'Wizorb' para Xbox 360: análisis

Sigue a Vidaextra

Wizorb

La cantidad de títulos indie que salen cada mes resulta abrumadora, especialmente teniendo en cuenta que hay diversas plataformas para ello. Hace años lo habitual era el formato flash, incrustado directamente desde la página de turno, pero hoy en día hay otros servicios, como Steam o la sección de Xbox Live Indie Games, de Xbox 360, de donde de vez en cuando podemos ver algunas creaciones muy interesantes que no tienen nada que envidiar a las que salen en el propio servicio de Valve o en Playstation Network, WiiWare o el propio Xbox Live Arcade. Sí, como habéis deducido, ‘Wizorb’ bien podría haber salido en alguno de esos servicios, pero lo ha hecho bajo el modesto catálogo de juegos independientes y a un precio notablemente inferior.

Hace unos meses supe de él, y al instante me llamó la atención por esa mezcla de ‘Breakout’ con fantasía. No en vano el proyecto en sus inicios se tituló ‘Breakout Fantasy’, dando finalmente a lo que conocemos ahora por ‘Wizorb’. Un título que bebe mucho del famoso rompe-ladrillos, añadiéndole pequeñas dosis de fantasía con magias y monstruos de por medio. Si os gustan los ‘Breakout’ o ‘Arkanoid’, éste es vuestro juego. Así de claro. Pero mejor profundicemos con su análisis de rigor.

A diferencia de la gran mayoría de rompe-ladrillos, ‘Wizorb’ cuenta con su propia historia, no será simplemente ir fase por fase hasta terminarlas todas. Nosotros encarnaremos a un mago llamado Cyrus que, mediante magia, se transformará en su bastón haciendo las veces de “pala” para afrontar cada fase. Su objetivo será conseguir que el reino de Gorudo vuelva a la normalidad tanto arreglando todos los edificios del poblado Tarot, como rescatando a las cuatro niñas guardianas y a su rey. Todo a lo largo de cinco zonas distintas con doce fases cada una. Eso sin contar con las doce adicionales en las que tendremos que rescatar a cada niña. Os lo puedo asegurar, es más largo de lo que parece.

Wizorb: ladrillos y fantasía. Buena combinación

Wizorb

A pesar de su historia, el núcleo principal de ‘Wizorb’ estará basado en su mecánica 100% ‘Breakout’. Todo lo visto en ése y en imitaciones de renombre, como el genial ‘Arkanoid’, estará aquí. Habrá “ladrillos” de diferente tamaño y distinta resistencia, algunos nos dejarán objetos (monedas, botes para reponer el maná, vidas… y maleficios varios), la velocidad de la bola irá en aumento, podremos aumentar y encoger nuestra “pala”, y tendremos distintos enemigos por cada zona. En definitiva, que nos haremos con los controles sin pestañear, salvo por algunos pequeños detalles.

La mezcla de ladrillos y fantasía viene por algo, y es que Cyrus, mediante su bastón-pala, podrá lanzar distintos hechizos. Por un lado tenemos dos que consumirán muy poco maná: uno disparará una bola de fuego, y otro aplicará una pequeña corriente de aire por si queremos corregir la trayectoria de la bola. Mientras, por otro, tenemos otros dos que consumirán casi la mitad de nuestra barra de maná, y su uso estará reservado solamente cuando la bola impacte sobre la pala: uno convertirá la bola en una bola de fuego, haciendo que arrase con todo bloque a su paso durante un corto periodo de tiempo, y otro le añadirá unas alas y podremos dirigir manualmente su trayectoria.

Saber cuándo utilizar este tipo de magias será esencial en algunas fases donde todo se complica, o simplemente para hacer que completemos cada una cuanto antes. Aunque siempre podemos prescindir de todas ellas y jugar a lo clásico. Si somos duchos en la materia no nos resultará demasiado complicado, aparte que la curva de dificultad está bastante bien planteada.

