los canales justos de sonido para cubrir la papeleta y esquemas jugables simples pero efectivos son las principales cartas de presentación de un título que no pretende engañar a nadie. Sus creadores buscaban realizar un homenaje en toda regla a los clásicos beat ‘em up de scroll lateral de toda la vida, y lo han conseguido de una forma honesta, respetuosa y muy divertida.

El título llegó hace unas semanas a XBLA y PSN aprovechando el estreno en cines de la película, que a su vez se basa en una serie de comics escritos por Bryan Lee O’Malley que, sinceramente, dejé de leer al poco de empezar con ella porque no me gustó mucho. Lo importante en cualquier caso es que no se trata del típico lanzamiento que intenta aprovechar el tirón comercial del filme, sino de un trabajo donde cada detalle está cuidado al máximo, que tiene más sabor a desarrollo indie, que a producto de un grande de esta industria como Ubisoft.

El retro bien entendido

Scott Pilgrim contra el mundo

Pero para hacer un buen juego retro a día de hoy no basta con tomar lo que se hacía dos décadas atrás y usarlo ahora sin el menor reparo. Nuestro nivel de exigencia ha aumentado mucho desde entonces, y los fallos de diseño o limitaciones jugables que hace unos años podían pasar inadvertidos, hoy nos harían apagar la consola al instante, o montar un grupo de Facebook exigiendo un parche para darle solución. Así de delicados nos hemos vuelto, y bien que hacemos.

Conscientes de ello, en Ubisoft han preparado un título que es retro en su planteamiento y filosofía, pero sin desechar las mecánicas y posibilidades actuales. La esencia es la de los beat’em up 2D de siempre: avance lateral por siete pantallas, con enemigos de creciente dificultad contra los que podemos usar multitud de objetos dispersos por el escenario, y que culminan en un jefe final que siempre nos pondrá las cosas algo más complicadas. Para enfrentarnos a la constante marea de enemigos contamos con un botón para el puñetazo, otro para la patada, la defensa y el salto. Completan el equipo un par de botones para ataques especiales.

Sobre esta base se añade una fina capa de RPG gracias a la posibilidad de ir subiendo niveles, que nos darán acceso a nuevos movimientos o mejoras de nuestras estadísticas. No esperéis una gran profundidad rolera en este aspecto, pero sí lo suficiente como para dar un toque de variedad al asunto. Ayuda mucho también la diversidad de los escenarios en líneas generales, que a pesar de ser puro avance lateral, presentan constantemente situaciones inesperadas o cambiantes que nos obligan a estar muy atentos.

En el plano técnico encontramos una situación muy parecida, pues presenta un aspecto que en apariencia podría parecer desfasado, pero que en la práctica funciona bastante bien gracias a sus trabajadas animaciones, el notable tamaño de los sprites y la riqueza general que presentan todos los escenarios. Una lección de cómo mezclar lo antiguo con lo moderno y obtener un resultado de lo más notable. En el apartado sonoro quizás la cosa anda un poco más limitada, pues efectos de sonido y melodías se muestran de lo más chirriantes, como solían hacer aquellos chips de antaño.

La nostalgia sin diversión no sirve de nada

Scott Pilgrim contra el mundo. el videojuego

Constantes referencias a juegos antiguos e incluso otras obras de la cultura popular como Akira, un apartado artístico que desprende amor en cada píxel, bromas por todas partes que harán las delicias de los más creciditos… Todo eso está muy bien, pero no sería suficiente si el juego no resultara divertido a la hora de meternos en faena. Afortundamente, ‘Scott Pilgrim contra El Mundo’ es mucho más que una sucesión de guiños al pasado, pues como machacabotones de escuela cumple a la perfección.

El nivel de dificultad está bastante bien ajustado, algo que se ha perdido durante los últimos años, haciendo que completar los niveles pueda llegar a ser un verdadero reto en ciertos momentos, y no un simple paseo. Naturalmente, en nuestra lucha por acabar con los malvados ex novios de Ramona Flowers y conquistar su corazón no estaremos solos, porque podremos contar con la ayuda de otros amigos en un modo cooperativo de hasta cuatro jugadores, aunque sin posibilidad de hacerlo online. Las diferencias entre los distintos personajes a elegir son mínimas, más allá de los ataques especiales de cada uno.

No se trata de un título especialmente largo, pues como ya he dicho antes su mapeado (que recuerda a ‘Super Mario Bros. 3’ una cosa mala) consta de siete niveles, aunque bien es cierto que éstos suelen ser bastante largos. Otros añadidos como las fases de bonus denominadas autopistas subespaciales ayudan a dar algo de variedad al título, aunque no mucha más. Siendo sinceros, lo cierto es que tampoco se la pedimos, el juego ya cumple bastante bien de por sí.

En resumidas cuentas, un título muy recomendable para los que añoren los míticos juegos de “Yo contra el barrio”, como ‘Double Dragon’ o ‘Final Fight’, un género prácticamente olvidado y que Ubisoft ha devuelto a la actualidad con mucho acierto y buenas dosis de humor, sin perder la esencia de las recreativas que funcionaban con pesetas, pero aportando novedades necesarias. No será imprescindible ser seguidor de la historia de Scott Pilgrim para disfrutar del título (yo soy la prueba viviente de ello), pero creo que sí será necesario tener un alto nivel de amor por lo retro para apreciar esta pequeña joya descargable, de ésas que sólo nos llegan cada mucho tiempo.

Ficha Técnica: Scott Pilgrim contra El Mundo

Scott Pilgrim contra El Mundo
  • Plataformas: Xbox 360, PS3 (versión analizada)
  • Editor: Ubisoft
  • Desarrollador: Ubisoft Montreal
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 800 MS Points, 9,99 euros

Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios