Xperia Play (PSP Phone). Primer contacto, vídeo y fotos [GDC 2011]

Sigue a Vidaextra

3.jpeg

Entras a la gran exposición central de la GDC 2011. Ese lugar en el que todos los expositores tienen montado su stand y enseñan sus mayores novedades. Allí Nintendo tiene montadas un montón de 3DS’s con las que se puede jugar, Microsoft hace lo mismo con sus novedades y Sony ocupa el lugar central de la función con, posiblemente, el stand más grande.

Allí uno puede jugar a Move, ver juegos en 3D, probar novedades y herramientas de desarrollo, el prototipo de la NGP y muchas cosas más. Pero no el Xperia Play, también conocido como PSP Phone. ¿Qué demonios pasa aquí? Una amable azafata me indica que Sony-Ericsson tiene montado su propio stand en la otra punta del recinto y que allí están enseñando el teléfono consola de la compañía. Empezamos bien, ni Sony le da apoyo de manera oficial en su espacio.

Y es que dicen las malas lenguas que cuando el teléfono se iba a lanzar bajo el nombre de PlayStation Phone se decidió, a última hora, que no cumplía los requisitos de la marca o que podía llevar a engaño haciendo pensar a los compradores que ejecutaba juegos de PlayStation cuando no es verdad. Se cambió su nombre a Xperia Play y pasó a ser responsabilidad exclusiva de Sony Ericsson.

Pero centrémonos en el dispositivo en sí ahora que entendemos que para Sony, la Sony madre llamémosla así, no es una prioridad.

2.jpeg

Tiene un acabado bastante bueno, de gran calidad, tal y como es de esperar de una marca como esta. La pantalla, de resolución OLED, muestra los colores vívidos e intensos. El tamaño es el mismo que el de los smartphones actuales aunque un pelín más grueso, para esconden los controles retráctiles.

Jugar con el Xperia Play es cómodo, que quede claro. La posición no es forzada y los dos joysticks analógicos que lleva en el centro de la parte de los controles responden a las mil maravillas. De hecho es lo que más nos ha sorprendido.

Sus características técnicas, normales en los teléfonos de gama alta, le permiten encargarse con solvencia de los últimos lanzamientos en el Android Market y si a ello le sumamos la comodidad que proporcionan los botones podríamos estar ante algo a tener en cuenta. Pero da la sensación de que llega tarde y no lo hace con la fuerza necesaria. Hace tres años todos queríamos una PSP con teléfono pero, ¿ahora?

Jugar con él es como mezclar sensaciones. Por un lado realmente funciona, piensas, sí, es una consola con teléfono. Pero por el otro notas que algo falla. Quizá es la sensación que producen los primeros títulos, es lógico que los lanzamientos actuales no consigan colmar las expectativas de nadie a ningún nivel. Ni a nivel de gráficos (el único título que aguanta el tipo es ‘Bruce Lee’, los demás no llegan a la altura visual a la que llegan los títulos de iPhone actualmente), ni de jugabilidad (parecen versiones adaptadas rápidamente y pensadas para ser táctiles, no controlables por botones).

Jugar al ‘FIFA 10’ en el dispositivo y luego hacerlo en un iPhone 4 levanta ampollas en el más pintado. El aspecto gráfico es mejor en el dispositivo de Apple, funciona más fluido y en general parece tener mejor rendimiento. Eso sí, el control funciona mejor (esto va a gustos) en el Xperia Play.

1.jpeg

Con ‘Asphalt 6’ la sensación se agrava todavía más. El juego se ve bastante mejor en el iPhone (habrán tenido más tiempo para desarrollar esa versión) y se controla mejor también con el teléfono de Apple. Imaginad el cruce de cables que se produce cuando resulta que para moverse entre menús se pide usar la pantalla táctil y sólo para jugar usas los controles. Es culpa del título en cuestión, evidentemente. Pero la sensación está ahí y de los desarrolladores depende eliminarla.

¿Será lo suficientemente grande el volumen de ventas como para convencer a los desarrolladores de realizar una versión especialmente adaptada a este cacharro? Eso está por ver, todo dependerá de cómo apoye Sony – Ericsson a los desarrolladores que quieran lanzarse a publicar para este dispositivo.

Por cierto, a modo de curiosidad, lo que menos me ha gustado del teléfono es el sistema operativo. O mejor dicho, la versión de Android adornada por Sony que lleva en memoria. Imaginad lo bien que va que los trabajadores del stand tenían que ir ayudando a uno por uno de los que se animaban a probarlo para enseñarles a lanzar los juegos.

“That’s a tricky part, we know.”
Pues no debería serlo amigo, que os jugáis un pastón como para liarla en una cosa así.

Mañana iré a hablar con Sony directamente para ver qué tipo de facilidades o planes de soporte tienen pensados para el desarrollo en este dispositivo. Por esos planes pasan, en gran medida, las oportunidades de éxito. Ya os contaré, a ver con qué nos sorprenden.

Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

37 comentarios