Por delante tendremos unas cuantas horas (no las he contabilizado, pero no llega a las diez) hasta dar por concluida la aventura, siendo rejugable por lo divertidas que resultan todas y cada una de las fases, y porque hay un cierto objeto (una corona) que cuesta un pastizal y que no podremos comprar hasta haber ahorrado mucha pasta. Por lo demás, no desbloquearemos nada especial al terminar la historia, aunque siempre podremos comparar nuestras puntuaciones con las de los demás usuarios gracias a su ranking online. Ahí siempre puede haber algo de pique.

¿Un Breakout con diálogos y tiendas de por medio?

Wizorb

Aparte de por esa curiosa mezcla entre ‘Breakout’ y fantasía (no en vano, repito, inicialmente ‘Wizorb’ se llamaba ‘Breakout Fantasy’), este trabajo de Jonathan Levigne me llamó la atención por más detalles, como por su apartado gráfico, destilando amor por el píxel como pocas veces se ven, lamentablemente, en la actualidad, igual que su apartado sonoro, tirando al chip-tune. Pero también por ir más allá entre la fusión de dos conceptos. Al completar la primera misión en la que llegaremos al pueblo Tarot, manejaremos a Cyrus, de carne y hueso, y podremos dar una vuelta por dicho poblado. Podremos hablar con sus habitantes y ayudarlos a recuperar el aspecto de sus casas y/o puestos de trabajo. ¿Cómo? Mediante la donación de nuestro dinero. Mi memoria a veces me juega una mala pasada, pero juraría que en el género de los RPG ya habíamos visto algo parecido en el ‘Wild Arms’, y si nos remontamos aún más años atrás en el tiempo tendría que nombrar también el ‘Soul Blazer’, del estudio Quintet. El caso es hacer resurgir un pequeño poblado, y aquí obtendremos diversos beneficios por ello: más vidas o llaves que utilizaremos en las puertas de algunas fases.

También, una vez recuperada la tienda, podremos comprar más vidas, reponer nuestra barra de maná, o aumentar el tamaño de nuestra pala, y cumpliendo un requisito especial podremos crear un muro de contención detrás de nuestra pala. Pero lo mejor será, antes de finalizar la aventura, rescatar a las cuatro niñas, ya que al hacerlo desbloquearemos una magia muy poderosa que podremos usar una vez en cada fase. Muy, pero que muy útil, os lo aseguro.

Por lo demás, volviendo al inicio, un desarrollo ‘Breakout’ en el que veremos a mayores enemigos distintos por cada zona (cinco en total), con su correspondiente jefe final acorde a su aspecto (pero a mayor tamaño y con distintos patrones de ataque), y ciertas puertas que, mediante una llave o una activación de un pulsador especial, nos llevarán a una tienda o una pequeña fase de bonus en la que podremos conseguir más vidas, maná y dinero. Muy dinámico todo el conjunto.

En resumidas cuentas, si os gustan los rompe-ladrillos de toda la vida y no os importan los gráficos, ‘Wizorb’ es vuestro juego. Tras finiquitarlo puedo asegurar que lo he disfrutado mucho más que los supuestos grandes de Xbox Live Arcade y compañía, y eso que he pagado por él 3 míseros euros. Si hubiese costado 10 los habría pagado encantado teniendo en cuenta lo bien que me lo he pasado con él. Así que ya sabéis, si os gusta la mezcla de conceptos, ¡a por él!

Wizorb | Xbox 360

Wizorb
  • Plataformas: PC (no disponible todavía) y Xbox 360 (Xbox Live Indie Games; versión analizada)
  • Desarrollador: Tribute Games
  • Distribuidor: Tribute Games
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 240 MS (~3 euros)

Wizorb es una acertada mezcla entre el clásico rompe-ladrillos ‘Breakout’ y la fantasía, con su magia y bestiario particular. Se convierte automáticamente en uno de los grandes del catálogo de Indie Games de Xbox 360. Indispensable si nos va el género.

Vídeo | Youtube
En el bazar de Xbox Live | Wizorb

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios